La participación en las ‘elecciones’ habría sido casi ocho puntos menor que la de 2013


Un 82,9% de los electores acudió a votar en los “comicios” celebrados este 11 de marzo para refrendar a los diputados de la Asamblea Nacional de Poder Popular y las asambleas provinciales, una participación casi ocho puntos (7,98) más baja que la registrada en 2013 (90,88%).

La Comisión Nacional Electoral (CNE) dijo este lunes en un recuento preliminar de votos que el 5,6% de los votantes anularon la boleta o la dejaron en blanco, para una validez del 94,4%, según los datos preliminares recogidos por el diario oficial Granma.

“Los números no son aún definitivos, los resultados finales se informarán posteriormente”, aclaró el CNE.

De acuerdo con el CNE, de los 8.926.575 electores votaron 7.399.891 (82,90%) y no votaron más de un millón de cubanos (1.526.684).

Las boletas anuladas alcanzaron el 1,26%, mientras en blanco quedaron el 4,32%.

La asistencia a las urnas el pasado domingo fue casi ocho puntos más baja que en 2013 y la de 2013 ya había sido seis puntos más baja que la de 2008 (96,8%).

En Cuba, donde el único partido legal es el comunista, es habitual la alta participación en los llamados “procesos electorales”, donde este año el régimen impidió la nominación de candidatos opositores.

La participación en las votaciones es en principio voluntaria, pero las llamadas “organizaciones de masas”, como los Comités de Defensa de la Revolución, suelen visitar en sus casas a los electores y presionarles para que vayan a sufragar.

Más de ocho millones de cubanos estaban llamados este domingo a participar en el simulacro electoral del régimen que terminará con el traspaso de poder dentro del castrismo.

En la práctica, debían ratificar a los candidatos a diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular, ya que concurrían 605 aspirantes para igual número de escaños. También debían votar 1.265 delgados provinciales.

La Asamblea Nacional se instalará el próximo 19 de abril, cuando debe “elegir” al Consejo de Estado y al sucesor de Raúl Castro.