Félix Seijas: Oposición puede perder las presidenciales si la base se abstiene de votar


 Si los electores opositores al gobierno se siguen absteniendo de votar como lo han hecho en los tres últimos procesos, pueden perder las presidenciales de 2018 en Venezuela.

Félix Seijas, presidente de la encuestadora Delphos explicó a Vanessa Davies en una entrevista para Contrapunto que “a mayor abstención opositora, más posibilidades de victoria del oficialismo”.

Según Delphos, 19% de los encuestados afirman que el presidente Maduro es el principal problema del país, y 65% considera que tanto el mandatario como su sistema de gobierno son los primeros responsables de la crisis. Por otra parte, hay 10% que cree que hay guerra económica y piensa que una página web “puede tumbar la economía del país”.

Si las elecciones se llevan a cabo hoy, cualquier candidato de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) gana las elecciones presidenciales con 52,8% y cualquier candidato del PSUV pierde con 27,7%. Sin embargo,  los pronósticos de Seijas aseguran que si 45% de la oposición se abstiene, la votación de la MUD baja a 51,2% y la del PSUV puede subir a 48,8%. Y así, sucesivamente.

Para 82% de la población la situación del país es negativa; de ese porcentaje, 50% la considera muy mala. Solo una minoría, 4,9%, piensa que con Maduro se vive mejor que con Chávez, citó el encuestador.

Todo depende de la abstención de la oposición

Félix Seijas participó, el pasado jueves 14 de diciembre, en el foro-desayuno para periodistas “¿Es posible una transición política en 2018?”, organizado por el Centro de Estudios Políticos de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB). En este espacio, detalló que el apoyo a la oposición está bajando, mientras el respaldo al Gobierno puede considerarse bajo aunque “bastante estable”.

Los números dicen que, hoy día, cualquier candidato de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) gana las elecciones presidenciales con 52,8% y cualquier candidato del PSUV pierde con 27,7%. En un escenario polarizado, en el cual el chavismo se atrinchera, la MUD llegaría a 65,6% de la votación, que equivale a 10,5 millones de votos, y el PSUV subiría a 34,4%, para unos 5,5 millones de votos.

Pero… y aquí comenzaron los pronósticos de Seijas que encendieron las alarmas de quienes simpatizan con la oposición o anhelan un cambio de gobierno. Si 45% de la oposición se abstiene, dijo el encuestador, la votación de la MUD baja a 51,2% y la del PSUV puede subir a 48,8%. Y así sucesivamente.

La oposición “puede perder la elección presidencial” si la base opositora se sigue absteniendo, advirtió. Por eso, su recomendación es que los dirigentes de oposición deben animar “muchísimo a la gente” que hoy está desmotivada.

Hasta el chavismo piensa que el país está mal

Para 82% de la población la situación del país es negativa; de ese porcentaje, 50% la considera muy mala. “Hay chavistas, bastantes” que piensan que Venezuela está mal, explicó Seijas.

En partes casi iguales se reparte el porcentaje de venezolanos que piensa que antes de Chávez se vivía mejor o que también se vivía bien con Chávez como presidente. Solo una minoría, 4,9%, piensa que con Maduro se vive mejor, citó el encuestador.

Visto así, sin tomar en consideración otros factores, el mandatario nacional “la tiene bastante difícil” para ganar las elecciones presidenciales, comentó Seijas, pero ahí entra en juego el estado de ánimo de la gente y cómo eso se traduce en abstención el día de las elecciones.

De acuerdo con Delphos, la esperanza está presente en 26,5% y la molestia en 24,8%. La desilusión embarga a 23,7%, la tristeza a 9,7% y la depresión a 9,1%. Lo que menos hay es felicidad: apenas 3,6% de los venezolanos, señaló.

El chavismo se sustenta en la esperanza: no está contento ni feliz porque sabe que las cosas están mal; los opositores se debaten entre la molestia y la desilusión. “Pocos son felices”, destacó.

Si 42,5% de los venezolanos están desilusionados, tristes o deprimidos no se movilizarán, enfatizó el analista. Incluso, los estudios de Delphos muestran que la mitad de los ciudadanos opositores cree que Maduro saldrá por una intervención internacional y no por elecciones.