Manifiesto a la Nación


MANIFIESTO A LA NACIÓN

Nosotros, miembros de la sociedad política y de la sociedad civil de Nicaragua, opositores a la dictadura de Daniel Ortega, profundamente preocupados por el porvenir de la patria, el bienestar de nuestro pueblo, la democracia, las libertades conculcadas, la violación sistemática a los derechos humanos, la corrupción, la represión, la tortura, los desaparecidos, los presos políticos, la impunidad y por los asesinatos a nuestra juventud, APOYAMOS EL CLAMOR GENERALIZADO QUE EXIGE LA SALIDA DEL DICTADOR.

Respaldamos y saludamos con respeto y admiración, al movimiento surgido el 19 de Abril, y a la Coalición Universitaria, organizaciones que han vanguardizado la lucha contra la criminal represión, ordenada por el régimen, y ejecutada despiadadamente por sus esbirros de la policía, los paramilitares y la llamada juventud sandinista.

Apoyamos al movimiento campesino anti canal en la defensa de sus tierras y la soberanía nacional. Reconocemos y respaldamos de manera especial al pueblo de Monimbó, por su invencible espíritu de lucha, y su rol histórico a favor de las libertades, y en contra de todo tipo de dictadura.

Nos enorgullecemos de ser nicaragüenses, por la valiente y solidaria participación demostrada por nuestro pueblo, en el decidido soporte que han prestado a esta causa legítima y justa en contra de esta oprobiosa dictadura.

Nuestro reconocimiento a los Obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, que con la mejor buena voluntad ya habían solicitado el 21 de Mayo de 2014, en su documento llamado “En Búsqueda de Nuevos Horizontes”, un diálogo con el gobierno, documento al cual el régimen nunca respondió. Hoy, ante esta grave crisis, la dictadura llamó a la Conferencia Episcopal, para que fueran mediadores y testigos del denominado diálogo, cuya piedra angular es la salida de la dictadura, como primer paso para una transición democrática.

La investigación dirigida por ex policías represores como la Fiscal Ana Julia Guido, ex miembro de la Dirección General de la Seguridad del Estado, para investigar las muertes de los jóvenes que ellos mismos asesinaron, es una farsa para debilitar la demanda de una auténtica Comisión de la Verdad que exige el pueblo. A su incondicional y sumisa Asamblea Nacional y a las instancias de Derechos Humanos afines, Ortega ordenó mascaradas de investigación pervertidas de antemano.

Reconocemos y confiamos en las investigaciones preliminares realizadas en estos días en Nicaragua, por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH, para verificar in situ las sistemáticas violaciones, a los derechos humanos, la represión, los crímenes y delitos de lesa humanidad ejecutados por la dictadura.

Las organizaciones que respaldamos este manifiesto sostenemos que el régimen no tiene ninguna legitimidad, ni legalidad de origen, ni autoridad moral y ética para gobernar Nicaragua. Por tanto, deben ser removidos de los cargos que usurpan, al igual que las autoridades superiores de los demás poderes del Estado.

 

Por todo lo anterior, demandamos:

1.- Que cese la represión contra el pueblo en forma indefinida y se realicen investigaciones con la asistencia de organismos internacionales de los Derechos Humanos, OEA y Naciones Unidas ONU, especialmente a todos los mandos y oficiales de la policía involucrados con la represión, las torturas y otros crímenes de lesa humanidad contra el pueblo de Nicaragua.

2.- Que el Ejército, a fin de que la salida del dictador sea menos cruenta, apoye las aspiraciones democráticas del pueblo, y no los desquiciados intereses de una tiranía agonizante.

3.- Que se conforme una JUNTA PATRIÓTICA PROVISIONAL DE GOBIERNO, para que se encargue de efectuar los profundos cambios que se necesitan, a fin de lograr establecer la República democrática que los nicaragüenses hemos anhelado.

4.-Que la JUNTA PATRIÓTICA PROVISIONAL DE GOBIERNO disuelva el aparato estatal de la dictadura orteguista, y apruebe una nueva ley electoral que garantice elecciones libres y transparentes, para elegir una Asamblea Nacional Constituyente dentro del proceso de elecciones generales, para lo cual es imprescindible:

a).- Constituir un nuevo organismo electoral, integrado por no más de tres personas independientes, idóneas y sin afiliación política ni compromisos partidarios.

b).- Libre participación de partidos y alianzas políticas en los comicios.

c).- Observación nacional e internacional del proceso electoral.

5.- Seguidamente a la toma de posesión de la JUNTA PATRIÓTICA PROVISIONAL DE GOBIERNO, consideramos se debe iniciar la organización de un proceso de elecciones generales libres, que concluya a más tardar ocho meses después de la toma de posesión de la JUNTA anteriormente mencionada.

6.- Respaldamos las diferentes expresiones e iniciativas de protesta, movilización, resistencia y lucha cívica contra el sanguinario régimen Ortega Murillo.

7.- Para que el triunfo de la vanguardia estudiantil sea el inicio de la democracia, se debe establecer y organizar de forma inmediata un Consejo Nacional por la Democracia, CND, integrado por estudiantes, campesinos y personas representativas de las fuerzas auténticamente opositoras y de la Sociedad Civil, con el fin de trabajar en los aspectos programáticos de la Nicaragua que aspiramos.

8.- Posterior a la instalación de la JUNTA PATRIÓTICA PROVISIONAL DE GOBIERNO, creemos que deberá instalarse como órgano consultivo una Asamblea Nacional por la Democracia, AND, representada por los diferentes sectores que han luchado contra la dictadura.

Como sostenemos en este Manifiesto, la salida de la dictadura y la formación de LA JUNTA PATRIÓTICA PROVISIONAL DE GOBIERNO son condiciones indispensables para establecer un verdadero Estado de Derecho, juzgar los crímenes y la corrupción de este régimen genocida, y lograr mediante el establecimiento de un nuevo orden, la necesaria estabilidad política para avanzar en el desarrollo integral de la Nación.

En el marco del concierto de las naciones democráticas y en aras de la Paz, consideramos urgente la presencia Internacional por razones humanitarias de la Organización de las Naciones Unidas, ONU y de la Organización de Estados Americanos, OEA, con el fin de salvaguardar la vida, la integridad, las libertades y los derechos humanos de los nicaragüenses y evitar mayor derramamiento de sangre y crímenes contra la población de Nicaragua.

El futuro de la nueva Nicaragua comenzó el 19 de Abril, y debemos comenzar a construir ese futuro ya. Las distintas manifestaciones de miles de personas en todo el país, han sido un auténtico plebiscito que clama por salir de esta tiranía y reconstruir nuestra Nación, económica, política, social y moralmente, con el entusiasmo, el talento, la experiencia y la honestidad de muchos nicaragüenses, que son la verdadera alternativa al régimen dictatorial.

¡ DEMOCRACIA EN MARCHA !

Managua, 21 de Mayo de 2018.

Movimiento de Acción por la República, MAR.

Partido Acción Ciudadana, PAC.
Voluntad Humanista Social Cristiana, VHSC.
Fuerza Democrática Nicaragüense, FDN.
Partido Unidad Republicana, PUR.
Gran Alianza Nacional Republicana, GANAR.
Movimiento de Unidad Nacional. Resistencia Nicaragüense, MUN-RN. Movimiento de Ex Militares 4 de Mayo.
Movimiento por la Revolución Social.
Ruta por la Democracia.

Movimiento Indígena de Monimbó 19 de Abril. Asociación de Periodistas de Nicaragua, APN. Agrupación de Ciudadanos y Abogados Democráticos. Alianza Republicana Nacional. ARENA.

Frente Unido Democrático, FUD.