¿Quién es el ‘gigante’ pelotero venezolano que conquista la MLB con su talento?


Catalogado por muchos como el mejor jugador de la Liga Americana de beisbol, José Altuve ha logrado superar todas las trabas en base a su talento y ambición

Ser el jugador de menor estatura de toda la Major League Baseball (MLB) no le ha impedido al oriundo de Maracay (Venezuela) convertirse en una verdadera estrella de la liga máxima del béisbol norteamericano, de la mano de los Astros de Houston, Texas.

Lo que para muchos hubiese significado una traba a la hora de cumplir sus sueños en el mundo del deporte profesional, para José Altuve no fue más que un traspié al inicio de su carrera cuando en el año 2006 se probó en su Venezuela natal para los Astros y terminó siendo rechazado por su estatura de solo 1 metro 68 centímetros.

Sin perder la ilusión, su padre lo alentó a que volviese a mostrarse ante los entrenadores, convencido de que su hijo tenía lo necesario para dar el gran salto y apostar por una carrera en la liga máxima de béisbol de los EEUU. En ese segundo intento, los responsables del equipo al parecer vieron algo en el que les hizo obviar el detalle de su estatura.

Antes de iniciada la temporada de 2007, los Astros lo firmaron como una agente libre novato por la simbólica suma de 15 mil dólares, una cifra astronómica para el entonces joven de sólo 16 años. Luego de mostrar un sólido desempeño durante el transcurso de la Liga de Verano venezolana, en 2008 desembarcaría en los EEUU para comenzar a probarse entre verdaderos monstruos y llegar a su debut en la MLB en julio de 2011.

Más allá de su evidente talento natural para la pelota, el venezolano fue apodado prácticamente al instante como “Gigante” por sus compañeros y hasta se ganó su propia unidad de medida, ideada por los comentaristas deportivos de la disciplina.

Así como existen las yardas y los metros, un “Altuve” o su equivalente numérico de 5 pies y 7 pulgadas sería usado para medir la distancia de un “jonrón“. El jugador ha recibido de muy buena manera la broma desde el primer momento, al haber asegurado en público en repetidas oportunidades que le causa mucha gracia ver cómo la unidad ha evolucionado para medir la velocidad – con los correspondientes Altuves por segundo – y los aun más elaborados “Altuves cúbicos” utilizados para la medición de volumen y área.

Altuve al lado del novato de los Yankees de Nueva York, AARON JUDGE, que mide 6 pies 7 pulgadas. Se calcula que uno de los dos ganará el título de Jugador Más Valioso en la temporada de 2017.

El segunda base de 27 años y 74 kilogramos de peso que comparte estatura con figuras de la talla de Al Pacino, ha sido convocado en lo que va de su carrera profesional a cinco fechas especiales que cada año, en un único juego, congregan a las estrellas máximas del béisbol, eventos denominados “All-Star Games”.

En 2014 se convirtió en el primer jugador en más de 80 años en alcanzar 130 hits y 40 bases robadas antes de un juego “All-Star” (que se juega a mitad de cada temporada), y ese mismo año se consagró como el primer jugador de su equipo, los Astros de Houston, en ganar el título como Mejor Bateador de la Liga, tras alcanzar el promedio de .341, un porcentaje excelente, para nada despreciable.

Los expertos en uno de los deportes máximos de los EEUU coinciden en que Altuve es el tipo de jugador que “uno no ve venir” y que esa cualidad sea probablemente uno de sus ases bajo la manga dado que, a pesar de su intachable historial, muchos de sus rivales todavía siguen subestimando su talento.

Sus compañeros de equipo aseguran que el venezolano no se duerme en sus laureles, a pesar de haber ganado el título de bateadores de la Liga Americana por segundo año consecutivo. Independientemente de lo buenos que sean sus números, Altuve siempre aspira a superarse. Así soy yo, sólo quiero mejorar. Si continúo creciendo al ayudar a mi equipo, seré la persona más feliz”.

A.J. Hinch, el manager del equipo, ha bromeado en repetidas oportunidades que se le han acabado las formas de felicitar a Altuve. “Consistencia le sobra, es destacable verlo mantener el mismo nivel en todo aspecto. Todo se trata de cómo encara las cosas. Es la misma persona todos los días. Tiene energía, está preparado para salir y hacer lo que tiene que hacer”, dijo.

“Esta es mi familia, mis amigos y estamos jugando bien, lo que me entusiasma mucho” dijo el jugador que en noviembre de 2016 recibió a su primera hija Melanie Andrea junto a su mujer Nina. Más allá de que muchos aseguran que toma su energía de todas las veces que fue rechazado por su estatura, el jugador asegura que el secreto de su éxito nada tiene que ver con ese pequeño detalle.

“Grandes Sueños: la historia de José Altuve”: