DictaduraEleccionesPolítica

El Parlamento de Nicaragua aprobó el voto a menores de edad y a personas con documento vencido en las elecciones de noviembre

La Asamblea Nacional controlada por el régimen de Daniel Ortega autorizó una ley que contempla la imposición de cambios válidos para los comicios generales

La Asamblea Nacional (Parlamento) de Nicaragua, controlada por el oficialismo, aprobó este martes una ley que permitirá a los nicaragüenses de 16 años en adelante ejercer su derecho al sufragio en las elecciones generales del 7 de noviembre inclusive con cédulas de identidad vencidas.

La denominada “Ley especial para la vigencia de las cédulas de identidad vencidas a fin de ejercer el derecho al voto el 7 de noviembre en las elecciones generales 2021″ fue aprobada con carácter urgente con 88 votos a favor, ninguno en contra y ninguna abstención, y dos diputados presentes.

La iniciativa fue presentada por un grupo de diputados el jueves pasado ante la Junta Directiva del Parlamento, que acordó discutirla este martes en el plenario sin que fuese analizada previamente por una comisión, explicó la primera secretaria del Legislativo, la oficialista Loria Raquel Dixon.

“La presente Ley tiene por objeto disponer la vigencia de la cédula de identidad ciudadana a aquellos ciudadanos con cédula de identidad vencida, únicamente para garantizar el derecho al sufragio universal, igual, directo, libre y secreto”, según el texto de la Ley.

 

 

El Parlamento de Nicaragua aprobó el voto a menores de edad y a personas con documento vencido
El Parlamento de Nicaragua aprobó el voto a menores de edad y a personas con documento vencido

Por tanto, de acuerdo a la legislación aprobada, “se consideran vigentes, únicamente el día 7 de noviembre de 2021, las cédulas de identidad que estén vencidas a esa fecha, con el objeto exclusivo de garantizar el derecho al voto a los ciudadanos durante las elecciones generales”.

El jefe del grupo parlamentario sandinista, Edwin Castro, afirmó en el pleno que la iniciativa contó con el consenso de las diversas facciones legislativas.

“Es una ley de patriotismo, es una ley cívica, es una ley ciudadana que da oportunidad a todas y a todos los nicaragüenses a ejercer su derecho al voto, independiente que tenga la cédula vencida o válida”, indicó.

El Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), partido del régimen en Nicaragua, ha dicho que espera que las personas salgan a votar de forma masiva en esas elecciones, en las que Daniel Ortega busca su tercera reelección consecutiva.

 

 

La Asamblea Nacional controlada por el régimen de Daniel Ortega autorizó una ley que contempla la imposición de cambios válidos para la elecciones del 7 de noviembre
La Asamblea Nacional controlada por el régimen de Daniel Ortega autorizó una ley que contempla la imposición de cambios válidos para la elecciones del 7 de noviembre

 

 

Por su parte, organizaciones de la sociedad civil y la oposición excluida han llamado a los nicaragüenses a que se sumen a la campaña denominada “paro electoral”, que consiste en que nadie salga a las calles el día de las elecciones en rechazo a los comicios, que consideran una “farsa”.

La campaña de boicot es apoyada por organizaciones estudiantiles, campesinas, profesionales, opositoras, entre otras, y también por sacerdotes de la iglesia Católica, que públicamente han llamado a no votar en los comicios.

Nicaragua vive semanas convulsas tras las detenciones y acusaciones de casi una cuarentena de dirigentes opositores y profesionales independientes, entre ellos siete que habían anunciado sus intenciones de aspirar a la Presidencia y competir con Ortega.

Ortega, un ex guerrillero sandinista próximo a cumplir 76 años y que retornó al poder en 2007 tras coordinar una Junta de Gobierno de 1979 a 1984 y presidir por primera vez el país de 1985 a 1990, busca su quinto mandato, cuarto de forma consecutiva, y segundo con su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

Más de 4,4 millones de nicaragüenses estarán citados a votar en las elecciones del 7 de noviembre próximo, las cuales serán aseguradas por 15.000 militares, según datos oficiales.

(Con información de EFE)

 

 

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba