Cine y TeatroCultura y ArtesObituarios

Muere Jean-Louis Trintignant, icono del cine francés, a los 91 años

El actor, protagonista de 'Z', 'Un hombre y una mujer' y de 'Y Dios creó a la mujer', entre un centenar de títulos, anunció en 2018 que dejaba de luchar contra el cáncer

 

Jean-Louis Trintignant: Películas, biografía y listas en MUBI

 

El actor Jean-Louis Trintignant ha fallecido a los 91 años. Icono del cine de autor francés, en 2018 anunció que se retiraba del cine y de la vida. Decía que estaba demasiado mayor para soportar un rodaje y demasiado cansado como para seguir luchando contra el cáncer que lo consumía y que, finalmente, este viernes lo terminó por derrotar, según confirmó su mujer, Marianne Hoepfner.

En ‘Los años más bellos de una vida’, su último papel y secuela de ‘Un hombre y una mujer’, estaba realmente enfermo y solo aparecía sentado en el exterior de una residencia de ancianos hablando con su amor de juventud, Anouk Aimée. «Fue mágico. Jean-Louis tiene la voz más bella del mundo, es lo único que le queda.

«No puede andar, apenas ve, por eso construí la película en torno a su voz», contó en estas páginas el director de ambos títulos, Claude Lelouch.

En realidad, el intérprete de ‘Y Dios creó a la mujer’ o ‘Rojo’ decía llevar muerto desde 2003, cuando su hija Marie fue asesinada por el que era su pareja, el cantante de rock Bertrand Cantet, que le dio una paliza que le provocó un edema cerebral. En 2007, el músico salió de la cárcel tras una condena por homicidio voluntario, mientras que Jean-Louis Trintignant no recuperó las fuerzas para filmar nada hasta 2012, año en el que Michael Haneke le dirigió en la desasosegante ‘Amor’.

 

En 'Amor, de Haneke
En ‘Amor, de Haneke

En activo desde 1956, Jean-Louis Trintignant había trabajado en más de un centenar películas junto con nombres tan ilustres como Brigitte Bardot, Jeanne Moreau, Dino Risi, Costa-Gavras, Éric Rohmer… Para la historia deja un puñado de obras clave de la cinematografía europea. Una carrera en la que siempre le acompañó el favor de la crítica. Desde 1969, en Cannes, donde se llevó el premio a mejor actor por ‘Z’, de Costa Gavras; y un año antes, en Berlín, donde hizo lo propio por su actuación en ‘El hombre que miente’, de Alain Robbe-Grillet, hasta 2012, donde levantó el César -el Oscar de Francia- por ‘Amor’.

 

Jean-Louis Trintignant y Brigitte Bardot en 'Y Dios creó a la mujer'
                       Jean-Louis Trintignant y Brigitte Bardot en ‘Y Dios creó a la mujer’

 

«¿Por qué nos dan premios?», se preguntaba en 2018 en la entrevista en la que anunciaba su adiós. «Los actores estamos lo suficientemente bien pagados. Sería mejor dar el Oscar a los que tienen que hacer trabajos poco divertidos», respondió cargado de ironía, como cuando explicó sus encontronazos con la fama. «Era muy tímido. La notoriedad nunca me interesó. Es divertido la primera vez que te conocen, luego ya cansa».

Quizá el Trintignant que comenzó a estudiar Derecho con 18 años no quería la fama, pero cuando a los 20 años descubrió que quería ser actor y director y se trasladó a París todo cambió. Pronto, con 26 años, ya rodó junto con Brigitte Bardot ‘Y Dios creó a la mujer’ (1956), de Roger Vadim, donde interpretaba el papel de tímido esposo de la musa francesa.

 

Jean-Louis Trintignant y Vittorio Gassman en un fotograma de 'La escapada', en 1962
Jean-Louis Trintignant y Vittorio Gassman en un fotograma de ‘La escapada’, en 1962

 

Ya lanzado, directores como Eric Rohmer, René Clement o Philippe Coudroyer le sumergieron en la ‘Nouvelle Vague’. Luego llegaron trabajos comerciales que le hicieron viajar por todo el mundo: ‘Un hombre y una mujer’ (1966), de Claude Lelouch; ‘El conformista’ (1970), de Bernardo Bertolucci, y ‘La escapada’ (1974), de Michel Soutter. Después protagonizó ‘La terraza’ (1980), ‘La noche de Varennes’ (1982) y ‘Entre el amor y la muerte’ (1981), las tres de Ettore Scola; ‘Mata Hari’ (1964) y ‘Las relaciones peligrosas’ (1959), ambas junto con Jeanne Moureau Cientos de personajes a los que puso piel, voz y alma. Igual por eso, en 2018 le preguntaron si le gustaría reencarnarse, Trintignant dejó una respuesta imborrable: «No, no [me reencarnaría] en un animal, más bien en un insecto, soy muy pequeño».

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba