Democracia y PolíticaOtros temasRelaciones internacionales

Gobierno y oposición acuerdan el rearme del ejército alemán

El canciller alemán Olaf Scholz justifica que el fondo especial de 100.000 millones es «necesario para una Bundeswehr fuerte»

Tras semanas de duras negociaciones, el canciller alemán Olaf Scholz y su «coalición semáforo», en la que gobierna con liberales y verdes, ha logrado un acuerdo con la oposición conservadora de la CDU-CSU para la creación de un fondo especial de 100.000 millones de euros que servirá para rearmar el Ejército. Este acuerdo era necesario porque requerirá una modificación de la Ley Fundamental alemana y el consenso se enmarca en la nueva situación de seguridad internacional que ha creado la invasión rusa de Ucrania. El acuerdo ha sido confirmado de madrugada por representantes de los partidos, tras más de tres horas de negociación en Berlín y tras varias semanas de disputas legales. Esa partida será seguida de una asignación presupuestaria anual superior al 2% del PIB y constituye la la primera gran operación de rearme desde la II Guerra Mundial.

«Se lanzará una iniciativa para acelerar la contratación de compras de armamento inmediatamente y antes de la pausa parlamentaria de verano», han informado los negociaciones en un comunicado conjunto.

En respuesta a la invasión rusa de Ucrania, el canciller socialdemócrata Olaf Scholz anunció este rearme masivo en el Bundestag el pasado 27 de febrero. Desde entonces ha sido necesario trabajar en el consenso con la oposición, que ha incluido varias exigencias propias en el proyecto, relacionadas fundamentalmente con la transparencia en la contratación de las armas. En la declaración distribuida por el Ministerio de Finanzas, se afirma que «juntos nos aseguraremos de que la Bundeswehr se fortalezca con inversiones adicionales» y que el «objetivo del 2% de gasto militar de la OTAN se logrará en promedio durante varios años». La líder del SPD, Saskia Esken, había adelantado en una entrevista con Frankfurter Allgemeine Zeitung que «no alcanzaremos el objetivo del 2% por igual todos los años». «Las cantidades pueden no ser tan altas en los dos primeros años, y luego llega un año en que se hace necesario mucho», había señalado, en referencia a que si se hace un gran pedido hoy, no lo tendrán hasta dentro de tres o cuatro años.

Este ha sido el principal punto de discusión hasta el final. La CDU quería dejar en claro que el fondo especial solo se utilizará para la Bundeswehr y que no accederán a él otros departamentos del Estado. La formulación inicialmente planeada, «para fortalecer la alianza y la capacidad de defensa», era demasiado poco específica y obligaron a modificarla. Los Verdes, en particular, querían que el dinero se utilizara también para financiar la defensa cibernética y el apoyo a los países socios, pero finalmente no será este fondo el que se utilice para esos fines, que pasarán a depender el presupuesto federal anual. El gobierno presentará en breve una estrategia para fortalecer la seguridad en el espacio cibernético y de la información. «Las medidas necesarias para la seguridad cibernética, la protección civil y para fortalecer y estabilizar a los socios se financiarán con cargo al presupuesto», han confirmado fuentes del Ministerio de Finanzas, Christian Lindner.

Junto con la ley prevista para el establecimiento de este fondo especial, también se debe decidir un plan económico con los proyectos de adquisición específicos, según han dejado establecido también los negociadores. «Su realización estará acompañada por un órgano consultivo de la Comisión de Presupuesto del Bundestag alemán», precisa el texto. El acuerdo garantiza además lo siguiente para el futuro: «Después de que se haya utilizado el fondo especial, los fondos necesarios para lograr los objetivos de capacidad de la OTAN válidos en ese momento seguirán estando disponibles».

Durante una conversación con ciudadanos en su distrito electoral de Potsdam, el domingo, Scholz justificó que el fondo especial de 100.000 millones es «necesario para una Bundeswehr fuerte». «Es necesario para que nadie se atreva a atacarnos a nosotros o a nuestros aliados», dijo, “por supuesto, si ha incumplido el Derecho Internacional, a menudo tendrá la idea de volver a hacerlo”, dijo Scholz, refiriéndose a Putin y a la guerra de agresión a Ucrania.

En las semanas previas al acuerdo, los partidos del gobierno habían dicho que el cumplimiento del objetivo del 2% que exige la OTAN no debería estar anclado en la Ley Básica, como había propuesto inicialmente la CDU, pero este punto quedó abierto en el documento de resultados dela negociación. El PIB aún no se conoce cuando se establece el presupuesto, por lo que no sabe en este momento si el objetivo finalmente se cumplirá con los planes presupuestarios o no. La Oficina Federal de Estadística informa el resultado de los cálculos sobre el PIB alrededor de 15 días después del final de cada año.

El portavoz de política de Defensa del grupo parlamentario liberal (FDP,) Alexander Müller, ha advertido que «el fondo especial debe incluirse en la Ley Básica antes de las vacaciones de verano, de lo contrario perderemos mucho tiempo». Antes de que la industria contrate nuevo personal y ordene materiales y productos preliminares, quiere asegurarse de que los fondos también estén legalmente asegurados.

 

 

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba