Gobierno de Ecuador lanza ofensiva diplomática contra Bolivia y Venezuela por respaldo a Correa


El Ejecutivo liderado por el Presidente Lenin Moreno llamó a consultas a su embajador en La Paz y suspendió el viaje de su nuevo representante a Caracas a raíz de que los mandatarios de esos países criticaran la orden de prisión contra el político que está radicado en Bélgica.

Quito llamó “a consultas al embajador ecuatoriano en Bolivia y hemos suspendido el viaje del nuevo embajador de Ecuador designado a Venezuela”, dijo el canciller José Valencia en rueda de prensa en la casa de gobierno.

Indicó además que presentó “notas formales de protesta (ante La Paz y Caracas) y hemos convocado a sus embajadores en nuestro país para que expliquen la postura de sus gobiernos con respecto a la problemática interna” de Ecuador.

“Lamentamos profundamente las aseveraciones de algunos mandatarios en torno a este hecho y el intento de campaña de desprestigio contra la institucionalidad democrática del Ecuador”, expresó.

La justicia ecuatoriana dictó el martes orden de prisión preventiva contra Correa, a quien la Fiscalía indaga por los supuestos delitos de asociación ilícita y secuestro de un político opositor.

También activó una circular roja para que la Interpol ubique, con fines de extradición, a Correa, quien vive en Bélgica y es acusado por el exdiputado suplente Fernando Balda de ordenar su fugaz secuestro en Colombia en 2012.

Desde que dejó el poder, Correa ha protagonizado una fuerte confrontación con su sucesor y exvicepresidente Lenín Moreno, llegando incluso a causar la división entre “correistas” y “morenistas” del movimiento Alianza País que lo llevó a la presidencia.

El Mandatario Evo Morales dijo por Twitter que “rechazamos” la orden de prisión contra Correa y denunció una “politización de la justicia ecuatoriana e injerencia de #EEUU en intención de encarcelar a un inocente”.

Entretanto, el gobernante Nicolás Maduro pidió por esa misma red social un “cese a la persecución contra los líderes auténticos de nuestra América” y se solidarizó con Correa, estrecho aliado de Venezuela y Bolivia en su gobierno (2007-2017).

“Exigimos como gobierno democrático el respeto de gobiernos vecinos a nuestra división de poderes y al trabajo que el poder judicial está realizando en el Ecuador”, dijo Valencia.

“Vemos por tanto con inquietud los pronunciamientos de los presidentes de Bolivia y Venezuela en relación a la orden de prisión dictada por la justicia” contra Correa, enfatizó.

Juan Sebastián Roldán, secretario particular de Moreno, defendió que “desde el primer día de nuestro gobierno ni encubrimos ni perseguimos a nadie. Todas las instituciones del Estado deben actuar con probidad y con el más absoluto apego a la ley”, añadió.

Correa denunció un “complot” del gobierno de Moreno en su contra. “Él está detrás de todo esto, de la judicialización de la política”, declaró a la AFP el miércoles en Bruselas.