William Morgan (al frente) habla en una reunión al principio de la Revolución. Detrás, Fidel Castro, sentado entre la audiencia, aplaude. Cortesía Colección de Ramiro Lorenzo   Una de las tantas historias al parecer inverosímiles, pero fascinantes,...