Esto es lo que comen los médicos cubanos en Venezuela


Platos de comida para los médicos cubanos en Venezuela. (FACEBOOK)

Una médico cubana, miembro del grupo de Facebook #NoSomosDesertores #SomosCubanosLibres, publicó varias imágenes con la escasa comida que le suministran a los especialistas cubanos en Venezuela.

“La comida de un colaborador cubano en Venezuela, en espera de sus vacaciones en villa Caribea en Caracas, que vergüenza para (el) mundo con tanto dinero que el gobierno hace con cada uno de nosotros ahí; se los dejo, mis colegas para que cada cual dé su opinión y diga lo que piensa”, escribió la usuaria que reside en Novis, EEUU.

Los comentarios vertidos van desde la estupefacción, la tristeza hasta la ira, en una situación que describen como “esclavitud moderna” en pleno “período especial cubano”.

Algunos usuarios recordaron que sufrieron la misma situación en otros momentos.

“Vergüenza da que a personas que están salvando vidas le den semejante mierda de comida, pero también da vergüenza que aún muchos se caen de nalgas defendiendo un sistema que los tiene esclavizados y en la miseria para toda la vida”, escribió un participante en el debate.

Otra comentarista criticó la “pésima logística” alrededor de las misiones del Gobierno en Venezuela. “Si no tienes dinero en el aeropuerto te mueres de hambre… mi último viaje fue catastrófico, más de seis horas tirados en una carpa esperando saber si podíamos ir para Cuba, y cuando regresé más de 10 días a base de sardina y espaguetis, nada que eso es como estar en una guerra”, criticó.

Varios usuarios coincidieron en que “vergüenza debería darle a los dos gobiernos”, en referencia a Caracas y La Habana.

NR comentó: “A mí se me metió una cucaracha en un oído en la barraca de Zulia y me dijeron que esperara llegar a Cuba porque no había otorrino ni ambulancias. Después de tres días ya tenía 37 grados de temp y después de mentarle la madre a todo el mundo apareció ambulancia y un clínico. Es una misión suicida buena para explotarnos y aplastar nuestro futuro”.

“Eso es para que vean cuán queridos son en Venezuela y el respeto que siente la Jefatura de la Misión Médica Cubana por sus colaboradores”, condenó otro forista.

Una venezolana que participó dio por válidos los comentarios.

“Estuve en el país hace 15 días y de verdad que mi país está en una profunda crisis, que mis ojos vieron gente comer de la basura y mi pueblo muriendo de hambre, personas desnutridas mil cosas para contar, entre unas 14 a 18 horas sin luz, nunca había visto esto en mi patria y la mayor parte del pueblo joven emigró, solo se ven gente mayor“, escribió.

El sitio en Facebook #NoSomosDesertores #SomosCubanosLibres, que tiene 13.650 miembros, la mayoría cubanos que abandonaron las misiones del régimen, reclaman el cese del castigo que les impide la entrada al país por ocho años. Actualmente están desplegando una campaña en redes por la unidad familiar.

Allí, una mezcla de testimonios con documentos subidos por sus miembros ha particularizado la experiencia traumática que significa servir en estas misiones.

Médicos cubanos trabajaban en 62 países al cierre de 2016, en 35 de los cuales el Gobierno cobró por sus servicios, según estadísticas oficiales.

El Anuario Estadístico de Salud 2016, publicado por el sitio oficial especializado Infomed, no registra la cantidad de profesionales que intervienen en esas misiones, pero según el Ministerio de Salud, a mediados de 2015 eran más de 50.000, la mitad de ellos médicos.

Aparte de Venezuela y Brasil, los mercados más importantes, los médicos cubanos están en países como Qatar, Kuwait, China, Argelia, Arabia Saudita y Sudáfrica.

Los profesionales de la Salud cubanos que trabajan en el exterior suelen encontrarse en condiciones de semiesclavitud. Muchas veces tienen restringida la libertad de movimiento.

El Gobierno cubano se queda con hasta el 75% de los salarios que pagan los países de destino por los profesionales de la Isla. No obstante, la participación en estos programas es un alivio para los médicos, cuyo salario en Cuba no supera los 70 dólares al mes.