Daniel Ortega secunda a Raúl Castro en el apoyo a Kim Jong-un


Daniel Ortega, el presidente de Nicaragua, llamó este domingo al líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, a “que retome” el camino de su padre, el exmandatario Kim Il-sung, quien, según dijo, buscaba la reunificación y la paz en el territorio coreano.

“Yo quisiera hacer un llamado al presiente Kim Jong-un, que retome ese camino, el camino que venía marcando Kim Il-sung (1912-1994), para la reunificación”, dijo Ortega durante un encuentro en Managua con el ministro de Estado para Asuntos Exteriores de Japón, Kentaro Sonoura.

Minutos antes el representante japonés había solicitado al presidente Ortega el apoyo de Nicaragua respecto a Corea del Norte, precisa EFE.

Tras afirmar que sostuvo conversaciones con Kim Il-sung en una visita a Pyonyang, en la que el líder mostró su interés y “preocupación” por la reunificación de Corea, Ortega reiteró el llamado al presidente norcoreano.

“Que retome el camino del presidente Kim Il-sung, para construir la paz, la estabilidad, la seguridad, el bienestar y el desarrollo en la gran península coreana”, dijo Ortega.

La conversación entre el jefe de Estado y el ministro japonés se dio durante la entrega de la Orden de la Independencia Cultural “Rubén Darío” a la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), por su aporte al desarrollo de Nicaragua.

En los pasados días, el régimen de Kim Jong-un señaló que Raúl Castro lo apoyaba ante las agresiones de EEUU y Corea del Sur.

“En referencia a la actual situación en la península coreana, Raúl Castro Ruz dijo que Cuba transmite su total apoyo al Partido de los Trabajadores de Corea y al pueblo coreano en su justa lucha, y que siempre se alineará junto a ellos en el frente unido antiestadounidense”, indicó un breve texto de la agencia oficial norcoreana KCNA.

Ahora es Ortega quien se suma a este apoyo al régimen de Kim Jong-un.

En las últimas semanas, las tensiones entre Washington y Pyongyang se han acrecentado por el tema armamentístico.

Corea del Norte ha realizado un total de cinco pruebas nucleares desde 2006, las dos últimas en enero y septiembre de 2016.

El régimen de Kim Jong-un siempre ha justificado su programa de armas nucleares como una medida de autoprotección frente a lo que considera una actitud hostil de Washington, a quien acusa repetidamente de realizar ejercicios militares en la península de Corea con el objetivo de invadir el país.