CulturaLibrosOtros temas

Ana Cristina Vélez: Preguntas para jugar

En las festividades de estos días es una opción jugar con palabras. Las siguientes preguntas fueron sacadas del libro El Humor, de Antonio Vélez, del Fondo Editorial de la Universidad EAFIT.

Una broma muy común se logra por medio de preguntas capciosas, que se inscriben simultáneamente en la categoría de ingenio y doble sentido (son muy efectivas como humor infantil). En realidad, son juegos del lenguaje. He aquí una pequeña muestra:

Dígame el nombre de un animal que es dos veces animal.

El gato, pues es gato y araña.

Un metido agrega:

Y tu prima, que es perra y cobra.

¿Cuál es el animal que es a la vez animal y mueble?

El camaleón.

Tengo ciento cincuenta sillas y ciento cincuenta micos, ¿cuántas sillas quedan vacías?

Podrían ser 0 o 100, si el problema se presenta en forma verbal y estamos en América Latina, ya que aquí no hay diferencia en la pronunciación de la “c” de “ciento” y la “s” de “siento”.

Doce gatos se casaron, ¿cuántos matrimonios hubo?

Podrían ser seis o uno, dependiendo de que se trate de doce gatos o dos cegatos.

¿Qué pasa si un elefante se para en una pata?

Existe una respuesta inesperada: un pato queda viudo.

¿Cuál fue el último animal en entrar al arca de Noé?

El del-fin.

Hay cinco moscas sobre una mesa y de una palmada mato una, ¿cuántas quedan?

Una, la muerta, pues las demás salen volando.

¿Cuál es el peor accidente que le puede pasar a un sabio?

Perder el conocimiento.

¿Qué se le da a un hombre que tiene de todo?

Antibióticos.

¿Cuál es la mitad de uno?

El ombligo.

¿Cuál es la diferencia entre un capitalista y un socialista?

La diferencia principal es que el primero defiende la explotación del hombre por el hombre.

¿Y el segundo?

Todo lo contrario.

¿Qué hace una morsa al medio día?

Almorsa.

Dos señoras llegan a un hotel y hay una sola habitación, ¿qué hora es?

Un cuarto para las dos.

Dos vacas van por un callejón muy angosto por el cual sólo pueden pasar en fila india. En un momento dado, la de atrás le clava un cacho a la de adelante. ¿Cuál de las dos puede decir que lleva el cacho metido?

Ninguna de las dos, pues las vacas no hablan.

¿En qué se parecen un avión y un cráneo?

El avión se sostiene, y el cráneo sesos tiene.

Dos solteronas de cincuenta y pico van caminando a pleno sol, ¿qué hora es?

Las dos pasadas.

Para los que saben inglés van estas dos preguntas capciosas:

Why is six afraid of seven?

Because seven eight nine (or seven ate nine).

When a door is not a door?

When it’s ajar (or when it´s a jar).

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba