Gente y SociedadOtros temas

Miramundo- Damián: 8.000.000

MIRAMUNDO por Gabriel Rumor

 

¡Pobre  Damián!

Mientras el infante dominicano que se habría acreditado la ciudadanía mundial número 8 millardos el 15 de este mes, succiona avorazado la teta materna en un hospital capitalino, ajeno a su celebridad, ignora que los once millones actuales de sus compatriotas se habrán duplicado, tal vez, al festejar su octogésimo aniversario entrando al próximo siglo.

Damián estará achacoso pero vivirá todavía, porque la humanidad sigue añejándose, pero nadie recordará entonces tal efemérides en un planeta que, según las estadísticas, habrá sumado hasta tres millardos de almas adicionales, ocupadas más bien a disputarse las galletitas que alimentaban a Charlton Heston en una terrorífica película que cobra más y más vigencia con el paso del tiempo….

Lagos,Nigeria Foto Adevinka Yusuf Anadulu

Lagos,Nigeria. Foto Adevinka Yusuf Anadulu

Y es que en 2100, mientras los países más prósperos enfrentarán el reto de una población reducida y envejecida, será la periferia subdesarrollada el escenario de la explosión demográfica. En Nigeria  por ejemplo, que deberá alimentar a 790 millones cuando ahora mismo no logra satisfacer a 218 millones; en Indonesia, cuyos 280 millones serían 450 millones, o en el vecino Brasil, cuyos 216 millones habrán seguido  reproduciéndose alegremente, a ritmo de samba.

Voces autorizadas opinan, sin embargo, lo contrario. Como el profesor Donny Dorling de la Universidad de Oxford, convencido de que la explosión demográfica alcanzó ya su pico máximo y que lo significativo no son los nuevos nacimientos sino  una expectativa de vida más dilatada, gracias a progresos en la sanidad, la alimentación y la educación.

New York. Foto Roberto AAkerman

New York. Foto Roberto AAkerman

Desigualdad, avaricia y despilfarro serían, en cambio, los jinetes de un apocalipsis a impedirse con el esfuerzo conjunto de las mejores voluntades y el auxilio de las nuevas tecnologías, aunque voces  como un antiguo editor del Guardian londinense, John Vidal, denuncia la terquedad de negar el vínculo del inexorable crecimiento del contingente   humano con el incontenible calentamiento global, derivado en buena medida de la presión que tantas nuevas bocas ejercen sobre los recursos naturales.

 O la crítica del científico James Lovelock a la ignorancia de quienes no captan la conexión entre clima y población, afirmando que ambos problemas ambientales son inseparables, que ratificó su valor mientras los berridos de Damián coincidían con los decepcionantes resultados de la COP27.

Multitud en Delhi, Foto Chattrapal -Shiti-j Singh

Multitud en Delhi, Foto Chattrapal -Shiti-j Singh

La aceptación novedosa en El Cairo de un fondo de auxilio por las intemperies, bloqueado durante años por los países más contaminantes, que serían los principales contribuyentes, ha perdido vigor al encargarse a una comisión, ¡otra más! un estudio a revisarse….! en la siguiente cumbre!

Otro año perdido, en definitiva, mientras se agudizan los problemas humanitarios de la guerra en Ucrania y en Asia se acumulan los nubarrones de conflicto, la deforestación avanza criminalmente junto a la plastificación de los océanos, los movimientos migratorios por las hambrunas y las persecuciones dictatoriales y los efectos catastróficos del calentamiento global, mientras la carrera espacial desnuda sus objetivos de codicia y hegemonía.

¡Pobre Damián! Como al emperador azteca de los pies rostizados, no le aguarda precisamente un lecho de rosas….

Varsovia, noviembre de 2022.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba