Loreena McKennitt y su amor por lo celta


 

MckennittMOS_468x384 Loreena McKennitt (nacida en MordenManitoba el 17 de febrero de 1957) es una cantante, reconocida intérprete en el universo de la música celta. Toca piano y arpa. Ha editado 16 álbumes (cuatro en directo: Live in San FranciscoLive in Paris and TorontoNights from the Alhambra y From Istanbul to Athens -uno de los dos discos que componen A Mediterranean Odissey-; trece millones de ejemplares han sido vendidos en todo el mundo).

Después de pasar la adolescencia en Morden, McKennitt soñaba con viajar a otras latitudes. Conoció el boom de la música folk celta en un club folk de Winnipeg. “El primer paso fue la música celta. Su sonido me atraía de forma casi instintiva, y se convirtió en el vehículo para conocer la historia de una manera que jamás había soñado“, recuerda. 

Uno de los momentos clave de la evolución de McKennitt tiene lugar en Venecia (Italia) en 1991, en la mayor exposición que se haya celebrado de colecciones internacionales de artefactos celtas. “Hasta que fui a esa exposición yo creía que los celtas eran gente que provenían de Irlanda, Escocia, Gales y Bretaña”, recuerda McKennitt. Al ver la increíble riqueza y variedad a través de los siglos del arte celta recopilado en lugares tan diversos como Hungría, Ucrania, España y Asia Menor, recuerda, “Me sentí entusiasmada. Era como pensar que en tu familia solo existen tus padres y hermanos, y luego te das cuenta de que hay todo un pedazo de historia que es una extensión de lo que tú eres”.

Esa epifanía transformó la música de McKennitt.

El sonido primitivo del tambor con el que se abría su siguiente disco “The Visit” (1992) anunciaba una nueva dirección, una dirección confirmada con las interpretaciones de adaptaciones de letras de  Shakespeare y Tennyson, y con su versión de la balada supuestamente compuesta por Enrique VIII, “Greensleeves”.

Este proceso floreció espectacularmente en The Mask And Mirror (1994). La nueva parada en el camino de McKennitt era Galicia, la parte celta de España y, a continuación, la España del siglo XV cuando las culturas judía, islámica y cristiana se mezclaron durante una época de profunda influencia sobre la evolución de la cultura occidental.

Cuando McKennitt decidió que era el momento adecuado para acercarse a la industria discográfica multinacional, firmó un contrato muy especial con el grupo Warner a nivel mundial. Ese es un trato que ha sido de lo más fructífero ya que sus discos se han vendido por millones en más de cuarenta países. A partir de “The Visit”, Warner ha distribuido su trabajo, mientras ella sigue controlando todos los aspectos de la creación y la promoción.

Oigámosla en concierto (en el Palacio de Carlos V, en la Alhambra, Granada), con ‘The Mummer’s Dance”. (Conviene recordar que el título hace alusión a los “Mummers Plays” -conocidos también como “mummering”-, que eran grupos de cantantes y actores que iban de casa en casa, con disfraces diversos, cantando y bailando música folklórica. Su origen es medieval, y surgieron en las Islas Británicas):

220px-Mummers02

(Parte de la información sobre Loreena McKennitt ha sido tomada del blog sobre música celta “http://perso.wanadoo.es/”. Muchas gracias.)