Oposición pierde la confianza de los venezolanos tras dialogar con un “tóxico” Maduro


MUD-hoja-de-rutaLa alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) casi genera los mismos niveles de desconfianza que el gobernante venezolano Nicolás Maduro, tras verse cuestionada por negociar con el régimen bolivariano y por fracasar en conseguir el referendo revocatorio, mostró una encuesta de la firma Meganálisis.

Según el sondeo de opinión, elaborado con un universo de 1,150 personas consultadas en 32 ciudades, el 74.3 por ciento de los venezolanos admite no sentir confianza ni creer que la MUD cumplirá con su palabra de forzar la salida de Maduro.

Esa proporción es similar al 77.5 por ciento de los venezolanos que desconfían en la capacidad de Maduro de resolver los problemas del país y que temen que la situación general del país está en vías de empeorar.

La encuesta, culminada el 9 de febrero y que tiene un margen de error del 3.2 por ciento, también mostró que un 65.8 por ciento de los encuestados se volcó a favor de la necesidad de que en el país aparezcan nuevos líderes de comprobada honestidad y prestigio, frente a un 24.7 por ciento que considera que es innecesario y un 9.4 por ciento que dijo no saber.

Asimismo, el 75.4 por ciento de los consultados cree que el diálogo fue utilizado para bloquear la aplicación en la OEA de la Carta Democrática Interamericana para atender la crisis de Venezuela.

La encuesta también muestra que la percepción de proximidad al régimen es altamente tóxica para los dirigentes que militan en las filas de la oposición, golpeando la popularidad no solo de quienes promovieron el diálogo con el régimen, sino de quienes son vistos como representantes del denominado “chavismo light”.

“Cuando la gente identifica quiénes son los actores de la oposición que han estado más próximos al gobierno, estos actores descienden en su preferencia política”, dijo Viera-Blanco.

Esto puede verse claramente en una de las consultas realizadas, donde se pregunta sobre las probabilidades de nombrar a dos de los dirigentes de la MUD que son vistos como los más cercanos al chavismo: el gobernador del estado Lara, Henri Falcón y el ex candidato presidencial Manuel Rosales.

Cuando se preguna a cuál de los dos líderes usted respaldaría en una primaria para escoger como candidato presidencial de la oposición, surge como ganador la respuesta “ninguno de los dos”, por un margen de 68.5 por ciento, frente al 11.1 por ciento que acumuló Falcón y el 5.7 por ciento que obtuvo Rosales.

Pero los problemas de la MUD no solo son producto de su decisión de participar en el diálogo que estuvo organizado por el Vaticano y por los ex presidentes José Luis Rodríguez Zapatero (gobierno Español) y Leonel Fernández (República Dominicana), explicó el asesor político y profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Simón Bolívar, José Vicente Carrasquero.

“El diálogo obviamente es un asunto importante aquí, pero también están las expectativas que fueron generadas durante un año. Desde la Asamblea Nacional se creó una serie de expectativas que lamentablemente no se cumplieron. Desde allí se dijo, ‘Este año salimos de Maduro’”, explicó Carrasquero.

Eso, obviamente no ocurrió, producto de que la Asamblea Nacional no está lidiando con un gobierno democrático, sino con un régimen que no tiene reparos en violar todas las reglas, agregó el profesor.

Pero la oferta de que eso sucedería terminó siendo un importante error de cálculo. “Y allí estuvo la falta de precaución de los políticos”, dijo Carrasquero.

La encuesta también mostró un importante repunte de los dirigentes que se pronunciaron en contra del diálogo, y estos salieron identificados como los dirigentes de mayor credibilidad.

Según el estudio, el encarcelado dirigente Leopoldo López aparece en la cabecera del ranking, acumulando un 27.4 por ciento de las preferencias, seguido por la dirigente María Corina Machado, con 18.3 por ciento, el ex candidato presidencial Henrique Capriles, con 10.7 por ciento y el Alcalde de Caracas Antonio Ledezma, quien tiene arresto domiciliario, con 8.4 por ciento.

“Esta encuesta refleja que ahora hay un profundo rechazo no solamente hacia el gobierno sino que lamentablemente el rechazo también está dirigido hacia los actores de la MUD, producto del apaciguamiento que produjo el diálogo”, dijo el asesor político Orlando Viera-Blanco.

La gran mayoría de los venezolanos, un 73.8 por ciento, considera que el diálogo es una mala idea, superando ampliamente el 19.4 por ciento que opina lo contrario.