DeclaracionesGente y SociedadHistoriaPolítica

Oswaldo Páez-Pumar: Puede llegar a ser

 

“Podemos”, ese partido político español tan cercano al usurpador Maduro, pero financiado inicialmente por el teniente-coronel Chávez Frías desde luego no con fondos suyos, sino de la República, ha mostrado por boca de dos voceros, uno de renombre, Pablo Iglesias, y la otra una mujer, que por no ser de renombre, aunque pudiera serlo en España, y por ser mujer me abstengo de nombrarla, siguiendo la enseñanza de Martí de sufrir de ellas “hasta mortal herida/pero sin empañar mi vida/hablando mal de mujer.”

El primero, aplaude a más de 60 años de ocurridos los fusilamientos en “La Cabaña”, que para los jóvenes que me lean me permito recordarles que tuvieron lugar en Cuba a raíz de la llegada de Castro al poder (1-1-1959) y tuvo como comandante de las ejecuciones a Guevara. El mismo que en Bolivia ocho años después al ser hecho prisionero gritó: “No disparen. Soy Che Guevara. Valgo más vivo que muerto” aunque no pensara lo mismo de los fusilados por él. Esos estaban bien muertos. Desde luego no pensaba así Castro, que lo envió primero al África y luego a Bolivia y a quien serviría mejor muerto que vivo. Crearía un héroe, un mito.

Me pregunto hoy, si Castro no cobraría regalías a las productoras de ropas por permitir que el rostro del Che apareciera en millones y millones de franelas que compraban a buen precio las juventudes de los países capitalistas. Pero regresemos a la Iglesia, que digo, a Pablo Iglesias. Iglesias encuentra a 71 días de cumplirse 62 años de la llegada de Castro al poder y unos pocos días más para que comenzaran los fusilamientos, plenamente justificados los mismos. Yo no lo entiendo. Que en la efervescencia del triunfo eso hubiera ocurrido no es justificable, pero sí, o mejor quizá, explicable.

Su compañera de partido arremetió contra los judíos en defensa de los “palestinos” y preguntada por un oyente si se refería a los del Estado de Israel o a los judíos de todo el mundo, replicó así: “No me entendiste porque no quieres entenderme. Mi explicación fue clara y completa”; y yo que estando ausente desde luego no oí ni pude oír la explicación “clara y completa” no puedo menos que interpretar por el uso del fonema “completa” por quien no quiso aclararle nada a quien la interrogaba, que reafirmó que al referirse a los judíos, se está refiriendo a los judíos, a todos los judíos.

Esto ocurre en tiempos cuando el gobierno de España, aunque no precisamente de “Podemos”, reconociendo el agravio y la injusticia que significaron la imposición de la conversión o la expulsión de los judíos de España, cuando su unificación se fragua con la toma de Granada y la descendencia de Fernando e Isabel que se convierte en la casa de Austria, otorga la ciudadanía española a los descendientes de esos judíos expulsados.

Concluyo yo, que quisiera entender la “explicación clara y completa” que lo que tenemos es la amenaza de una nueva persecución en España de los judíos, que sería un modo de congraciarse con esa nueva amenaza de imposición de la fe, el islam, particularmente el que desde Irán impulsa el ayatola Kamenei; y por eso no me extrañaría oír a Iglesias, al margen de la paradoja que implica su apellido justificar mañana el “HOLOCAUSTO”, como hoy “La Cabaña”.

 

Caracas, 16 de octubre de 2020

 

 

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar