DeclaracionesGente y SociedadPolítica

Carlos Mesa: “No hubo golpe de estado y Evo Morales rompió la línea de sucesión intencionalmente”

El candidato de Comunidad Ciudadana y adversario político del renunciado presidente de Bolivia destacó el “heroísmo” del pueblo que durante un mes se movilizó en todo el país

Carlos Mesa, candidato presidencial de Comunidad Ciudadana, defendió el lavantamiento popular en Bolivia que duró 21 días y que obligó a Evo Morales a renunciar y rechazó las acusaciones hechas por el presidente renunciante respecto a que tanto él como Luis Fernando Camacho -cabeza visible de los comités cívicos- encabezaron un golpe de estado. “Es inaceptable que se interprete que en Bolivia ha habido un golpe de estado”, dijo el líder opositor durante una rueda de prensa este lunes.

No hubo un golpe de estado político y no hay elementos que permitan considerar que se produjo uno”, remarcó Mesa luego de que Morales lo hiciera responsable por las escenas de violencia que se viven en gran parte del país. “Si siguieron los acontecimientos los últimos días saben que durante un mes el pueblo boliviano heroicamente ha dado una demostración de democracia”, dijo el dirigente y ex presidente boliviano.

En tal sentido, Mesa destacó que el levantamiento popular que terminó por acorralar a Morales fue el fraude confirmado por la Organización de Estados Americanos (OEA) que provocó la indignación de la población. “La base de esa movilización fue la decisión de llevar adelante el fraude y el autor del fraude fue Evo Morales”, enfatizó el candidato al que el jefe del Movimiento al Socialismo (MAS) privó -violando la voluntad popular- de confrontarlo en un balotaje.

Evo Morales con ese fraude estableció dos cosas claras, que le dio la espalda al pueblo boliviano en 2016 (plebiscito) y en 2019”, dijo y denunció que con su renuncia y la de su vice Álvaro García Linera, su gabinete y el presidente de la Cámara de Senadores “intencionalmente” había “roto la línea de sucesión” para generar caos en las calles del país.

Mesa y Camacho, discriminadores y conspiradores, pasarán a la historia como racistas y golpistas. Que asuman su responsabilidad de pacificar al país y garanticen la estabilidad política y convivencia pacífica de nuestro pueblo. El mundo y bolivianos patriotas repudian el golpe”. Esas fueron las primeras palabras expresadas por Morales a través de su cuenta de Twitter en las primeras horas del lunes, después de que su renuncia dejara un vacío de poder en Bolivia.

El ex presidente de Bolivia, Evo Morales, abandona la conferencia de prensa del sábado pasado acompañado de su vicepresidente Álvaro García Linera (Reuters)

El ex presidente de Bolivia, Evo Morales, abandona la conferencia de prensa del sábado pasado acompañado de su vicepresidente Álvaro García Linera (Reuters)

 

Además, señaló que el apoyo de quienes condenaron su salida del poder a través de una “golpe de Estado ” lo emocionaron “hasta hacerlo llorar”. Luego agregó: “Nunca me abandonaron, nunca los abandonaré”. “Los golpistas que asaltaron mi casa y la de mi hermana, incendiaron domicilios, amenazaron de muerte a ministros y sus hijos y vejaron a una alcaldesa, ahora mienten y tratan de culparnos del caos y la violencia que ellos han provocado. Bolivia y el mundo son testigos del golpe”, dijo a través de su cuenta de Twitter desde el lugar desconocido en la región del trópico de Cochabamba, en Chapare.

Morales hacía referencia a las escenas de violencia que se vivieron en varias ciudades bolivianas luego de que se conociera su renuncia y que tuvieron en uno de los casos, el saqueo y destrucción de su propia vivienda en Cochabamba. Seguidores del renunciante presidente también provocaron terror en las calles de La Paz y cargaron contra propiedades de opositores, quemándolas y dejándolas en ruinas.

He decidido, escuchando a mis compañeros (…), a la iglesia católica, renunciar a mi cargo de la presidencia”, declaró Morales al anunciar su dimisión. “La lucha no termina acá”, advirtió con la voz entrecortada por momentos, para insistir en su denuncia de un “golpe cívico, político y policial” instigado por “grupos oligárquicos que conspiran contra de democracia”.

 

 

 

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar