Sacerdote cubano llegó al Vaticano para informar sobre situación de su país


El padre Castor José Álvarez Devesa, uno de los tres firmantes de la carta a Raúl Castro sobre libertad electoral, de expresión y religiosa, aseguró en Madrid que la oposición en la isla “es muy grande”

Las cifras revelan que durante el 2017 se produjeron en Cuba más de 5.000 arrestos por motivos políticos. El Observatorio Cubano de Derechos Humanos trabaja sin descanso monitoreando lo que ocurre en el país. Una de sus más valiosas fuentes es la Iglesia Católica. Los sacerdotes y religiosas no descuidan ni un momento el acompañamiento a las comunidades y han trabajado duro para mantener viva la fe e inalterable la esperanza. Por ello son los más fieles testigos y corresponsales de lujo para conocer y comprender la realidad cubana y su evolución a lo largo de seis décadas.

El sacerdote en cuestión llegó hace un par de días a Madrid, invitado por el Observatorio Cubano de Derechos Humanos. En la capital española anunció que hoy miércoles aterrizaría en Roma para informar puntualmente a la Santa Sede acerca de las razones que motivaron la carta al jerarca cubano. El sacerdote, de origen español, espera ser recibido por las autoridades competentes en la Ciudad del Vaticano y agregó: Si nos quiere recibir el Papa, por supuesto que estaríamos muy contentos”.

Uno de los puntos más interesantes de sus declaraciones en Madrid tocó a Venezuela: “Lo que está pasando en Venezuela tiene mucho que ver con Cuba –dijo- es bueno unir las experiencias de ambos países y de ambas Iglesias para ayudarnos mutuamente y servir a nuestros pueblos con la Doctrina Social de la Iglesia” porque la cuestión política de los derechos humanos “no está desentendida de la Doctrina Social de la Iglesia”. Aun así, especificó que aunque la situación de ambos pueblos es diferente “son dos momentos distintos de un mismo sistema”.

El sacerdote, quien junto a otros dos firmó una crítica carta a Raúl Castro, cuyas lineas retratan de manera descarnada la situación del pueblo cubano y exigen libertades, precisa que lo que buscan es concordia entre el poder y el pueblo cubano ante las “llamadas elecciones” las cuales debían conducir, en abril próximo, al relevo del jefe de Estado cubano.

No abrigan temor a represalias por esa misiva aunque aseguran no tener noticia de alguna hasta el momento. No tienen idea de lo que pueda pasar pero recuerdan que en Cuba siempre se vive con temor”. No obstante, ratificó que la mayoría de los cubanos está descontenta, insatisfecha e inconforme y que, al día de hoy, “la oposición es muy grande”.

Dejó claro el sacerdote que el momento electoral que se aproxima puede ser una coyuntura decisiva: “Más de lo mismo, depresión, desaliento, seguir pensando que no se puede hacer nada…o todo lo contrario”. Es un evento que puede ser muy significativo y los sacerdotes se proponen llamar la atención sobre ello.-