DictaduraRelaciones internacionalesViolencia

Ochoa Cuenca –  Piedad Córdoba: Presente

 

El mismo cuentecito de que un delincuente como Alex Saab debe formar parte de la  delegación que representa a Maduro en Ciudad de México  donde se negocian acuerdos de supervivencia de Venezuela, lo trataron de vender las FARC asesoradas por Piedad Córdoba en el año 2017 cuando se discutían los acuerdos de Paz en La Habana, entre ese grupo guerrillero y el gobierno de la República de Colombia.

En esa oportunidad se trató de engañar a las autoridades americanas presentando a un pillo llamado Juvenal Ovidio Palmera Pineda, alias Simon Trinidad, hijo de ricos ganaderos, doctor en economía, ex banquero y de quien dicen fue amigo de Chávez y de Carvajal  como una pieza fundamental para lograr la Paz en Colombia. Pero los herederos del Tío Sam no cayeron en la trampa y el amigo de Piedad Cordoba está como se dice coloquialmente, fermentando en una cárcel del estado de Colorado, un estado donde el invierno es uno de los más duros en toda la unión.

La cárcel que hospeda a este guerrillero de las FARC es la ADX Florence (cuyo nombre oficial en inglés  es United States Penitentiary, Administrative Maximum Facility; abreviado USP Florence ADMAX), es una prisión federal de los Estados Unidos, así su nombre lo indica, clasificada como de máxima seguridad.

Como es de suponer ante la treta a fin de liberar a este pillo los americanos los mandaron a freír monos. La llamada pieza fundamental para alcanzar la Paz en Colombia sigue preso y nada ha cambiado, lo cual nos indica que Simón Trinidad, ya acumula 17 años de prisión  permaneciendo en esa cárcel en aislamiento total, sin comunicación alguna con el resto de presos y así permanecerá por otros 43 años.

Simón Trinidad está “ residenciado “ en los Estados Unidos debido a que las FARC no aceptaron el trato que les propuso el presidente Álvaro Uribe y el cual consistía en no extraditarlo, juzgarlo en Colombia a cambio de que las FARC  liberaran a los secuestrados que tenían en su poder. El comando central de las FARC simplemente decidió sacrificar a Trinidad al no aceptar la proposición del gobierno de Uribe.

El gobierno colombiano, ante el desafío de las FARC de no liberar a los rehenes que tenían retenidos en ese momento, cumplió su palabra y en pocos días el Lear Jet de la DEA despegó del aeropuerto militar de Bogotá con el economista a bordo. En práctica se pudiera afirmar que fueron las mismas fuerzas guerrilleras las que decidieron la suerte y el futuro de Simón Trinidad. El oriundo de Valledupar fue juzgado hasta en cuatro ocasiones y condenado a 60 años de prisión por los cargos de conspiración para el secuestro de tres mercenarios estadounidenses –20 años por cada uno de ellos– cuyo avión fue interceptado y derribado por la guerrilla.

Viendo ese cuadro es muy comprensible el temor con el cual viven tanto el ex vendedor de llaveritos Alex Saab como el ex general Carvajal. Los delitos por los cuales están acusados estos dos delincuentes, las condenas y penalidades pueden ser del mismo calibre con las cuales condenaron a alias Simon Trinidad : a quien después de 17 años de reclusión, solo le permiten hablar con tres personas a la semana durante cinco horas, tiene dos horas a la semana de ejercicio físico  y puede recibir tres llamadas mensuales. Tiempo que le resta en prisión: 43 años.

Actualmente el ex guerrillero tiene 71 años de edad, con una simple operación de suma y resta, podemos obtener  una respuesta en cuanto al futuro de este, también ser humano.

Alex Saab y Hugo Carvajal están haciendo todo lo posible por evitar el viaje en jet privado hacia los Estados Unidos de América. Ellos dos están muy claros, no desean tomarse la foto con Mickey Mouse.

 

Raúl Ochoa Cuenca, en Anfi del Mar el 17 de septiembre del 2021.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba