Peloteros cubanos fuera de la isla, los imprescindibles del Caribe


adonisADONIS GARCIA juega para los Navegantes del Magallanes y ahora refuerza a los Tigres de Aragua. Pedro Portal pportal@elnuevoherald.com

Aparecieron a cuentagotas, pero hoy en día son imprescindibles.

Los peloteros cubanos tienen un impacto tal en las Ligas Invernales que ya casi es imposible hablar de ellas sin mencionarlos, como bien lo demuestra el camino hasta esta Serie del Caribe en Santo Domingo.

Justo antes de que la escuadra de Ciego de Avila -o la selección nacional- comience este martes su recorrido por el torneo, habría que recordar que 40 peloteros cubanos que residen fuera de la isla tomaron parte en los cuatro principales circuitos del área, lo que casi duplica la cifra de la temporada pasada.

Si se toman en cuenta otras ligas de menor nivel, como la veracruzana en tierra azteca, la cifra crece a 71, a lo cual se le sumarían otros cuatro antillanos que jugaron en Colombia con permiso de las autoridades deportivas del país.

“No se puede hablar ya de béisbol en Venezuela o Dominicana sin hablar de los jugadores cubanos, tanto en calidad o cantidad’‘, expresó Yordano Carmona, un estudioso del béisbol de la isla. “Creo que es una tendencia que irá creciendo y será beneficiosa para las ligas y los jugadores”.

En Venezuela, por ejemplo, cinco de los 11 primeros jugadores en la lista de los Más Valiosos fueron de nacionalidad cubana -Félix Pérez, Rangel Ravelo, Hassan Peña, Adonis García, y Ronnie Mustelier-, mientras que Quisqueya Yuniesky Maya resultó el Mejor Lanzador.

Esta actuación en Dominicana fue la vitrina perfecta para Maya, quien se ganó un contrato de Liga Menor con San Diego hace unas semanas en busca de revivir su carrera en las Mayores.

“Las Ligas del Caribe siguen siendo una zona de exposición muy importante para aquellos peloteros que buscan llegar en mejor forma a la primavera’‘, indicó Juan Alvarez, scout de los Indios de Cleveland. “Algunos buscan un nuevo contrato, otros afianzarse en sus posiciones. Creo que ir al Caribe es muy positivo para los cubanos”.

Para esta Serie del Caribe -más de la presencia oficial del equipo nacional- estarán involucrados cuatro cubanos: Félix Pérez, Adonis García y Dariel Alvarez visten el uniforme de los Tigres de Aragua, mientras que los Venados de Mazatlán cuentan con Yuniesky Betancourt.

Para algunos, la presencia de la delegación cubana ha sido como un bálsamo para un circuito profesional atenazado por la situación política que vive el país, sobre todo con el manejo de los dólares y la ausencia de los mejores peloteros nativos que conocen de la inseguridad y los bajos salarios.

Lo cierto es que por el momento nada hace indicar que la presencia de la mayor de las Antillas vaya a disminuir en el futuro, mientras se espera por un pacto con las Grandes Ligas que regularía el flujo de peloteros de la isla hacia el extranjero.

“Hay algo que tienen los cubanos que es ese deseo de hacer bien las cosas en cualquier parte del mundo y el béisbol no escapa a eso’‘, apreció Michael Tejera, ex lanzador y actual entrenador de pitcheo de Washington. “Jugar béisbol del Caribe es muy agradable por el idioma, la cultura y el cariño de la gente. Un cubano allá se siente en casa”.

Siga a Jorge Ebro en twitter: @jorgeebro