CulturaDerechos humanosDictaduraEleccionesÉtica y MoralPolítica

Beatriz Pineda Sansone:  Ma. Corina Machado:“las circunstancias nos reinventan”.

 

                                                                                                                                                                                          «El amor es el arte de escuchar con el corazón”.

                                                                                                                                                                                                                 Erich Fromm

 

Los venezolanos estamos presenciando hechos nunca vistos en el país que tienen que ver con el ámbito de la acción humana y siempre con el objetivo de recuperar las condiciones de libertad, trabajo, salud, educación, seguridad y justicia, que hagan posible una vida digna. María Corina Machado, la líder opositora venezolana resplandece como un sol y su amor juega un papel importante en las teorías éticas. El amor entendido como la capacidad de sentir afecto y cuidado por los demás, nos motiva a actuar de manera justa, compasiva y benevolente. Ella se ha ocupado de analizar todos los factores que inciden en el desenvolvimiento del hombre en sociedad, ya que la vida humana solo tiene pleno sentido como vida colectiva en el marco de las ciudades-estados independientes.

María Corina ha demostrado tener una conciencia bien desarrollada que nos ayuda a tomar decisiones éticas sólidas. Su norma no es otra que una reflexión sobre el carácter de la acción humana y sobre la elección del mejor modo de vida que permita alcanzar el mejor “bien” posible a los venezolanos. La divinidad resulta visible solo en sus manifestaciones. El maestro Eckhart sostiene que debemos trascender, no solo, los resultados de la imaginación, sino también los de la comprensión. La divinidad expresa la forma más alta de la existencia. Se sitúa a mitad de camino entre lo sagrado y Dios.

El buen carácter ético de Ma. Corina se caracteriza por la integridad, la honradez, el coraje y la compasión. De allí que su ética no sea otra cosa que la sensibilidad ante las necesidades de los venezolanos.

La ética se apoya en varios pilares que se interrelacionan y se complementan entre sí. Algunos de ellos son: 1. Los valores: principios básicos que guían nuestra conducta y nos ayudan a diferenciar lo bueno de lo malo. Algunos valores éticos fundamentales son la honestidad, la justicia, la responsabilidad, el respeto y la solidaridad. 2. Las normas: son reglas que establecen lo que se considera aceptable e inaceptable en una sociedad o grupo determinado. 3. Los principios: son ideas generales que nos guían en la toma de decisiones éticas. 4. El carácter: es el conjunto de rasgos que define a una persona y que influyen en su conducta. 5. La conciencia: es la capacidad de reflexionar sobre nuestras propias acciones y juzgarlas como buenas o malas. 6. El amor es el motor que nos impulsa a realizar acciones.

Como podremos constatar la ética y las columnas que la soportan, no existen en Venezuela desde hace más de veinte años. Garantizar que todos tengan las mismas oportunidades para alcanzar su máximo potencial, independientemente de su origen socioeconómico o cualquier otra característica personal, es indispensable para el desarrollo de cualquier país, así como la justa retribución de los recursos y beneficios de la sociedad. Asegurar que todos los miembros de la sociedad se sientan valorados y respetados es uno de sus mayores objetivos.  Ello involucra fomentar la colaboración entre individuos y grupos para lograr objetivos comunes. La responsabilidad social que consiste en promover la acción responsable y sostenible para el beneficio de las generaciones presentes y futuras y la solidaridad que consiste en brindar apoyo a los más vulnerables y necesitados.

En el entendido de que toda acción que no busca los bienes del hombre, es inútil, los aspectos que la ética aborrece de la tiranía son:

La opresión: control y restricción severos de las libertades individuales y derechos humanos. La violencia: el uso de la fuerza para intimidar, controlar y castigar a la población. El miedo: la creación de un ambiente de miedo y paranoia para mantener el control. La injusticia: la discriminación o el tratamiento desigual e injusto hacia ciertos grupos de personas. El favoritismo: el beneficio indebido para unos pocos a expensas de la mayoría. La corrupción: el abuso de poder para beneficio personal. La desigualdad: la concentración de poder en manos de una sola persona o grupo pequeño. La falta de transparencia: ocultamiento de información y procesos de decisión al público.  La represión o el freno de la disidencia: silenciamiento de las voces críticas y la oposición.

Considerando todos los aspectos anteriores de la tiranía, el pueblo de Venezuela apoya la candidatura de Edmundo González Urrutia a la Presidencia. Lo acompañará María Corina Machado, candidata de la Unidad, quien cuenta con el respaldo de la gran mayoría de los partidos políticos de Venezuela. La ética, como podemos apreciar, juega un papel fundamental en la construcción de un país libre y justo. Los principios éticos como la libertad individual, la justicia social y el bien común proporcionan un marco para construir una sociedad donde todos puedan prosperar. La tiranía, por el contrario, viola estos principios y crea un sistema opresivo, injusto y desigual.

Concluyo con las palabras de John Stuart Mill, filósofo, político y economista británico (1806-1873), quien expresó: «El único propósito de un gobierno es proteger la libertad de sus ciudadanos«.

 

 

Mi nombre es Beatriz Pineda Sansone. Nací en la ciudad de Maracaibo, Venezuela. De niña era inquieta, llena de arrojo. Admiraba a nuestro Arturo Uslar Pietri, quien conducía el programa televisivo Valores Humanos. Su ejemplo ha sido mi norte. Gracias a mis hijas he realizado grandes aventuras a favor de los niños. Creé el Taller Literario Infantil Manzanita que devino en Fundación en 1985. Más tarde, con motivo del nacimiento de un nuevo diario en Maracaibo, fundé Azulejo, el periódico de los niños del diario La Verdad –primera etapa-. Extendí el Programa La Hora del Cuento a centros de arte, museos, universidades, colegios y McDonald’s Padilla de la ciudad con el fin de cultivar en los niños el amor por la lectura, y todas sus destrezas cognitivas, afectivas y psicomotoras.

Más tarde, en 1996, obtuve el título en Filología Hispánica con el premio Summa Cum Laude en la Universidad del Zulia. Cursé estudios de postgrado (2000-2003). Me convertí en articulista de los diarios venezolanos Economía Hoy, Panorama y El Universal.

Soy autora de: Las Memorias del Maestro Ramiro (1979); Desde otro rayo (1992). Universidad del Zulia; Los ojos de la montaña (2011). Entrelíneas Editores, España; La Hora del Cuento. Enseñar a razonar a los niños a través de la lectura de cuentos (2015). Ediciones de la Torre, España; El Principito y los Ideales. Defensa de la libertad, del amor y del razonamiento (2017). Editorial Verbum, España; La Aventura nunca imaginada de un lápiz (2018). Fundación editorial el Perro y la Rana. Venezuela; Una niña de mi edad (2019). Editorial Tandaia, España. Malika, la más pequeña de la manada (2021). Europa ediciones. Roma.

En la actualidad desarrollo una intensa labor a favor de la lectura a través de las redes sociales: @beapinpaz.escritora, los chats Aventuras Literarias y Café Lectura. 

 

Beatriz Pineda Sansone: Lo importante es la educación – América 2.1

 

Un comentario

  1. Gracias querida Beatriz ! Siempre sumando para contribuir con lo mejor de tu intelecto , tu claridad interpretativa y tu conocimiento, para ayudar a reconstruir nuestro amado país. Efectivamente MCM y Edmundo González, son la llave que abrirá la puerta a otra etapa republicana y esperamos la presencia de todos -el país entero-para su progreso y libertad .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba