Democracia y Política

El Movimiento 5 Estrellas evita ‘in extremis’ la escisión de la izquierda italiana

Acuerdo entre Grillo y Conte para guiar el partido: el fundador mantiene los poderes y el ex primer ministro será presidente y líder político

Para salvar el Movimiento 5 Estrellas, que estaba al borde de la escisión, han llegado a un acuerdo in extremis sobre las nuevas reglas del M5E, su fundador del M5E, Beppe Grillo, y el que aspira a hacerse con el liderazgo, el ex primer ministroGiuseppe Conte. De todas formas, la tensión sigue alta en el partido entre sus dos tendencias principales: una partidaria de volver a sus orígenes de movimiento antisistema y con ganas de ruptura de la coalición gubernamental, y otra que prefiere seguir ya integrada en el sistema y formando parte del Gobierno de Mario Draghi.

La paz se alcanzó después de nueve días de duros enfrentamientos, en los que no faltaron los insultos y las descalificaciones mutuas entre Grillo y Conte. Se ha llegado a un compromiso, porque la ruptura definitiva hubiera resultado nefasta para el partido, con repercusiones para la coalición de gobierno. Decisiva ha sido la mediación que ha llevado a cabo un comité de siete dirigentes del partido para que Conte y Grillo llegaran a un compromiso.

«Grillo y Conte han definido la nueva estructura de las reglas del M5S»

El actual regente, Vito Crimi, anunció en la tarde del domingo, tras una asamblea extraordinaria de parlamentarios, los detalles del acuerdo: «Grillo y Conte han definido la nueva estructura de las reglas del M5S. El Movimiento se dota así de nuevas y eficaces herramientas, proyectando al 2050 sus valores identitarios y su vocación innovadora. Un liderazgo claro y legítimo del Movimiento constituye un elemento esencial para la estabilidad democrática del país. Grillo y Conte volverán a hablar en los próximos días para definir juntos los últimos detalles e iniciar los trámites de convocatoria de las votaciones».

El ex primer ministro será «el único titular responsable de la acción política»

Grillo y Conte se repartirán el poder en la nueva organización. El voto debe dar el visto bueno a la nueva estructura del partido, guiado por una diarquía. Así quedará dividida la autoridad entre los dos máximos dirigentes: el fundador Grillo sigue siendo «garante y guardián de los principios y valores de la acción política» del M5S; por su parte, el ex primer ministro, será presidente, representante legal y «el único titular responsable de la acción política».

Se evita así una ruptura que parecía insanable. Pero las heridas siguen abiertas, como se está demostrando en la reforma de la justicia aprobada en el consejo de ministros del pasado jueves. Mientras Grillo dio su aprobación, Conte se mostró contrario. Es un claro reflejo de que no hay unidad en el partido y el conflicto puede aflorar con un ajuste de cuentas dentro del Movimiento cuando esa ley sobre la reforma de la justicia se vote en el Parlamento.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba