Fabricio Alvarado justifica decisión de no dejar hablar a sus diputados electos


Fabricio Alvarado (der.) exhibió este miércoles el apoyo del diputado Mario Redondo, de Alianza Demócrata Cristiana. FOTO: Gesline Anrango

Fabricio Alvarado, el candidato presidencial ganador de la primera ronda electoral con el Partido Restauración Nacional (PRN), confirmó y justificó la decisión de su partido de impedirles a sus diputados electos aceptar entrevistas con los medios de comunicación.

Alvarado alegó este miércoles, durante una conferencia de prensa conjunta con el diputado Mario Redondo (quien le dio la adhesión), que la medida se tomó antes de las elecciones del domingo y no después de que algunos de los futuros diputados ofrecieran entrevistas a la prensa a principios de esta semana.

El 25 de enero, en el debate de Diario Extra, Fabricio Alvarado dijo que él, como periodista, sería defensor de la libertad de expresión y de prensa en un eventual gobierno suyo.

Ahora, no obstante, defiende la prohibición y dice que no se debe a falta de capacidad de los miembros de su futura bancada, que se compondrá de 14 legisladores.

“(Los diputados electos) son del pueblo, con diferentes características, gente que yo creo muy capaz y que van a hacer una muy buena labor, y que el partido les va a dar el acompañamiento también. Lo que hicimos fue que, mientras pasan los primeros días y nos ponemos de acuerdo sobre cómo se va a manejar la fracción, en algunas líneas sobre temas específicos y cuál será la posición del partido sobre esos temas en particular, nos pareció importante pedirles esperar a que nos reunamos como fracción para que ellos conozcan el teje y maneje que se da”, alegó.

Alvarado justificó la decisión de poner una barrera de silencio entre sus futuros diputados y la prensa en que algunos de ellos no están acostumbrados a lidiar con los medios de comunicación.

“Es importante que nosotros les ayudemos. Algunos no tienen la costumbre, por decirlo así, de manejarse con los medios de comunicación y, por eso, es importante que nosotros les ayudemos”, dijo.

Alvarado dejó ver su malestar con el tratamiento que la prensa le ha dado a los miembros de la futura bancada de Restauración e insistió en que sí lleva gente preparada para el próximo periodo constitucional 2018-2022.

“En los medios de comunicación ha salido una de las diputadas de Puntarenas, Carmen Chang, como que su oficio no se conoce, y ella es arquitecta profesional. Además, tiene un puesto importante en la Federación de Municipalidades de Puntarenas y conoce al dedillo los problemas de la provincia. Otro de los casos es Harllan Hoepelman, quien ha hecho un trabajo impresionante con jóvenes en Alajuelita y que va a ser un bastión de nuestra fracción con la juventud. Son gente del pueblo y el pueblo los eligió y por supuesto que vamos a respaldar su trabajo”, zanjó.

De inmediato rechazó que la decisión de alejar a los nuevos parlamentarios de los micrófonos y las grabadoras la tomaran las autoridades de Restauración Nacional por falta de conocimiento de los nuevos legisladores sobre la agenda del partido.

“La tenemos clarísima (la agenda del partido) y eso es lo que queremos darles a conocer a ellos, que conozcan con más detalle el trabajo que se ha estado haciendo, en qué condiciones dejo yo el trabajo de la fracción parlamentaria y que conozcan cuáles son los proyectos que están ahí todavía en camino, que fueron presentados y que queremos que se les dé seguimiento”, justificó.

Alvarado, quien obtuvo casi el 25% de los votos emitidos durante las elecciones del 4 de febrero, argumentó que varios de sus diputados electos violaron la disposición del partido de que no conversaran con los medios de comunicación porque “de pronto quisieron no quedar mal con la prensa”.

El candidato mañana renunciará a la curul que hasta ahora ha ocupado en el Congreso por Restauración Nacional para dedicarse de lleno a la campaña rumbo a la segunda ronda contra Carlos Alvarado, de Acción Ciudadana (PAC),

Redondo ataca al PAC

La conferencia de prensa de este miércoles la convocó el movimiento de Alvarado para dar a conocer la adhesión del diputado y excandidato presidencial de Alianza Demócrata Cristiana (ADC), Mario Redondo.

El candidato dijo que la adhesión no implica que Redondo vaya a ocupar un puesto en particular durante un eventual gobierno suyo a partir del 8 de mayo, a pesar de que en horas previas a la cita se mencionó como una posibilidad que el congresista es un fuerte aspirante al Ministerio de la Presidencia o al de Planificación, aunque dijo que sí quiere contar con él en su equipo de Gobierno.

Al justificar su llegada a la campaña de Alvarado, el parlamentario Redondo atacó con fuerza la gestión fiscal del gobierno del presidente Luis Guillermo Solís y dijo que el candidato de Restauración sí garantiza un verdadero cambio al país, y no como el que prometió Solís durante la campaña del 2014 que, según él, no se concretó.

“Ese cambio que fue ofrecido hace 4 años por el PAC nunca llegó, o al menos nunca llegó en positivo. Por el contrario, el PAC nos entrega un gobierno con un déficit fiscal gravísimo, con récord en materia de criminalidad, con el peor caso de corrupción en la historia, y eso demuestra que desaprovecharon la oportunidad de generar el cambio que los costarricenses estamos esperando. De ahí que, en ese anhelo de un verdadero cambio en la política de este país, yo creo que Fabricio Alvarado es la persona que puede llevar adelante esas transformaciones“, consideró.

Redondo opinó que la personalidad de Fabricio Alvarado reúne las condiciones para que se consolide un acuerdo nacional que ve como imprescindible entre los partidos políticos en el momento actual.

“Se requiere de alguien que tenga humildad, que haya tenido un buen trato con todos los actores, es muy difícil que actores que han pateado a los demás partidos por varios años, de un momento a otro vengan a convertirse en los articuladores de un acuerdo nacional. Don Fabricio no ha sido de esos”, agregó.

Redondo dijo que Alvarado coincide con él en que el problema del déficit fiscal, que sobrepasó los ¢2 billones en diciembre del 2017, es de urgente abordaje.

Pese a esa preocupación que alega Redondo, Alvarado casi no tocó el tema durante la primera ronda, pues su caballo de batalla fue atacar la resolución de la Corte Internacional de Derechos Humanos que abrió la puerta a la legalización del matrimonio igualitario en Costa Rica.