CulturaDictaduraGente y Sociedad

El problema de Cuba sin blancos ni negros

En reiteradas ocasiones he tratado de arrojar luz y llamar la atención sobre el tema racial; pero la dinámica de los hechos históricos va mucho más allá de colores de piel, etnias y razas. De hecho; la sustancia de los problemas raciales radica en una armazón ideológica, etica y cultural tendente a justificar la apropiación del poder y la riqueza por parte de tal o mas cual grupo dominante o que aspira a serlo. Hoy deseo enfocar el tema cubano; pero no desde la manida consigna anticastrista y la consabida condena de quien por fortuna ya no está sino desde la diáfana, realista y políticamente incorrecta trinchera del sentido común.

De reciente se habla de inmigración hacia Estados Unidos y para muchos cubano-americanos subsiste aún la idea, convertida en falacia por el paso del tiempo y las hábiles maniobras del régimen de La Habana, de que un ciudadano cubano debe ser tratado en modo preferencial respecto a un dominicano, un mexicano o un hondureño. Tal afirmación fundamentada por la existencia de una dictadura en Cuba que pone en peligro la vida de los ciudadanos y nadie puede negar que el régimen que impera en la mayor de las Antillas es el peor flagelo que ha conocido el hemisferio occidental; pero precisamente por ello nadie puede entender como demonios estos prófugos en peligro de muerte que escapan de su lugar de origen; al año y un día con precisión de reloj suizo comienzan a hacer los preparativos para regresar a ese mismo nido de ratas del cual sostenían un año antes, con abundantes lágrimas en los ojos, haber escapado. Y luego de la primera vez viene la segunda y la tercera y se crea ese hábito de saltar el charco cada vez que es posible; en algunos casos mientras reciben ayuda nuestra; ah si porque eso de la ayuda del gobierno federal es otra falacia; el gobiernista federal nunca tuvo un centavo ni lo tendrá sino que nos despoja de una parte de nuestro dinero bien ganado para realizar extraños malabares mediante los cuales los recursos casi nunca van a parar a donde de veras hacen falta; y así, mientras en el downtown de Miami, como en el de varias otras ciudades, ex soldados que lucharon por nuestra libertad viven y duermen en la calle a merced de las inclemencias del tiempo y de la caridad de la comunidad algunos conciudadanos que hasta le lanzaron huevos a otros que se marcharon antes, viven la vida loca yendo a Cuba a aparentar un bienestar que no disfrutan realmente y que no es más que fruto de la mente deformada que les caracteriza.

Pero el descaro no termina aquí: si por casualidad durante el periplo hacia la libertad algún funcionario de cualquier país les trata con rudeza, les maltrata o simplemente les mira atravesados allí mismo al hombre nuevo le da “Chango” con conocimiento y se cose la boca con hilo negro o arma una protesta con carteles y todo exigiendo una solución a su problema: la emprende así, de buen cobarde oportunista, con el eslabón más débil; con los burócratas y los lideres de naciones que no son responsables de la pesadilla que padecen. Albertico y Esperanza vivieron por años en Cuba con la cabeza baja y hablando muy quedo para no provocar la cólera de los verdugos del régimen, pero en cuanto salen de las aguas territoriales que controla la dictadura se les cae el bozal y se convierten en caricaturas de César Chávez para, como por arte de magia de nuevo; luego del año y el día visitar su país de origen y volver a usar bozal; esta vez uno nuevo hecho en Hialeah, una ciudad en la que se venden cosas SOLO para Cuba y es precisamente esa selectividad en la protesta y ese allí si y aquí no lo que nos hace cada vez más villanos a los ojos de los demás que no dejan de preguntarse porque.

Ah pero hay algunos que tienen una inteligente solución; como no es posible revertir la tendencia de conducta del cubano que emigra ahora, pues pidamos la ley de ajuste para todos; para quien?: para todos; para todos para todos? Cono para todos los hispanos. Oye que por le frontera se está colando gente de África y Asía:bueno pues para ellos también. Algunos sostienen que es la vía más cristiana; que facilísimo !!! Como Jesus vivió en una época totalmente distinta nosotros tomamos literalmente lo que dijo y abrimos las fronteras para que esto se nos llene de pobres; así en diez años somos todos iguales: igualmente jodidos!!!

Vamos a dejarnos de usar a Jesús de modo infantil y tomemos al toro por los cuernos; la solución está en eliminar la cooperación con los corruptos gobiernos del hemisferio y no darles ni un centavo más; la cooperación debe establecerse de pueblo a pueblo; de empresario a empresario: empresas americanas que ayuden y saquen a flote a empresas de los países azotados por la miseria y que a cambio de ese sacrificio nuestros empresarios reciban descuentos fiscales; pero dejemos fuera las ONG, los gobiernos y las burocracias chupa sangre. Con una situación mejor en cada país siempre existirá el inconforme que decida emigrar pero no en los volúmenes que vemos en la actualidad.

En sustancia: si bien esa masa viscosa y amorfa que se llama pueblo cubano es una perversa creación del laboratorio comunista es innegable que ocultarlo y regar paternalismo por doquier no resolverá nada; hay que educar a esos compatriotas sobre sus deberes y derechos; claro, eso se hace más difícil cuando los presuntos profesores no son capaces de unirse y con vergonzosa genuflexión aceptan como corderos la autoridad del régimen para decidir quien entra en Cuba y quien no. Como decía el borracho: “estamos rodeados”.

Andres Alburquerque.
Communications and Media Director.
Afro Cuban Forum.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Cerrar
Cerrar