¿Qué sacó Miguel Díaz-Canel de su viaje a Asia?


Cautivado por la “profunda espiritualidad asiática” hallada en Laos, Miguel Díaz-Canel puso fin a una gira en la que encontró “soporte” de sus principales aliados fuera del continente.

En esta última parada, como ocurrió en Rusia, Corea del Norte, China y Vietnam, el gobernante cubano fue “huésped ilustre” de la más alta dirigencia de estos países y de todos se despidió con algún pacto económico en las manos.

Primera parada: Moscú

Miguel Díaz-Canel se reunió con Vladimir Putin para abordar la cooperación bilateral en distintas esferas e intercambiar opiniones sobre problemas regionales y mundiales. La prensa local rusa barajó entre esos temas el de la colaboración militar.

Expertos castrenses han hecho público el interés de Moscú por recuperar su presencia militar en Cuba donde ve una posición estratégica para desplegar al menos tres bases e incluso instalar “sistemas de misiles adecuados”.

En el encuentro con Putin, Díaz-Canel invitó al mandatario aliado a realizar el próximo año una visita a Cuba.

En medio del “entusiasmo” por la visita del gobernante cubano a Moscú, el viceprimer ministro ruso Yuri Borísov afirmó que la ayuda que su Gobierno prestará a La Habana no será en perjuicio de los intereses económicos de Rusia, en una entrevista que emitió el canal de televisión Rossía 1, según reportó la agencia Interfax.

“No oculto que en la situación actual, al desarrollar nuestras relaciones económico-comerciales, no debemos hacerlo en perjuicio propio”, dijo Borísov, quien el viernes participó en la cumbre ruso-cubana celebrada en el Kremlin, precisó EFE.

Explicó que actuar de ese modo sería “insensato, inconveniente y podría repetirse la experiencia viciosa de la Unión Soviética”, en alusión a que la desaparecida potencia comunista privilegiaba los criterios políticos sobre los económicos en sus relaciones con otros gobiernos.

A pesar del jarro de agua fría arrojado por Borísov, el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, habló del “gran potencial” de desarrollo de la cooperación económica ruso-cubana, al reunirse con Miguel-Díaz-Canel, de acuerdo con otro reporte de EFE.

“Aunque somos buenos amigos y nuestras relaciones de socios son especiales, en el ámbito económico tenemos una serie de grandes proyectos pendientes y contamos con un gran potencial para desarrollar la cooperación económico-comercial”, dijo el jefe del Gobierno ruso, citado por medios locales.

Segunda parada: Pyongyang

El dictador norcoreano Kim Jong-un encabezó un multitudinario recibimiento popular que ofreció a Miguel Díaz-Canel a su llegada al aeropuerto de Pyongyang, hacia donde movilizó a miles de personas con banderas cubanas y de Corea del Norte.

Ambos mandatarios mantuvieron conversaciones oficiales en Pyongyang “en un ambiente de camaradería y amistad” y acordaron estrechar la cooperación bilateral, informó el lunes la agencia norcoreana de noticias KCNA.

Abogaron por una “mayor expansión y desarrollo de la cooperación y los intercambios en varios campos, incluyendo economía, cultura, sanidad pública, ciencia y tecnología para satisfacer intereses comunes”.

Tercera parada: China

Díaz-Canel comenzó su viaje a China con una visita a la Exposición Internacional de Importaciones de Shanghái, donde participan productos cubanos, y allí mostró su apoyo al evento con el que el gigante asiático quiere exhibir su apertura económica al mundo.

El intercambio comercial entre Cuba y China alcanzó en 2017 unos 2.000 millones de dólares.

Miguel Díaz-Canel se reunió con el presidente chino, Xi Jinping, en la que los dos gobiernos acordaron impulsar los lazos “de amistad” que los unen.​

En la reunión, que dio como fruto la firma de una serie de acuerdos de cooperación, el presidente chino alabó “altamente” al Partido Comunista de Cuba (PCC) y pidió al Gobierno que siga determinado a continuar desarrollando los lazos bilaterales.

Cuarta parada: Vietnam

Díaz-Canel fue recibido por la vicepresidenta vietnamita, Dang Thi Ngoc Thinh, en el aeropuerto de Hanoi.

Uno de los asuntos más importantes tratados durante la visita fue el impulso de un acuerdo de comercio bilateral que fortalezca las relaciones económicas entre ambos gobiernos, según el periódico local Vietnam News citado por EFE.

En un reciente foro de inversiones en Cuba, el directivo del departamento de Inversión Exterior de Planificación e Inversiones de Vietnam, Vo Van Chung, afirmó que Hanoi y La Habana negocian la aprobación de un tratado comercial que aumente el intercambio desde los 224.300.000 dólares de 2017 hasta los 500.000.000 de dólares en 2022.

Vietnam es el segundo mayor socio comercial de Cuba en Asia, detrás de China, con un valor aproximado de intercambio por valor de 224 millones de dólares.

Parada final: Laos

Díaz-Canel se reunió en Vientián con su homólogo de Laos, Bounnhang Vorachith. Fue firmado un memorándum de entendimiento sobre la cooperación entre el Banco de la República Popular de Laos y el Banco Central de Cuba, según informó la Cancillería de la Isla.

Además, en presencia de los dos presidentes se firmó un acuerdo de cooperación deportiva entre el Ministerio de Educación y Deportes de Laos y el Instituto Nacional de Educación Física y Recreación (INDER).

Los intercambios económicos de Cuba con el régimen comunista de Vientián son prácticamente inexistentes, aunque las relaciones diplomáticas, que datan de 1974, y los lazos de amistad bilaterales se mantienen fuertes mediante intercambios culturales y encuentros de autoridades.

Según un resumen publicado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba de la visita a Laos, Díaz-Canel y Vorachith “coincidieron en que la conmemoración, en 2019, del aniversario 45 del establecimiento de relaciones bilaterales resultará una ocasión propicia para dar un nuevo impulso a los vínculos”.

Asimismo, el gobernante cubano extendió una invitación oficial a Vorachit para que visite Cuba en una fecha no precisada.