Democracia y PolíticaEconomíaGente y SociedadSalud

La crisis del coronavirus amenaza con mandar al paro a 4,5 millones de españoles

Es la cifra de trabajadores con contratos temporales en España. Representan el 26,8% de los españoles ocupados y ya son los primeros en verse afectados por los despidos en una crisis que expertos y sindicatos comparan a la de 2008 en términos de destrucción de empleo

La crisis económica desatada por el coronavirus amenaza con provocar niveles de destrucción de empleo similares a los del año 2008 y puede enviar al paro a casi 4,5 millones de personas a corto y medio plazo, según alertan expertos y sindicatos.

Es la cifra de empleados con contratos temporales en nuestro país y representan, según el INE, un 26,8% de las personas con trabajo en España, el país europeo con mayor tasa de temporalidad de la UE (frente al 14,2% de la media comunitaria). «Sin duda, por esta razón, el mercado laboral español puede ser el más afectado de Europa por el coronavirus», afirma Carlos Martínez, economista y presidente del IMF Business School.

Como adelantó Vozpópuli este domingo, la vicepresidenta Nadia Calviño teme que el parón de la economía durante los dos próximos meses acabe dejando sin empleo a un millón de personas. Todo dependerá de lo que se tarde en superar la crisis sanitaria, pero la situación puede empeorar mucho más si la contingencia por el coronavirus, como recogen los peores escenarios previstos por el Gobierno, se prolonga durante cuatro o cinco meses.

«Los niveles de destrucción de empleo pueden ser catastróficos, incluso peores a los de la crisis de 2008, si esta situación se prolonga más allá del mes de junio y perdemos todo el empleo que se suele crear durante la época estival en sectores como el turismo o la hostelería», añade Carlos Martínez.

El pesimismo y la inquietud por las similitudes entre esta crisis y la de 2008 se contagia a los sindicatos, que señalan con claridad a los trabajadores con contratos temporales como los más amenazados a corto y medio plazo.

«Vamos a ver un efecto similar al de la crisis. En cuanto baja la actividad de las empresas, los primeros que son expulsados del mercado laboral son las personas con contratos temporales«, afirma Lola Santillana, secretaria de Empleo de Comisiones Obreras (CCOO).

Empiezan los despidos

Trabajadores que, en forma de despidos temporales, ya han empezado a sufrir los estragos causados por el cierre de comercios, hoteles, bares y restaurantes, la cancelación de vuelos y la caída de producción en las fábricas. Es el caso de Gonzalo Rodríguez, que hasta este viernes trabajaba como comercial, con un contrato por obra y servicio, para una conocida firma dental.

«Hoy me han comunicado que por el coronavirus he sido despedido de forma temporal. Nos han dicho que solo vamos a cobrar la mitad del mes de marzo y que nos van a arreglar los papeles para que podamos cobrar el paro hasta que nos puedan contratar de nuevo. Pero no sé si cumplo con los requisitos para tener acceso a la prestación porque empecé a trabajar en julio», añade este madrileño de 34 años.

Golpe al turismo de hasta 33.000 millones

El impacto del coronavirus en el empleo se ha empezado a notar en todo el sector servicios, pero está teniendo un impacto mayor en el turismo, que representa un 12,3% del PIB español y podría perder más de 33.000 millones si la crisis del Covid-19 se prolonga durante cuatro meses, según cálculos de Exceltur.

Situación preocupante en un momento clave para el empleo y la economía española: la campaña de contratación para la Semana Santa.

«Además de los despidos que ya se están produciendo, la suspensión de eventos como Las Fallas en Valencia o la Semana Santa en Sevilla van a provocar que cientos de miles de personas se queden sin posibilidad de acceder a un trabajo en esta temporada», señala Lola Santillana. «Y no solo en el turismo, sino también en la hostelería, el comercio y muchos otros sectores», añade la secretaria de Empleo de CCOO.

Sindicatos y expertos consideran insuficientes las medidas adoptadas por el Gobierno ante una posible recesión económica que, según ESADE, podría hacerse realidad durante el segundo semestre del año

AirEuropa e Iberia ya han anunciado que van a iniciar Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) como consecuencia del impacto provocado por el Covid-19 sobre su operatividad. Por su parte, la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM) ha reconocido que ya se están produciendo despidos y cierres temporales en el sector hotelero de la región.

La ocupación en Madrid se encuentra en el 15%, cuando la AEHM esperaba tener un 85% de sus habitaciones llenas en estas fechas. Es el resultado de la cancelación de congresos y ferias profesionales por el coronavirus en la capital española. Además, según el sindicato UGT, Meliá tiene previsto despedir al menos a 200 personas.

También se han anunciado Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTEs) en grandes cadenas de gimnasios, como GO-Fit, y el cierre de colegios ha provocado el cese de actividades de profesionales de la educación infantil y monitores de empresas dedicadas a las clases extraescolares.

Recesión a la vista

Aunque aplauden como un «primer paso» las medidas anunciadas el pasado jueves por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sindicatos y expertos las consideran «insuficientes» para el mediano y largo plazo. Especialmente ante las perspectivas de que se desate una recesión económica que en España podría hacerse realidad durante el segundo semestre del año, según un estudio publicado el apsado viernes por el Esade Center for Economic Policy & Political Economy.

Antonio García Pascual, profesor visitante de la Universidad Johns Hopkins y coautor del informe, explica que la disrupción económica provocada por el Covid-19 será «enorme» tanto por parte de la oferta como por la demanda, debido al «colapso» de las cadenas de producción y distribución, así como por la «incertidumbre» y las propias medidas de contención del virus. Además, el estudio de ESADE señala que la crisis será mucho más dura para España que para otros países por las condiciones estructurales de nuestra economía y nuestro mercado laboral.

Una tesis que comparte el economista Carlos Martínez. «Sin ninguna duda va haber una recesión a partir de junio por la merma en los ingresos vía impuestos y también en los ingresos de la Seguridad Social, como consecuencia del aumento del paro. Por eso es clave que para atender esta crisis la Unión Europea levante las restricciones de gasto y déficit y se adopten medidas de choque que tengan un impacto verdadero», asevera el presidente de IMF.

«Las medidas del Gobierno son insuficientes»

En un comunicado conjunto, la CEOE, CEPYME, UGT y CCOO pidieron el jueves al Ejecutivo de Sánchez que se aprueben medidas con carácter extraordinario para agilizar los ERTEs y que los trabajadores con contratos fijos discontinuos puedan tener acceso al paro aunque no cumplan los requisitos para tener acceso a la prestación. Dos puntos que no están recogidos en las medidas anunciadas hasta el momento por el Gobierno.

«Nos parecen bien las medidas como un primer paso, pero son insuficientes para los trabajadores, que al final son los paganos en todas las situaciones de crisis», indica Santillana. «La inyección económica de 400 millones anunciada por Sánchez para el sector del turismo es muy inferior al paquete de ayudas que se puso en marcha tras la quiebra de Thomas Cook, cuando la situación que nos encontramos es de un calibre mucho mayor», lamenta por su parte Mar de Miguel, secretaria general de AEHM.

 

 

 

Etiquetas
Cerrar
Cerrar