María Elisa Flushing: Ópera en lugares inesperados


 

Una de las melodías clásicas que más aparece en las bandas sonoras de películas, televisión y publicidad es el Dueto de las Flores de la ópera Lakmé.

La ópera, compuesta por el francés Léo Delibes, se estrenó en Paris en 1883 y está ambientada en la India del siglo XIX. En ella se narra la historia de amor imposible entre un oficial inglés y una princesa nativa, Lakmé, hija de un sacerdote que odia a los invasores que han convertido a la India en una colonia británica. No tiene un final feliz: el oficial inglés debe irse para cumplir con su deber y Lakmé, ante la imposibilidad de estar con su amado, decide envenenarse.

En la obra hay muchos pasajes de coloratura que destacan por su extrema dificultad técnica. Uno de ellos, el Dueto de las Flores, es probablemente el más bello que existe entre una soprano y una mezzosoprano. En él, Lakmé, acompañada por su sirvienta, Malika, recoge flores a la orilla de un río poco antes de conocer a quien será su amado:

“Bajo la bóveda frondosa, donde el blanco jazmín se entrelaza a la rosa. En la ribera florecida que sonríe a la mañana, deslicémonos suavemente en sus cautivadoras aguas”.

 

Dos grandes divas, Anna Netrebko (soprano) como la princesa Lakmé y Elina Garanca (mezzosoprano) en el papel de Malika, interpretan el famoso dueto:

 

La suavidad, serenidad y dulzura del Dueto de la Flores acompaña magistralmente el dramatismo y la violencia de la escena de los sicilianos, protagonizada por Christopher Walken y Dennis Hopper, en la película Amor a Quemarropa (True Romance):

 

 

Otra escena memorable la protagoniza Al Pacino en la película Atrapado por su pasado (Carlito´s Way). A partir de 1′ 50” puede oírse el dueto:

 

 

Y una adaptación del dueto logró una de las más exitosas piezas de publicidad de British Airways, en 1989:

 

 

Porque aunque no conozca la ópera o no le guste, siempre la encontrará en lugares inesperados.