Democracia y Política

Obama alerta contra la charlatanería política en Estados Unidos

1438013363_929794_1438013482_noticia_normal

“Estamos creando una cultura que no conduce a buenas políticas. El pueblo americano merece algo mejor. Los debates presidenciales merecen algo mejor”. Desde que se firmó el acuerdo entre las potencias mundiales e Irán para controlar su programa nuclear, Barack Obama ha sufrido todo tipo de ataques de los líderes del Partido Republicano, que han prometido hacer todo lo que esté en su mano para hundir el acuerdo en el Congreso. La escalada retórica, mezclada con la competición por titulares de las primarias republicanas en las que 16 candidatos luchan por un sitio en los medios, llevó el sábado al candidato Mike Huckabee a decir que Obama había puesto a Israel “a las puertas del horno”, en referencia al Holocausto. Este lunes, Obama decidió contestar por primera vez a lo que está pasando en las primarias republicanas.

“Los comentarios de Huckabee son parte de una tendencia general que estamos viendo, serían ridículos si no fueran tan tristes”, dijo Obama en una rueda de prensa en Etiopía al ser preguntado específicamente sobre los comentarios de Huckabee. “Tenemos a un senador en ejercicio (Tom Cotton, de Arkansas) que ha llamado a John Kerry Poncio Pilato. Tenemos a otro senador en ejercicio (Ted Cruz, de Texas), que además se presenta a presidente, que ha sugerido que yo soy el mayor patrocinador del terrorismo en el mundo. Estos son líderes del Partido Republicano”.

El Gobierno de Obama trata de convencer estos días al Congreso de que vote a favor del acuerdo que limita la capacidad nuclear de Irán. “En política exterior, hay un consenso de que estas cuestiones son demasiado serias, que las cuestiones de guerra y paz son de tanta importancia que no jugamos a la ligera de esa manera. Tenemos debates duros, miramos los datos, vamos a estar en desacuerdo. Pero no lanzamos ataques así, porque eso no ayuda a informar al pueblo americano”, dijo Obama.

El presidente recordó que “el 99% del mundo piensa que es un buen acuerdo, porque es un buen acuerdo”. Consideró que la retórica de los candidatos republicanos “quizá logra atención y quizá es solo un intento de sacar al señor [Donald] Trump de los titulares, pero no es la clase de liderazgo que América necesita. Y no creo que nadie, demócrata, republicano o independiente, busque eso en sus líderes políticos”.

Pero amplió su razonamiento no solo a las cosas que se han dicho en las primarias republicanas sobre Irán, sino a todo el torbellino de declaraciones altisonantes con las que los candidatos tratan de competir con la atención mediática que despierta el más charlatán de todos, el millonario Donald Trump. Es interesante cuando ves lo que ha pasado con el señor Trump”, dijo Obama, que no había sido preguntado por ello y hasta ahora miraba la situación a distancia. “Cuando hace comentarios, por ejemplo, dudando del heroísmo del señor McCain, alguien que sufrió torturas y se ha comportado con un patriotismo ejemplar, el Partido Republicano se escandaliza. Y sin embargo, saca a la luz una cultura en la que los ataques indignantes se han convertido en un lugar común y circulan sin parar por Internet y las radios”.

Obama lanzó una reflexión general de quien dejará la presidencia en enero de 2017 y ya no se va a enfrentar a ninguna elección más. “En 18 meses voy a entregar las llaves. Quiero estar seguro de que le entrego las llaves a alguien que se toma en serio los problemas del país y del mundo. Y eso requiere de ambos lados, demócratas y republicanos, un sentido de la seriedad y la honestidad. Creo que es lo que esperan también los votantes”.

Etiquetas
Cerrar
Cerrar