DeportesDictadura

La prensa oficial llama «esclavos» a tres ajedrecistas cubanos emigrados

La publicación de Telemayabeque fue eliminada pocas horas después, pero ya el debate estaba servido

Este domingo la página oficial del canal Telemayabeque en Facebook atacó a los ajedrecistas emigrados Lázaro Bruzón, Leinier Domínguez y Yuniesky Quesada, a los que presentó como «esclavos» por jugar actualmente bajo la bandera de otros países.

«Realmente da mucha vergüenza actitudes como éstas. Hay actitudes legales que no son éticas. Las vemos todos los días y algunos piensan que es normal, que no pasa nada. La esclavitud de los hombres es la gran pena del mundo», comentó el canal local en las redes sociales.

«Cuando te sientes atado por cuatro monedas dejas de ser un ser humano para convertirte en mercancía. ¡Qué pena!», añadió el texto que inmediatamente generó una gran cantidad de comentarios a favor y en contra.

La publicación de Telemayabeque fue eliminada pocas horas después, pero ya el debate estaba servido. Muchos internautas compartieron capturas de pantalla del texto y condenaron el mensaje por su carácter discriminatorio.

«Hay actitudes legales que no son éticas. Las vemos todos los días y algunos piensan que es normal, que no pasa nada. La esclavitud de los hombres es la gran pena del mundo», comentó el canal local en las redes sociales

El periodista José Raúl Gallego, residente en México, escribió que daba «mucha vergüenza» que un medio de prensa oficial «esgrima este tipo de pensamientos». Consideró que no se trata de «errores aislados, meteduras de patas ocasionales, iniciativas de un community manager entusiasta», porque responden a «un proceder sistémico».

«Ayer Leinier era el ídolo de Güines [en Mayabeque], hoy el telecentro que de seguro lo aplaudió durante años lo relaciona con términos como vergüenza y esclavitud», agregó Gallego. «Hay muchos a los que les molesta ver felices y realizados a quienes deciden romper con el sistema que contribuyó a su formación, pero que también los usaba, limitaba y castigaba injustamente, o simplemente porque decidieron hacer su vida en otro lugar, lo cual es un derecho de cada quien».

Por su parte, el internauta Abel Moya Gómez opinó que la publicación era fruto de «gente incapaz de juzgar con precisión». «Insultan a los que se fueron y no hacen nada por los que aún están allí, más bien palos para que apuren la huida… qué mal», puntualizó.

Uno de los que compartió su opinión sobre la publicación del telecentro fue el propio Bruzón que consideró que el texto es tan mediocre que «cuesta creer que vengan de parte de un medio oficial».

«Cuando vivía en Cuba a lo largo de mi carrera varios de mis amigos se fueron a residir a otros países, yo siempre mantuvo excelentes relaciones con todos ellos». El gran maestro internacional de ajedrez rechazó la idea de que los ajedrecistas emigrados sean tildados de «traidores».

«Ni siquiera nos quedamos con el pasaporte oficial, no abandonamos ningún evento, salimos de Cuba sin violar ninguna ley. ¿Cuál es nuestro delito?», cuestionó Bruzón

«Ni siquiera nos quedamos con el pasaporte oficial, no abandonamos ningún evento, salimos de Cuba sin violar ninguna ley. ¿Cuál es nuestro delito?», cuestionó Bruzón, quien en los últimos tiempos ha hecho varias críticas públicas a la gestión oficial cubana sobre el deporte y también a cuestiones políticas.

Para Bruzón las críticas más fuertes van contra los dirigentes que «han preferido que se hunda el deporte» en la Isla antes que «flexibilizar políticas muy rígidas y pasadas de tiempo».

«En el mundo entero los deportistas viven donde entiendan y siguen representando a sus respectivos países, eso mismo yo quería hacer, pero no me dejaron otra opción». Y en su opinión los culpables de que en Cuba no funcione así son esos mismos que «llaman traidores y mercenarios» a los deportista emigrados.

Aunque Lázaro Bruzón es uno de los más importantes ajedrecistas cubanos, su nombre ya no figura en la nómina del equipo nacional, una situación similar a la de Leinier Domínguez Pérez, que forma parte ahora de la Federación estadounidense de ajedrez, y de Yuniesky Quesada, quien también optó por emigrar.

Etiquetas
Cerrar
Cerrar