Nathan Novik: Un Editorial de El País  y las acciones de Hamas en la frontera de Gaza


Imagen relacionada

Militantes de Hamas

El editorial de El País de España del 4 de abril  señalaba textualmente: 

“La seguridad de Israel no puede justificar el empleo de fuerza letal contra manifestantes y la muerte de 18 personas. Desde que el pasado viernes varios miles de manifestantes marcharan ante el límite de la Franja de Gaza, han fallecido 18 palestinos por fuego del Ejército israelí. Se trata del mayor número de civiles palestinos muertos en Gaza por acción israelí desde 2014. Los manifestantes reivindicaban el derecho al retorno de los refugiados palestinos a los territorios —actualmente en Israel— de los que ellos, o sus ascendientes, fueron expulsados en la guerra de 1948.”  Y agregaba: “El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha justificado la acción de sus soldados en el derecho de Israel a salvaguardar la integridad de sus fronteras. Nadie pone en duda esta premisa pero lo que sí resulta más que cuestionable es la utilización de fuerza letal contra civiles desarmados en vez de recurrir primero a tecnología no mortífera —de la que Israel dispone— para impedir el avance de una masa de manifestantes. La seguridad de Israel, reconocida internacionalmente, no puede justificar el uso desproporcionado e injustificado de la fuerza.”

Mi comentario:

Esta es la “postura”  típica del “doble estándar ideológico”: ¿Por qué este editorial no señala que Israel años atrás y de manera voluntaria entregó la franja de Gaza a los palestinos como  gesto de buena voluntad? ¿Que  luego de una tremenda guerra civil entre palestinos allí en Gaza,  donde murieron mayor cantidad de palestinos que en toda la guerra que mantienen contra Israel,   triunfó la organización fanática terrorista de Hamas cuyos estatutos “prometen” que su mayor finalidad es borrar del mapa a Israel y quedarse gobernando allí?  ¿Que permanentemente atacan a Israel con misiles o tratan de introducir “mártires” para que asesinen civiles dentro de Israel mediante túneles que parten desde Gaza?

¿Por qué no se menciona que durante estos 70 años los dirigentes palestinos, tanto los de Hamas como los de la ANP de Abbas, han podido hacer su país firmando  la paz con Israel y SIEMPRE HAN ENCONTRADO PRETEXTOS PARA NO HACER LA PAZ?

¿Por qué este editorial no señala que el pueblo palestino es el gran sacrificado por las corruptas dirigencias árabes palestinas que no tienen ningún  problema en usar a su población civil  como “carne de cañón” obligándola a ponerse en lugares donde instalan plataformas de lanzamiento de misiles, en mezquitas, hospitales , escuelas, a pesar de que las fuerzas de defensa israelíes les advierten  con tiempo de que despejen el lugar?  ¿Qué “proporcionalidad” tiene ese tipo de acciones, la de obligar a la población civil a no despejar zonas, que por lo demás  ya es un crimen poner esas plataformas en lugares destinados al uso civil?

¿Qué dice este editorial  respecto a la permanente inoculación del odio hacia Israel y los judíos de parte de los dirigentes palestinos? ¿Es “defender la causa palestina” culpar de todo a Israel, que desde  su nacimiento fue atacado de manera reiterada en estos 70 años, y de que a pesar de innumerables negociaciones jamás se pudo dejar de lado el actual estado de guerra imperante por voluntad de los árabes palestinos? ¿Eso es parte de la “proporcionalidad” que los ideólogos aceptan en la conducta de los dirigentes palestinos?

Defender la integridad de las actuales fronteras, ¿no es un derecho de cualquier Estado? Se habla de “proporcionalidad”, ¿De qué proporcionalidad hablan?  Dicen que Israel debería usar armas “no mortíferas”; ¿Y cómo suponen que no las usaron? ¿Cómo no pueden suponer que el uso de armas por parte de Israel es ya cuando los palestinos, entre los cuales habían miembros armados de Hamás, no las usaron en su momento y se trató de una respuesta defensiva? ¿Cómo definen esa “proporcionalidad” y por qué siempre “suponen” maldad de parte de Israel? ¿Israel es acaso el malo que no desea la paz? Si siempre ha sido atacado, si en 70 años los palestinos no han deseado formar su Estado,  ¿Quiénes son los que no desean la paz? ¿Por qué seguir con el prejuicio de ignorar todos los hechos históricos de este conflicto para culpar sólo a Israel de lo que sufre el pueblo palestino?  ¿Sus dirigentes, en los hechos, no son acaso los que privilegian este estado de guerra que ellos provocaron y mantienen?  El editorial de El País señala críticas propias del “doble estándar ideológico”  que no reconocen la historia  ni el contexto del conflicto.

En estos momentos  tanto Israel como muchos países, entre ellos varios países árabes, están aburridos con los dirigentes palestinos, que para apropiarse de parte importante de los flujos de dinero que les llega del extranjero tienen que aparecer como “débiles victimas” del  “poderoso Israel”. ¿Hasta cuándo este tipo de acciones y de simulaciones?  Si realmente “El País” apuesta por la paz, ¿Por qué no dar una visión del contexto del conflicto, de sus innumerables reuniones para negociar la paz que jamás resultaron por los pretextos que siempre ha tenido a mano  la dirigencia palestina?

El pueblo palestino merece vivir en paz y colaboración con Israel. Merece vivir en bienestar. Los dirigentes palestinos priorizan la guerra actual en lugar del bienestar del pueblo palestino.

Ese editorial debería decir ¡BASTA!! BASTA DE SEGUIR SACRIFICANDO AL PUEBLO PALESTINO CONDENÁNDOLO A LA FRUSTRACIÓN Y AL ODIO EN LUGAR DE RECONOCER LAS ENORMES OPORTUNIDADES QUE SIGNIFICARÍA CONVIVIR CON UN PAIS DEMOCRÁTICO Y RESPETUOSO COMO LO ES ISRAEL!!

Señores del diario El País: Ya está bueno de seguir con los dobles estándares que a nada conducen, salvo al sacrificio del pueblo palestino y a limitar las posibilidades que tiene Israel de seguir beneficiando con sus aportes a la humanidad al tener que destinar enormes recursos a su defensa  a fin de no ser “borrado del mapa”.

Nathan Novik, Valparaíso, Chile