Los niños sí saben lo que es “fair play”


Y lo practican…

En un juego reciente de benjamines del Real Madrid, contra similares del Sevilla F.C., los madridistas anotan un gol sin percatarse de que el portero sevillano estaba lesionado. Luego del desconcierto inicial, y viendo que el gol era válido (ya que el árbitro no había detenido el juego aún), en la reanudación los pequeños jugadores blancos se quedaron parados, permitiendo así que sus rivales anotaran un gol.

Hermoso y loable gesto.