Relatora de la CIDH sobre Nicaragua: “Nos vamos con una visión bastante más grave de lo que pensábamos”


El secretario ejecutivo de la CIDH Paulo Abrao junto a Antonia Urrejola, en conferencia de prensa en Washington. TOMADA DE TWITTER

“La sensación de miedo de las víctimas por recibir hostigamiento de agentes estatales y de terceros no identificados” fue una de las cosas que más le llamó la atención a Antonia Urrejola, relatora de la CIDH

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) encontró una situación “más grave” de lo esperado tras su visita a Nicaragua, sacudida por más de un mes de protestas antigubernamentales que han dejado al menos 76 muertos, dijeron este miércoles, integrantes del ente autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington.

“La visión nuestra al llegar a Nicaragua era distinta a lo que vimos y luego de casi cinco días, nos vamos con una visión bastante más grave de lo que pensábamos”, la relatora especial de la CIDH para Nicaragua, Antonia Urrejola, con lo cual coincidió el secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrao.

Lea además: Informe de la CIDH quitó la máscara a Daniel Ortega

Además, la comisión considera “prioritaria” la creación de un mecanismo de investigación internacional sobre los hechos de violencia acontecidos. Esta fue uno de las 15 recomendaciones brindadas por la CIDH en su informe preliminar sobre la situación del país.

Identificar a responsables de la violencia es una prioridad

“A nuestro juicio los temas de la justicia y la identificación de los responsables de los actos de violencia son un tema prioritario y fundamental para restablecer cierta confianza y avanzar en el resto de las recomendaciones”, añadió la chilena Urrejola.

Una de las cosas que a Urrejola más le llamó la atención a nivel personal fue “la sensación de miedo de las víctimas por recibir hostigamiento de agentes estatales y de terceros no identificados, y la falta de confianza en la institucionalidad porque no saben a dónde acudir”.

Lea también: Gobierno no logró el objetivo de quitar los tranques y cancelar las protestas

“Me sorprendió su estado anímico de miedo y su inseguridad al sentir que no hay instituciones donde pueden ir y sentirse seguros”, agregó.

La experta comentó que “no corresponde hablar de genocidio” por los hechos recientes en Nicaragua, y reiteró que “de lo que sí podemos hablar es de una grave violación a los derechos humanos por el uso desmesurado de la fuerza por parte de policía y grupos parapoliciales con resultado de muerte y lesiones (…) entre otras violaciones consignadas en el informe preliminar”.

Lea además: Las frases cínicas de los funcionarios en el diálogo nacional