Derechos humanosEncuestasGente y Sociedad

No podemos conformarnos con sobrevivir

El pasado 7 de julio, el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la UCAB presentó oficialmente los resultados de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (ENCOVI 2019-2020), el estudio más grande y completo que se efectúa en Venezuela sobre la situación social y económica de la población venezolana. Sus indicadores revelan una realidad crítica, expresada en 80% de pobreza extrema, desnutrición infantil crónica de 30% y aumento de la deserción escolar en niños y jóvenes, entre otros datos lamentables. A propósito de esa presentación, compartimos parte de las palabras que ofreció el rector de la UCAB, el sacerdote jesuita, Francisco José Virtuoso, quien hizo un llamado a convertir esas dramáticas cifras en acciones conjuntas por la recuperación de una vida digna para todos.
***

Después de varios meses de investigación de campo y en medio de las dificultades derivadas del contexto político y social del país, la Universidad Católica Andrés Bello, a través del Instituto de Investigaciones Económicas y sociales, ha logrado culminar la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (ENCOVI), correspondiente al período 2019-2020.Estos primeros resultados tienen alcance nacional. Progresivamente iremos presentando los resultados a nivel regional, estadal y municipal. Estos resultados, así disgregados, estarán a disposición en una página web especial1proyectoencovi.com,lo que facilitará la difusión de las cifras y su uso por parte de todos los interesados a nivel nacional e internacional.

La ENCOVI 2019-2020 abarca un período que cubre los últimos meses de 2019 y los primeros meses del 2020. En esta oportunidad se ha podido desarrollar una metodología de investigación mucho más exhaustiva y completa, además de contar con herramientas tecnológicas modernas que han permitido, entre otras cosas, la ampliación de la agenda temática, una mejor captura de datos y la mejora en los procedimientos de control en campo. Se inicia así un nuevo ciclo de la ENCOVI, que como ya sabemos, desarrollamos desde el año 2014. 

El Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales (IIES), a través de las voces de su directora, la profesora Anitza Freitez, y del muy conocido investigador Luis Pedro España, entrega a la sociedad venezolana y a la comunidad internacional las cifras de alcance nacional que hemos obtenido hasta ahora en torno a 6 ejes temáticos: la nueva demografía de Venezuela, pobreza y política social, educación,  trabajo, situación nutricional y seguridad alimentaria, y emigración reciente desde Venezuela.

Lamentablemente, no somos portadores de buenas noticias. El drama social que vive el país clama al cielo y exige cambios importantes, yo diría que impostergables. Los resultados de la investigación revelan una destrucción acumulada en los últimos cinco años de la calidad de vida de la población. Los números muestran cómo la situación de la pobreza en los hogares se sigue agravando y los niveles de desnutrición infantil comprometen severamente el futuro de las nuevas generaciones. El país se ha tornado más pobre y más desigual. Los niveles de pobreza son comparables a los registrados por los países del mundo más pobres y con mayor inestabilidad política. La situación de inseguridad alimentaria moderada y severa está afectando a tres de cada cuatro hogares.

No somos portadores de buenas noticias, pero sí de la necesaria ruta a seguir para salir del drama en que nos encontramos. Necesitamos convertir este drama social en exigencia de cambio con propuestas serias y realistas. Las universidades, la Academia, las organizaciones de la sociedad civil, la ciudadanía en general, tenemos todos que presionar para enfrentar la terrible crisis humanitaria que vivimos. No podemos conformarnos con sobrevivir, con ver morir de hambre a nuestros niños, con despedir a nuestros jóvenes que buscan emigrar.

El eje de la unidad nacional no puede ser otro que la recuperación de las condiciones de vida digna para la genteLa lucha política por el cambio, las alianzas con la comunidad internacional, el esfuerzo de las muchas organizaciones sociales que acompañan al pueblo con las más variadas acciones de solidaridad, las iglesias, etc… tiene que centrarse en la reconstrucción del país, que se ha convertido en un infierno para la gran mayoría. 

ENCOVI no es sólo un ejercicio académico; es, además de ello, un ejercicio de ciudadanía y compromiso. Es una fuente de información confiable, oportuna y de gran utilidad para investigadores, diseñadores de política pública, legisladores, organizaciones sociales, partidos políticos, gremios y demás organizaciones de la sociedad civil, interesados en conocer y actuar sobre la realidad social y económica de la población venezolana.

Por ello, desde ya invito a todos a unirnos en torno al desafío de construir una gran red de incidencia para crear condiciones de vida digna, para acompañar a la gente en esta tragedia, para hacer que nuestra gente no muera antes de tiempo como claman los profetas en la Biblia. 

 

Por Francisco José Virtuoso s.j./Rector UCAB

 

 

 

 

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar