Nuevo Secretario General de la ONU: “Llamamiento por la paz”


UNIFIL

UNIFIL

Nueva York, 1 de enero de 2017

En mi primer día como Secretario General de las Naciones Unidas, una pregunta me pesa sobre el corazón.

¿Cómo podemos ayudar a los millones de personas atrapadas en conflictos, a aquellos  que sufren enormemente en guerras que no parecen tener fin?

La población civil esta siendo ferozmente vapuleada:  Mujeres, niños y hombres mueren o resultan heridos, se  ven obligados a abandonar sus hogares, pierden sus bienes y se encuentran sumidos en la indigencia. Hasta los hospitales y los convoyes de ayuda humanitaria son blanco de ataques.

No hay vencedores en estas  guerras; todos pierden. Se gastan billones de dólares en la destrucción de sociedades y economías y se exacerban los ciclos de desconfianza y miedo que pueden perpetuarse durante generaciones. Se desestabilizan regiones enteras y la nueva amenaza del terrorismo global nos afecta a todos.

Hoy, día de Año Nuevo, pido a todos que nos unamos en pos de un objetivo común:

Pongamos la paz ante todo.

Hagamos de 2017 un año en que todos –ciudadanos, gobiernos, dirigentes– procuremos superar nuestras diferencias.

Actuemos con solidaridad y compasión en nuestra vida cotidiana, que el diálogo y el respeto trasciendan las diferencias políticas …

Logremos un  alto al fuego en los campos de batalla para poder lograr consenso en  negociaciones que lleven  a soluciones políticas …

La paz debe ser nuestro objetivo y nuestra guía.

La dignidad y la esperanza, el progreso y la prosperidad, todo lo que como familia humana deseamos alcanzar, depende de la paz.

Pero la paz depende de nosotros.

Los exhorto a todos a que, juntos, nos comprometamos  con la paz hoy y todos los días.

Hagamos que 2017 sea un año para la paz.

Gracias.