Derechos humanosDictaduraViolencia

Cifras del gobierno Maduro: Más de 15 mil presos políticos, 715 aún tras las rejas, 15% víctimas de torturas

Más que números, familias enteras privadas de libertad por protestar o simplemente pensar distinto. Un grupo que incluye menores de edad, donde “la mayoría ni siquiera tiene cargos en su contra, juicios, ni derechos a la defensa”.

Este jueves pasado se realizó una concentración en la Torre Parque Ávila, en Los Palos Grandes, como un esfuerzo por visibilizar la grave situación de los presos políticos en Venezuela, a propósito de las 715 personas que siguen privados de libertad por orden de la administración de Nicolás Maduro.

Desde el año 2014 un total de 15,065 fueron encarcelados por razones de índole política, de acuerdo con reporte del Foro Penal de Venezuela, en cuyas denuncias se asegura que “la mayoría ni siquiera tiene cargos en su contra, juicios, ni derechos a la defensa”, como establece el ordenamiento jurídico vigente en la nación sudamericana.

Además de una sistemática documentación y registro de los abusos contra los privados de libertad y los detenidos, el trabajo del Foro establece que más de 15 mil venezolanos han sido puestos tras las rejas tan solo durante el mandato de Nicolás Maduro. Alrededor de un 15%  de ellos “ha sufrido terribles torturas durante su cautiverio”.

Aumentan los dramas de 2019

Entre el primero de enero y el 16 de junio de 2019 ocurrieron 2093 arrestos por razones políticas. Es decir, el 14% del número total. Y aunque de ese monto, han sido excarcelados 1464, sólo 42 de ellos recibieron libertad plena y apenas 7 cuentan con una “libertad sin restricciones”, mientras que 210 fueron liberados sin régimen de presentación.

De hecho, más de la mitad de los excarcelados recibieron libertad con medidas cautelares: 1.105, mientras que sobre 96 pesa la liberación “con admisión de hechos”. Dos fueron por supuesta “medida humanitaria”, e igual número de casos “con suspensión condicional del proceso”.

En la actualidad permanecen detenidas 629 personas. De esa cifra, siguen privados de libertad 485, veinte de ellos en espera de fiador y 124 pendientes por presentación.

En total, la administración de Nicolás Maduro acumula 15.065 arrestos hasta el 16/06/2019, al tiempo que pesan medidas cautelares sobre 8.680 venezolanos y 845 civiles fueron presentados ante tribunales militares.

Cumplió en prisión la mayoría de edad

Tras las rejas siguen 715 presos políticos. De ese grupo, 51 son mujeres, incluyendo a una adolescente que cumplió la mayoría de edad en prisión. 106 de ellos son militares y sólo 21 figuran como “condenados”. En cuanto a su estatus: 700  privados de libertad, 12 privados en espera de fiador, 3 pendientes por presentación o “probable desaparición forzosa”.

Además, 8680 personas siguen sujetas a procesos penales arbitrarios e injustos bajo medidas cautelares.

Las dramáticas cifras rojas se conocen gracias a la labor de más de 4 mil los activistas que conforman el equipo del Foro Penal Venezolano, la mayoría de los cuales “no son abogados”. Aunque el equipo sí dispone de al menos 200 especialistas en leyes, distribuidos en el país tras un riguroso proceso de formación que los capacita para asistir a los presos en el país.

Los reportes del organismo son consultados por un gran número de instancias multilaterales, y en la actualidad gozan además de la validación internacional por entes como la Organización de Estados Americanos (OEA), la cual hace continuo seguimiento de la documentación de los casos.

Adicionalmente, Venezuela es el único país de Latinoamérica donde por orden de Gobierno, a sacerdotes y obispos se les impide brindar atención espiritual y pastoral a los presos en las cárceles, lo que incluye a los presos políticos.

Muerte durante manifestaciones

En lo que va de 2019, los informes permiten constatar que la persecución, la intimidación y el asesinato de ciudadanos que disienten y se manifiestan en contra de las políticas gubernamentales, continúan ejerciéndose por parte de funcionarios de la administración Maduro, de forma sistemática, contra un grupo específico de la población.

Dentro del contexto de las manifestaciones -duramente reprimidas- entre el 30 de abril y el 2 de mayo destaca el asesinato de 6 personas. Tres de ellas eran menores de edad, pues contaban con apenas 13 a 16 años.

De hecho, de las 48 personas asesinadas durante manifestaciones políticas en 2019, cinco han sido menores de edad, para un total de al menos 25 menores asesinados en protestas desde el año 2014.

Visita de la Alta Comisionada de la ONU

La jornada de protesta convocada para este jueves coincidió con la visita de Michelle Bachelet al país. Como alta comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas aterrizó en Caracas a fin de constatar en persona la situación de Venezuela e intentar mediar en la grave crisis humanitaria compleja.

Su visita, que se extendió por tres días, incluía según la agenda citas con Nicolás Maduro; el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó; víctimas de abusos y violaciones de derechos humanos; y representantes de distintas ONG y diplomáticos.

La funcionaria fue recibida con manifestaciones que exigen el reconocimiento de derechos. La economía criolla en total bancarrota, mientras organismos internacionales alertan que más de siete millones de personas necesitan con urgencia ayuda humanitaria.

En este marco, el oficialismo intentó lavar su cara liberando a Gilbert Caro, un diputado opositor desaparecido durante 53 días tras ser detenido por agentes del Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional), y a otros 24 presos políticos. Pero el gesto no cambia la situación política, que cada vez más dramática clama a Dios ejecute cuanto antes su justicia divina.

 

 

 

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba