Homenaje a Stéphane Audran (y al “Festín de Babette)


Cuando en todo el mundo se celebran los 30 años de una gran película, “El Festín de Babette”, hace pocos días ha fallecido su excelsa protagonista, la actriz francesa Stéphane Audran. 

Lo hemos dicho otras veces: el cine galo no es segundo de ningún otro en su capacidad de producir grandes actrices; Audran es una de ellas. 

Una de las musas de Claude Chabrol (su segundo marido; el primero fue el actor Jean Louis Trintignant), también trabajó con otros grandes directores, como Eric Rohmer (“Signe du Lion”), Bertrand Tavernier (“Coup de Touchon”), Jacques Becker (“Los amantes de Montparnasse”), Jean Delannoy (“La Peau de Torpedo”), Luis Buñuel (“El Discreto encanto de la burguesía”),  o Samuel Fuller (“The Big Red One“). 

Con Chabrol, destacan “Les Cousins” (1959), “La Femme Infidèle” (1968), “Les Biches” (1968), “Le Boucher” (1970), “Juste Avant La Nuit” (1971) y “Violette Nozière” (1978). 

Pero sobre todo queremos recordarla en su papel de la misteriosa francesa que llega a las costas danesas huyendo de la Guerra Franco-Prusiana, y que protagoniza esa joya del cine que es “El Festín de Babette“, dirigida por Gabriel Axel, basada en un cuento de Karen Blixen. Un auténtico y sincero homenaje a la gastronomía -casi un tercio del filme está dedicado a mostrarnos uno de los menús más fantásticos de la historia cinematográfica-. 

“En el Cielo serás la gran artista que Dios quería que fueras. ¡Cómo deleitarás a los ángeles!”, le dice Phillipa a Babette al final del festín. (No por nada, es al parecer la película favorita del papa Francisco). 

Enlace a la nota en “Días de Cine”: 

Stephane Audran