Derechos humanosDictaduraViolencia

Más de un millar de acciones represivas confirman abril como el peor mes del último año en Cuba

Al informe del Observatorio Cubano de Derechos Humanos se une el de Cuban Prisoners Defenders, que sitúa en 145 los presos políticos

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH), con sede en Madrid, sitúa en más de un millar las acciones violentas contra activistas de derechos humanos y periodistas independientes en abril, lo que convierte al mes en el más represivo en lo que va de 2021.

En su último informe, publicado este lunes, la organización señala en total 1.018 acciones, que también sobresale como la peor cifra en los últimos 12 meses. Entre los actos represivos del Gobierno, se documentaron 206 detenciones arbitrarias, incluyendo 13 con uso grave de violencia. « Sitiar viviendas de activistas de forma arbitraria» volvió a ser la más usada con 475 casos, agregó el OCDH.

Cires advirtió que el Gobierno «tiene que cambiar el rumbo de sus actuaciones de manera inmediata y comenzar a respetar los derechos humanos de todos los cubanos»

«Además, se produjeron amenazas, hostigamientos, multas, agresiones físicas, allanamientos de casas, citaciones y actos de repudio, entre otras actuaciones de la policía política cubana», principalmente en La Habana, Santiago de Cuba, Matanzas y Villa Clara.

El Octavo Congreso del Partido Comunista «ha obedecido a una dinámica de lucha interna por el poder. Para los problemas de la población, no ha habido respuesta», djo Yaxys Cires, director de estrategia del OCDH, que definió a Cuba como «un país emprobrecido y reprimido».

Cires advirtió que el Gobierno «tiene que cambiar el rumbo de sus actuaciones de manera inmediata y comenzar a respetar los derechos humanos de todos los cubanos».

A su juicio, el país está en un momento de definición y «el Gobierno pretende controlar la realidad por medio de más represión; intentar el asesinato de reputación en el caso de Luis Manuel Otero Alcántara y otros activistas, para que cesen en sus demandas y articulaciones solidarias». Cires exigió al régimen que «renuncie a la represión contra el Movimiento San Isidro» y ponga fin a la «campaña de odio desatada contra el activismo independiente».

Por su parte, Cuban Prisoners Defenders (CPD) en su último informe publicado este lunes, advierte de que la Seguridad del Estado continúa incrementando «un cruento régimen de tortura y maltrato a los presos políticos en Cuba», que ya suman 145 en el país con los nueve que se añadieron en abril.

La ONG, que también tiene su sede en Madrid, recalcó que Cuba vive la «era Alejandro Castro– Miguel Díaz-Canel»

La lista de condenados la conforman en su mayoría activistas de organizaciones opositoras o de derechos humanos y se dividen en convictos de conciencia, condenados de conciencia y otros penados por temas políticos. En el último año han sido incluidas 59 personas, un promedio de cinco cada mes.

El informe señala además que en abril no se produjeron ni indultos ni rectificaciones de condena en ningún caso.

La ONG, que también tiene su sede en Madrid, recalcó que Cuba vive la «era Alejandro Castro– Miguel Díaz-Canel», tras ser elegido este último como «brazo político del poder militar».

El comunicado afirma que la advertencia de Díaz-Canel, que en el congreso del Partido afirmó que no iba a permitir que «los activistas del caos, de la vulgaridad, del desacato, mancillen la bandera e insulten a las autoridades», han marcado el rumbo del régimen, que manifiesta parte de su violencia en «las torturas» y los «malos tratos» que «continúan sin descanso en las prisiones cubanas».

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba