DeclaracionesDictaduraPolítica

Declaración del Partido Demócrata Cristiano de Cuba (PDC) sobre “el Parón de enero»

Miami, 18 de diciembre de 2019

1. Cuba vive momentos difíciles en todos los ámbitos de la vida nacional.  La falta de voluntad política de Miguel Díaz-Canel y del Partido Comunista para reformar el fracasado modelo económico socialista y el oportunismo rapaz de quienes están en posiciones de privilegio y poder, son obstáculos para el desarrollo del país y provocan que la mayoría de los cubanos hoy vivan en una situación de pobreza y desesperanza.2. De igual forma, hoy se vive una preocupante intensificación del panorama represivo en contra de la oposición pacífica y la sociedad civil. Las fuerzas represivas del Gobierno violan de manera impune derechos humanos recogidos en los diferentes instrumentos internacionales de la Organización de Naciones Unidas y en la recientemente aprobada Constitución.

3.En este contexto han resurgido en el exilio antiguas propuestas de limitar o suspender el envío de remesa familiar, monetaria o material, a Cuba.

4.El PDC, como agrupación con sensibilidad política de inspiración humanista y cristiana, que propone y defiende valores como la solidaridad e instituciones como la familia, no recomienda ese tipo de acciones.

5.No está probado que campañas como estas causen un daño al régimen que le impida realizar o le haga disminuir la represión, o que le obliguen a iniciar un cambio de rumbo inmediato. Sin embargo, sí puede hacer daño a nuestros conciudadanos que, gracias a la solidaridad de sus familiares en el exilio, mitigan las consecuencias de una situación cada vez más agobiante, y esto sí está demostrado.

6.Creemos que es un contrasentido pregonar la influencia cuantitativa y cualitativa de la ayuda de nuestro exilio frente a un régimen cubano quebrado e indolente y a la vez abstraernos de las implicaciones éticas de la suspensión de dicha ayuda solidaria, afirmando que no hará daño a la familia o que cualquiera “aguanta” un mes sin remesas. O decir que nuestras familias son rehenes del régimen y a la vez devolverle el golpe a éste por la misma vía, y al final verlo como daño colateral.

7.Como no puede ser de otra manera, creemos en el pluralismo político y la legitimidad de cada cubano de buena voluntad para impulsar iniciativas buscando un cambio democrático. Sin embargo, nos toca hacerlo con propuestas novedosas, cuyas consecuencias recaigan sobre los represores y no sobre los ciudadanos. Pero ante todo, con propuestas que configuren una alternativa al régimen. Si en algún momento, de manera excepcional, tenemos que pedir un sacrificio material o moral tan importante a nuestros hermanos, que ello sea porque tenemos una alternativa o proyecto real en la cual creer y no simplemente para demostrar fuerza ante nuestro adversario.

*El Partido Demócrata Cristiano de Cuba es miembro de la Internacional Demócrata de Centro (IDC) y en la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA)

CONTACTO

Hector Caraballo:
+1 305 322 4803

CONTACTO
Miguel Saludes:
+1 786 222 1566

Etiquetas
Cerrar
Cerrar