Derechos humanosDictaduraGente y SociedadPolítica

Orteguismo organiza en el Caribe Sur un «batallón de la paz» formado por militantes sandinistas con uniformes camuflados

Una radio oficialista de Bluefields publicó imágenes de la actividad partidaria en su sitio web, donde se pueden ver hombres, mujeres y ancianos en formación de escuadrón

Combatientes históricos defensores del régimen de Daniel Ortega ya están organizados en la Costa Caribe Sur de Nicaragua. El denominado “Batallón de la Paz” fue presentado el domingo reciente en la ciudad costeña de Bluefields, en un evento del partido gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) donde también participaron oficiales de la Policía Orteguista (PO).

Escuadrón uniformado de camuflaje

Una radio oficialista de Bluefields publicó imágenes de la actividad partidaria en su sitio web, donde se pueden ver hombres, mujeres y ancianos en formación de escuadrón, usando camisetas camufladas y pañuelo rojinegro en el cuello. En Nicaragua a estos grupos se les denomina parapolicías, porque actúan en coordinación con la PO, para reprimir a los opositores y críticos al régimen de Daniel Ortega.

Militantes sandinistas que integran el «Batallón de la paz» en Bluefields, Caribe Sur de Nicaragua. Foto de Radio Bluefields Stereo

Según las fotos publicadas en el sitio web oficialista, este “Batallón de la Paz” ratificó su “apoyo rotundo” a Ortega y a su esposa y cogobernante, Rosario Murillo, y juró estar listo para las tareas que ordene la cúpula sandinista.

En el evento también participaron miembros de la Juventud Sandinista (JS) y médicos sandinistas. Además, destacó la presencia del general de brigada en retiro del Ejército de Nicaragua, Glauco Robelo, y del comandante guerrillero Leopoldo Rivas Alfaro, presentado como coordinador nacional de atención al sandinismo histórico.

La reunión partidaria es una réplica de otras que se han realizado en departamentos de todo el país, en diferentes fechas, para conformar la Comisión Nacional de Atención al Sandinismo Histórico.

Carazo tiene su batallón

El julio pasado, militares en retiro, excombatientes y viejos cuadros del FSLN anunciaron la conformación del Batallón Estructurado para la Defensa del Poder Revolucionario en San Marcos, Carazo.

Carazo fue uno de los departamentos que más sufrió los ataques de policías y parapolicías orteguistas en las sangrientas “operaciones limpieza” que dejó cientos de asesinatos impunes.

El último domingo, la reunión en Bluefields se realizó en el gimnasio del Instituto Nacional Tecnológico (Inatec), donde se reunieron aproximadamente quinientas personas de diferentes municipios del Caribe Sur.

Radio La Costeñísima, de línea crítica al régimen de Ortega y también ubicada en la ciudad de Bluefields, confirmó la realización de esta actividad partidaria y detalló que además de los militares en retiro, estuvieron presentes la segunda jefa de la PO local, comisionada mayor Mayda Quiroz, y dirigentes políticos regionales y locales del FSLN, así como alcaldes sandinistas de varios municipios del Caribe Sur de Nicaragua. La Costeñísima confirmó que muchos de los sandinistas participantes eran originarios de Bluefields, Kukra Hill y Laguna de Perlas.

Origen de los parapolicías

Los parapolicías se organizaron desde el año pasado en diferentes departamentos del país, con el objetivo de reprimir las protestas civiles que demandan la salida de Ortega del poder.

Masaya, Estelí y León son otras ciudades donde se ha reportado la organización de estos grupos que generalmente están conformados por militares en retiro, policías en retiro, funcionarios o trabajadores de las alcaldías sandinistas, según el análisis de expertos en seguridad.

Parapolicías en Masaya.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) responsabilizó a la Policía y a los parapolicías de ser los ejecutores de las al menos 328 muertes ocurridas desde el 19 de abril de 2018, cuando comenzó la represión contra las protestas civiles.

Aunque es evidente e innegable que estos grupos defienden la bandera rojinegra del partido gobernante, Ortega negó su existencia en entrevistas a medios extranjeros el año pasado. Luego, dio otras versiones sobre estos grupos en posteriores entrevistas.

Finalmente, Ortega dijo que los civiles armados que se coordinan con la Policía son “policías voluntarios”.

Policías voluntarios

El experto en seguridad Roberto Cajina manifestó que las tareas de apoyo de la policía voluntaria, establecidas en la Ley 872, distan mucho de las prácticas y actuaciones de los hombres armados que se coordinan con la Policía, para reprimir las protestas.

El experto aseveró que los parapolicías no cumplen con ninguna de las tareas de la policía voluntaria, porque, según la Ley de organización, funciones, carrera y régimen especial de seguridad social de la Policía Nacional (Ley 872), “únicamente” tienen la labor de “auxiliar a la Policía en la vigilancia, patrullaje, regulación de tránsito y en casos de desastres naturales”. Mientras que los parapolicías son caracterizados por Cajina como anárquicos, mercenarios y terroristas, bajo la dirección vertical del Gobierno y no de la Policía.

Los armados que acompañan a la Policía en las acciones represivas adquieren la denominación popular de parapoliciales, porque son una fuerza paralela a la Policía, según Cajina.

 

 

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar