Democracia y PolíticaEntrevistas

Chahin: «El partido quiere primarias para el candidato presidencial, pero sobre la base de un marco político programático establecido»

El Presidente de la DC plantea que para las municipales «no tenemos ningún problema en ir a una primaria, porque si no, vamos a terminar firmando el triunfo de Joaquín Lavín en la elección presidencial del próximo año». Pero sobre la presidencial sostiene que «no estamos disponibles para dar un cheque en blanco. Hay que tener definido los límites». 

 

La irrupción del alcalde comunista de Recoleta Daniel Jadue en la carrera a La Moneda- quien es la figura mejor posicionada de la izquierda- y sus dichos sobre que «el programa que gana la primaria se convierta en columna vertebral del programa que acordemos entre todos», causó incomodidad en el sector, y provocó que varios líderes emblemáticos de la oposición cuestionaran su candidatura.

Sobre este tema conversó la periodista Pilar Molina -durante el programa «Mirada Líbero en Agricultura«– con el Presidente de la DC Fuad Chahin, quien además abordó el recrudecimiento de la violencia en La Araucanía.

-Usted está de acuerdo con la frase «el que generó el ambiente de violencia en Chile es el Gobierno. El Gobierno usa como recurso político principal la polarización del país y la exacerbación de la violencia, usa el miedo como herramienta política», que dijo Mahmud Aleuy, ex subsecretario del interior en el gobierno de Michelle Bachelet?

-Parcialmente, evidentemente el 18 de octubre hubo un estallido, hubo incendios del metro, pero la reacción del gobierno lo que hizo fue exacerbar eso al utilizar el lenguaje de la guerra. El primer anuncio del 18 de octubre, el Presidente fue a la ley de seguridad de Estado de inmediato en vez de hacerse cargo de lo que en ese momento se demandaba, el alza del pasaje de la locomoción colectiva.

-¿Culpa al gobierno del estallido social, o que no hay violencia en el estallido como dice Mahmud Aleuy, que tiene que ver con las condiciones sociales del país, y se manifestó pacíficamente? ¿Cuando se habla del estallido de violencia, eso es incorrecto?

-Son las dos cosas, indudablemente aquí hay grupos que lo que buscaron es generar caos, desestabilización, y de alguna manera eso se exacerbó con la actitud del gobierno que fue buscar la polarización. Tuvimos una semana previa al 18 de octubre donde no había violencia, había un reclamo, señales de malestar, pero el gobierno en lugar de reaccionar guardo por el silencio, por no hacerse cargo, mandar a la gente levantarse más temprano. Esto contribuyó a este clima que terminó haciendo estallar este polvorín. Las responsabilidades son compartidas, pero también quiero señalar con mucha claridad, así como también hubo violencia y grupos que lo que buscaban era generar caos, hay una inmensa mayoría que se manifestó de manera pacífica, multitudinaria como, por ejemplo, la gran marcha del 25 de octubre donde un millón y medio de personas se manifestaron. Lo que ellos buscaban era un cambio que les permitiera avanzar hacia una sociedad más digna. Creo que hay que hacerse cargo de eso y el gobierno nunca fue de diferenciar aquello.

-¿Está de acuerdo con la frase «que la socialdemocracia que gobernó Chile por 20 años nunca tuvo la más mínima intención de modificar el modelo que dejó la dictadura y que esta socialdemocracia es corresponsable que hayamos llegado al 18 de octubre»? Palabras de Daniel Jadue, el candidato presidencial del Partido Comunista.

-No estoy de acuerdo con esa frase, no la comparto.

-¿Qué está pasando, en su opinión, con la Nueva Mayoría? El senador Insulza renunció a la vicepresidencia del PS y planteó que hoy el partido no está discutiendo política, está más bien enfocado en la crítica al Gobierno, pero en materia propositiva han estado un poco carentes, ¿hay hoy menor espacio para posiciones socialdemócratas en la oposición?

-Eso es algo que tienen que responder aquellos que se definen socialdemócratas, nosotros somos socialcristianos, y creemos que es muy importante impulsar un cambio, pero un cambio que sea profundo, que, de certeza, tranquilidad, que se haga cargo de los problemas. Sinceramente creo que, a propósito de la frase de Daniel Jadue, evidentemente que durante muchos años no pudimos impulsar una agenda de transformaciones más estructurales, pero al final se fue perdiendo el impulso ético, el impulso de transformación, nos fuimos acostumbrando, transformados en administradores y no nos hicimos cargo de problemas que nos golpeaban con mucha fuerza como la escandalosa concentración económica, concentración del poder, el centralismo del Estado.

Fueron buenos años, pero en algún momento nos estancamos».

-Pero su balance es positivo, el balance del Frente Amplio..

-Yo no comparto ese juicio categórico, fueron buenos años, nos permitieron disminuir la pobreza, progresar, abrirnos al mundo, pero en algún momento nos estancamos, se perdió el impulso, se hicieron cambios importantes a pesar de no tener mayoría en el Congreso sobre la base del diálogo y los acuerdos, pero quiero señalar con muchas claridad es que lo fue bueno en los 90 no necesariamente es suficiente para hoy, el mundo cambió, hay cambios de todo punto de vista, también culturales, la gente quiere mayor participación, relaciones más horizontales, ya no basta abrirnos al mundo para tener nuevos mercados, tenemos que tener una economía mucho más sustentable y amigable con el medio ambiente, más inclusiva socialmente, donde distribuyamos mejor la riqueza. Por eso son tan importantes ejemplos como el que da José Luis de Río con Frío Sur de incorporar a los trabajadores en la propiedad. La economía socialmente inclusiva. Esta es la nueva economía del mundo, el mundo entero cambió. Tenemos que adaptarnos a esa realidad y dar respuesta poniendo en el centro la dignidad de las personas. Esto es el desafío futuro y eso no se hace simplemente con la polarización, con la descalificación, con la crítica.

-¿Y se hace con la refundación, de partir con una hoja en blanco, negando todo lo que han sido estos 30 años de progreso?

-Está confundiendo las cosas. Una cosa es cómo vamos a hacer la constitución…

-Es la postura del Frente Amplio y del Partido Comunista, no la suya, pero lo que ellos plantean es partir de cero.

-Siempre una casa se va construyendo de ladrillo a ladrillo, aprendiendo de los errores, pero también aprovechando las cosas positivas. Pongo un ejemplo, si Chile no hubiese tenido la capacidad de ahorrar, de tener una política eficaz responsable no hubiésemos tenido cómo enfrentar la crisis sanitaria que estamos viviendo hoy desde el punto de vista financiero. Eso también son cosas que a veces algunos desconocen, pero que son muy importantes, indudablemente no podemos pretender volver a los 90, volver a la época de la Concertación no tiene ningún sentido, tenemos que proyectarnos porque el mundo cambió, Chile cambió, las demandas y los desafíos son distintos, y por lo tanto tenemos que tener respuestas diferentes para ese nuevo mundo. Hay que recordar una cosa, es 11 de septiembre. Un día que nos recuerda y que nunca tenemos que olvidar que la intolerancia le ganó al diálogo, cuando la fuerza le ganó a la democracia, los errores de la política derivaron a los horrores de la dictadura.

Nosotros no tenemos ningún problema en ir a una primaria, porque si no, vamos a terminar firmando el triunfo de Joaquín Lavín en la elección presidencial del próximo año si no nos ponemos de acuerdo».

Hoy tenemos una situación de polarización, de visiones muy distintas de lo que queremos para nuestro país. ¿Cómo tenemos que buscar la solución a eso? A mi juicio con más democracia. Por eso es tan importante el 25 de octubre y que una Convención Constitucional pueda discutir una carta fundamental, una constitución que no sea representativa solo de un sector de nuestra sociedad, sino de toda la sociedad… El 15 de noviembre cuando se llegó a este acuerdo, tres días antes estuvimos a punto de una salida autoritaria al conflicto y logramos una salida democrática institucional. Tenemos que terminar de abrir esa puerta y recorrer ese camino a través del apruebo en lugar de bloquear el camino institucional, democrático y participativo, para poder resolver que tipo de Estado, de sociedad, de organización de poder, de regulación de mercado, de derechos queremos garantizar en nuestra constitución política.

-Pero antes de eso se tienen que definir pactos electorales para primarias, municipales, son elecciones uninominales donde gana el primero y usted necesita la alianza de otros partidos de la Concertación, porque si ellos se unen la Democracia Cristiana tiene todo que perder… El tema es, ¿cuánto está dispuesta la DC a ceder, en términos programáticos, para buscar la alianza electoral con la izquierda nuevamente?

-No hay que confundir las cosas, hay dos elecciones distintas. Tienen un sistema electoral distinto y son de naturaleza distinta. Es la presidencial y la de gobernadores y alcaldes. En alcaldes no hay segunda vuelta y en la de gobernadores hay segunda vuelta con un umbral muy bajo. Nosotros no tenemos ningún problema en ir a una primaria, queremos que sean los ciudadanos los que decidan y que podamos concursar en una primaria abierta, participativa, que lo resolvamos con más democracia, porque si no, vamos a terminar firmando el triunfo de Joaquín Lavín en la elección presidencial del próximo año si no nos ponemos de acuerdo. La Democracia Cristiana quiere la posibilidad de competir.

No estamos disponibles a una primaria sin un marco predefinido, no estamos disponibles para dar un cheque en blanco. Hay que tener definido los límites».

-Usted está ofreciendo una primaria donde en cinco minutos se pone de acuerdo, ¿incluye al Frente Amplio y Partido Comunista?

-Alcaldes y concejales ningún problema, todos los que quieran participar en una primaria amplia. Para la elección presidencial donde, en primer lugar, es un sistema distinto porque hay segunda vuelta, con un umbral del 50%… Quiero recordar que desde la elección de Frei del 93 nunca ha habido un solo candidato del mundo progresista, de centro izquierda, siempre ha habido uno más de la alianza entre del centro y la izquierda, a lo menos uno en la papeleta para primera vuelta. No lo podemos dramatizar, tenemos que tratar de llegar lo menos dispersos y para eso nosotros no estamos disponibles a una primaria sin un marco predefinido, no estamos disponibles para darle un cheque en blanco al que gane la primaria o para recibir un cheque en blanco si nosotros ganamos la primaria. Hay que tener definido los límites. 

-Usted, ¿no quiere que se repita lo que ocurrió con Michelle Bachelet, donde la Democracia Cristiana tuvo que plegarse a un programa donde prácticamente no tuvo participación, según lo que escribió después Ignacio Walker?

-Hay que aprender de todos los errores, habernos precipitado a una primera vuelta sin tener bien resuelto la situación del pacto parlamentario fue un error el 2017 y antes también fue un error ir a una primaria sin tener predefinido el marco. Primero el principio democrático, derechos humanos, cuáles son los ejes fundamentales del programa y cuál va a ser el rol de la coalición de gobierno y los partidos, el cómo vamos a resolver nuestras diferencias. Todo eso tiene que estar en un juicio preestablecido y luego vamos a una primaria y quienes quieran adherirse a ese marco, ningún problema. Pero quienes no estén dispuestos a aquello no tiene sentido que lo hagan, no siempre dos más dos son cuatro, no siempre sumar fuerza política significa construir mayoría, hay que tener consistencia y lo que plantea la DC es que el partido está disponible y quiere primarias para definir al candidato presidencial, pero sobre la base de un marco político programático previamente establecido.

-¿Y están las condiciones para llegar a ese acuerdo programático?, porque lo que dijo Jadue, quien pareciera que la mayor afinidad que tiene con usted es que también es palestino, pero en el resto no parece tener mucha afinidad… El planteamiento de Daniel Jadue es que el programa que gana la primaria se convierta en la columna vertebral del programa y que se supone que todos van a concordar, ¿usted está dispuesto?

-Tenemos una diferencia, nosotros hemos dicho que a eso no estamos disponible, pero falta tanto para las presidenciales... Todavía tenemos que enfrentar las primarias de alcalde y gobernador, el plebiscito, que para nosotros es prioridad. Nosotros fuimos protagonistas del acuerdo del 15 de noviembre, de abrir este camino participativo para poder tener una nueva constitución. Estamos muy involucrados en ello y esa es nuestra prioridad hoy, y luego las próximas elecciones. Algunos están un poco ansiosos y apresurados con la elección presidencial, lo que es un error. al evadas es que creo que algunos están un poquito ansiosos y apresurados con la presidencial

-A usted le están exigiendo acordar objetivos comunes con la DC y el FA. Por eso le pregunto, ¿están hoy las condiciones para ir por un grupo que cree, por ejemplo, en la nacionalización de los fondos de pensiones, nacionalización del cobre y que tienen ideas de ese estilo?, ¿está dispuesto o cree que están las condiciones para tener un programa común con el FA y el PC?

-Usted sigue confundiendo las cosas, la veo muy ansiosa con el Frente Amplio y el Partido Comunista…

Para alcaldes y gobernadores nosotros fácilmente podemos concordar un acuerdo programático para estas elecciones».

-Bueno, pero son ellos los que están condicionándole el pacto electoral a ustedes.

-Usted no entendió bien esa respuesta del FA porque estamos hablando de las elecciones de alcaldes y gobernadores. Para alcaldes y gobernadores nosotros fácilmente podemos concordar un acuerdo programático para estas elecciones. Ni los alcaldes ni gobernadores tienen la facultad de nacionalizar los fondos de pensiones y todas esas cosas. Por esto, es mucho más fácil ponerse de acuerdo.

-Pero no es eso lo que le están pidiendo. Le están pidiendo programas comunes de la mirada política, quieren acuerdo macro político..

-No es así, para alcaldes y gobernadores estamos disponibles para generar marco de entendimiento y creo que no va a ser tan difícil, queremos gobierno locales y regionales con más facultades, más transparentes, participativos, que involucren más a la ciudadanía, que se hagan cargo de temas emergentes con más fuerza, el tema de la seguridad ciudadana, de la calidad de vida, medioambiental, reciclaje, emprendimiento, estrategias de desarrollo. 

-Esas definiciones le están exigiendo el FA y el PC para hacer alianzas electorales con ustedes. Quieren objetivos políticos comunes mucho más amplios.

-No, mire, usted comprenderá que es un despropósito que para ponernos de acuerdo en la elección de alcaldes alguien quiera que estemos de acuerdo si se nacionalizan o no los fondos de pensiones. Cosa que nosotros no estamos de acuerdo con expropiarle los ahorros a los trabajadores chilenos.

-Usted está de acuerdo con Mahmud Aleuy que dijo que «derrotar la derecha es suficiente para adoptar cualquier mecanismo, pero lo importante es tener candidatos únicos para derrotar a la derecha y que no siga gobernando” ¿Usted cree que ese debería ser el objetivo principal de la oposición, derrotar a la derecha a cualquier costo?

-Me parece que nosotros si no tenemos una alternativa, si no tenemos un sueño, un proyecto obviamente que uno no es capaz de construir mayoría. Eso ha demostrado ser un fracaso. En la elección del 2009 ese fue el slogan para la segunda vuelta de Frei con Piñera y perdimos. Luego con Guillier pasó algo similar. La unidad no es argumento suficiente, tenemos que construir un proyecto que sea consistente, mayoritario y prefiero que sea consistente, aunque de alguna manera algunos no estén incluidos en esa primera etapa y que nos permita atraer a un electorado que indudablemente quiere cambios, pero no quiere saltos al vacío, no quiere inestabilidad. Por esto, es muy importante el contenido de ese cambio, de esa propuesta y que nosotros desde la oposición no renunciemos a la gobernabilidad.

Este gobierno no ha sido capaz de dar gobernabilidad, ni dar crecimiento, tranquilidad y certeza, pero no porque sea el peor gobierno de la historia reciente de nuestro país va a ser argumento suficiente como para poder transformarnos en una alternativa. Sin embargo, para elecciones de alcalde y gobernadores es muy importante el punto de vista simbólico y político, y ahí lo que hemos dicho es que compitamos en elecciones primarias porque lo consistente es reafirmar siempre el principio democrático aunque duela. La DC es el partido que más arriesga porque es el que tiene más alcaldes en Chile, estamos disponibles a competir en todas las comunas para que no seamos la cúpula de los partidos los que decidamos el mejor candidato en cada territorio, sino que sean los habitantes de esa comuna, los habitantes de esa región lo que puedan elegir libremente. Para la elección presidencial tenemos que tener un marco preestablecido, predefinido porque tenemos que tener un proyecto que sea creíble, que sea consciente y que sí llegamos al gobierno podemos implementarlo. 

-«Todos contra la derecha» ya no se lo compra la gente… El que Mahmud Aleluy esté diciendo que eso debe ser motivo de la unidad. ¿Usted cree que es algo que los ciudadanos compran hoy?

-Eso es no reconocer el Chile actual, hoy es mucho más volátil el punto de vista electoral, muchos de los que votaron por Bachelet en dos ocasiones también votaron por Piñera, incluso los que votaron por Beatriz Sánchez también votaron por Piñera. Es evidente, Piñera subió del 36% en la primera vuelta al 54% en la segunda vuelta. El electorado es muy volátil y lo que quieren en definitiva son cambios, más dignidad, justicia social, que nos preocupemos del medio ambiente, que garanticemos más derechos sociales, pero también quiere que funcione la economía, que generemos empleos, que el país crezca, mas orden, tranquilidad, más seguridad. Para eso nosotros tenemos que tener un proyecto que se haga cargo de esa ciudadanía que es demandante más que clasificarse en la lógica izquierda y derecha. Lo que sí quiere cambiar es más diálogo, entendimiento, porque sabe que la única manera de poder salir adelante. Desde la DC eso es lo que queremos representar. Una alternativa de cambio profundo, pero que dé tranquilidad, certeza sobre la base de la búsqueda de entendimientos amplios porque son los cambios que le dan estabilidad al país. 

Reactivación de la violencia en La Araucanía

-Y a propósito de la necesidad de seguridad que quiere la gente… Hoy hay preocupación por la reactivación de la violencia en La Araucanía y el gobierno alega que hay cero colaboración de la oposición en dar herramientas legales para combatirla. El Senado rechazó el proyecto que busca mejorar la persecución del robo de madera, y la oposición este miércoles en la Cámara rechazó también el proyecto que busca proteger la infraestructura crítica, aunque hubo 5 diputados DC que apoyaron ese proyecto. ¿Usted está de acuerdo con que la DC hoy esté en una posición más bien dura en contra del gobierno?

-El gobierno aquí tiene que asumir su fracaso total en el control del orden público en la región de La Araucanía.  

-¿La oposición está ayudando?

-No me hago cargo de toda la oposición, pero creo que las herramientas legales y operativas que hoy tiene el Gobierno, que tienen las policías perfectamente le permiten hacer mucho más de lo que esta haciendo. Si se deben mejor algunos proyectos de ley la DC siempre ha estado disponible a discutirlo, pero no puede ser esa una excusa para inacción total del Gobierno. Donde ha dejado abandonada la región en su conjunto, ha dejado abandonadas a las víctimas de la violencia. Hay grupos que mal utilizan el nombre del pueblo mapuche, pero que son organizaciones que se dedican a cometer delitos, a difundir inestabilidad y temor y por otro lado ha dejado abandonado al pueblo mapuche en sus demandas históricas.

-¿Entonces las leyes que está tratando de aprobar el Gobierno no son necesarias? ¿Si usted estuviera en la cámara hubiese votado en contra también?

-Yo le pregunto… ¿En qué cosa esa ley te ayuda a resolver el tema de La Araucanía? 

-Hoy están usando, por primera vez, explosivos para volar puentes en Lleu Lleu, también hubo un atentado en Malleco, volaron antenas, y están usando explosivos contra infraestructura crítica. ¿Es necesario o no? En otros países del mundo las Fuerzas Armadas están siempre protegiendo la infraestructura crítica.

-Definamos bien infraestructura crítica, pero el 99,9% de violencia en La Araucanía no afecta la infraestructura crítica. Si hay que tener una legislación que nos permita resolver el 0,01% de los casos, discutámoslo hay que avanzar en eso, pero qué pasa con el otro 99,9% donde no es infraestructura crítica. 

-Pero es lo mismo con la ley que busca mejorar la persecución del robo de madera..

-Es una porción minúscula la que está vinculada al robo de madera también, y eso es un delito. El problema es que ni siquiera los pilla… 

-Pero está financiando a grupos de izquierda radicalizada, los grupos violentistas en La Araucanía o, ¿es falso?

-Yo no sé, usted tiene algunas fuentes que probablemente sean falsas.

-El diario, igual que usted. 25 miles de dólares se calcula que es lo que rinde el robo de madera…

-La verdad no sé quienes son. Es gente que no es de izquierda ni de derecha, son personas organizadas para cometer delitos, cuando hay delincuentes hay que perseguirlos, no hay que catalogarlos políticamente, son delincuentes. 

-El tema no es la afiliación política, el tema es la violencia…

-El Estado de Derecho es la primera obligación de un gobierno, es garantizar el estado de derecho. En La Araucanía ha fracasado hace mucho rato, no solo este Gobierno, también los anteriores, pero particularmente este Gobierno. Un Gobierno que prometió, al igual que en su primer mandato que lo iba a enfrentar, la verdad es otra, tenemos el peor momento en la historia desde el punto de vista de violencia.  Usted quiere que concluyamos que es un problema de la oposición y no del gobierno. Me parece que eso es insólito, esto es una responsabilidad del gobierno que ha fracasado en esto, ha fracaso en su agenda de La Araucanía, en darle tranquilidad de quienes viven ahí, en proteger a las víctimas y en tener una política eficaz, contundente y profunda respecto al pueblo mapuche. 

 

 

 

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar