Milos Forman (1932-2018)


 

“Un hombre siempre debe soñar con ir más allá de sus límites”

Milos Forman

Su infancia no pudo ser más traumática. Leemos en su página web lo siguiente: “Milos Forman nació en el año 1932 en Cáslav, una pequeña ciudad de Bohemia central. Era el menor de los tres hijos de un matrimonio de maestros. A los ocho años se quedó sin su padre que fue detenido por la Gestapo durante la ocupación nazi, acusado de ser miembro de la resistencia. Poco después, fue arrestada su madre, denunciada a su vez por Havránek, un tendero local, que también había sido detenido por la Gestapo. Havránek no había anunciado a su debido tiempo a las autoridades alemanas la aparición en sus ventanas de folletos con propaganda en contra del Imperio Alemán. Cuando le sometieron al interrogatorio, éste mencionó los nombres de doce mujeres de Cáslav, que fueron detenidas inmediatamente. Entre ellas estaba la señora Forman”. Ella murió en Auschwitz. 

A partir de allí vivirá con familiares y luego de la conflagración en un internado para huérfanos de la guerra. Su vocación la descubrirá desde niño: gracias a su hermano Pavel -durante la guerra trabajó de pintor en una compañía de teatro ambulante-. Desde entonces sus pasos lo llevaron a estudiar cinematografía en Praga. El nombre de Milos Forman se halla inevitablemente ligado al conocido como Nuevo Cine Checo de la década de los 60 del siglo pasado, una corriente cinematográfica que tuvo a creadores como Jirí Menzel, Vera Chytilova o Ivan Passer. Pero su mayor fama la logró luego de su llegada a los Estados Unidos -residió allí desde mediados de los setenta-.

Leemos en elcultural.com: “sus películas siempre están protagonizadas por personajes proscritos sociales y rebeldes “anti-establishment”, que hoy se consideran “políticamente incorrectos”. “Tengo un enorme respeto por los rebeldes porque viví demasiado tiempo bajo el nazismo y el comunismo, tiempos en que soñábamos con convertirnos en revolucionarios, pero no nos atrevimos. Así que, proyecto mis sueños en mi trabajo haciendo películas sobre rebeldes”.

En 1975 logra su primer gran éxito, una película inolvidable para los miembros de mi generación:  “Alguien voló sobre el nido del cuco”.  Protagonizada por Jack Nicholson y Louise Fletcher y basada en la novela de Ken Kesey, logró alzarse con los cinco Óscar principales de ese año, siendo la primera película en hacerlo desde 1934. Gracias a ella, Forman es uno entre 9 directores en haber ganado el Oscar, el Globo de Oro, el BAFTA y el Premio del Gremio de Directores (Director’s Guild Award) por la misma película. ¿Los otros? Mike Nichols por El graduado (1967), Richard Attenborough por Gandhi (1982), Oliver Stone por Platoon (1986), Steven Spielberg por La lista de Schindler (1993), Ang Lee por El secreto de la montaña (2005)  Danny Boyle por Slumdog Millionaire (2008), Alfonso Cuarón por Gravity (2013), y Alejandro G. Iñárritu por El renacido (2015).

Veamos un trailer de “Alguien voló sobre el nido del cuco”:

 

Forman obtuvo un segundo Oscar a Mejor Director por “Amadeus”; se le considera un gran director de actores, ya que dirigió a 8 nominados al Oscar en sus filmes: Jack NicholsonLouise FletcherBrad Dourif,Howard E. Rollins Jr.Elizabeth McGovernF. Murray AbrahamTom Hulce y Woody Harrelson. Nicholson, Fletcher y Abraham ganaron el Oscar por sus actuaciones.

Según la revista “Sight and Sound”, sus diez películas favoritas son: Luces de la ciudad (1931)Ciudadano Kane (1941), Los niños del paraíso (1945), Milagro en Milán (1951), Gigante (1956), El padrino (1972), Amarcord (1973), American Graffiti (1973), El cazador (1978) y Toro salvaje (1980).

Veamos ahora el enlace al homenaje del programa “Días de Cine” (TVE):

MILOS FORMAN