Democracia y PolíticaElecciones

Periscopio Chile: La unión hace la fuerza – Plebiscito Nacional para una nueva Constitución

 

No cabe la menor duda que la prioridad hoy en Chile es ayudar a miles de familias en la crisis sanitaria y económica que enfrentamos como país. Pero a pesar de ello, hay que ponerle acelerador, ya que quedan menos de 90 días para el plebiscito nacional que se convocó para el 25 de octubre, donde chilenos y chilenas debemos decidir si queremos iniciar un proceso de cambio de constitución y determinar el mecanismo para dicho proceso; así de importante es el referéndum que se viene.

Para este gran desafío o challenge, hay que unir las fuerzas necesarias, y acá la oposición tiene mucho que aportar y convocar a la unidad para trabajar el ejercicio democrático más relevante de las últimas décadas. En ese sentido, han sido variadas las voces en la oposición que piden la conformación de un comando lo más amplio posible para defender el apruebo y la convención constitucional.

En ese sentido, hace tan solo tres días mujeres de la oposición encabezadas por la vicepresidenta de la Democracia Cristiana, Carmen Frei, realizaron un llamado a los grupos opositores y a todos quienes estén por el “apruebo” a trabajar de manera conjunta para lograr una convención constitucional. “Hoy tenemos la oportunidad histórica de lograr una nueva constitución, digna, humana, justa, que represente a todas y todos sin ninguna exclusión. Lo lograremos si trabajamos unidos los que anhelamos un Chile mejor”, señaló la vicepresidenta de la DC, Carmen Frei.

En el plebiscito nacional de octubre los ciudadanos recibirán dos papeletas de votación: una con la pregunta ¿Quiere Usted una Nueva Constitución? seguida con las alternativas “Apruebo” y/o “Rechazo” y una segunda cédula electoral compuesta por la pregunta ¿Qué tipo de órgano debiera redactar la Nueva Constitución? acompañada de las respuestas: “Convención Mixta Constitucional” y/o “Convención Constitucional”.

 

El Servicio Electoral de Chile, Servel, ha dicho en varias oportunidades que entre ambas preguntas no existe contradicción alguna al momento de votar. “De esta forma, quienes aprueban o rechazan una nueva constitución igualmente pueden elegir entre una de las opciones de órgano planteada en la segunda papeleta. Es decir, es plenamente válido votar “Apruebo” y luego elegir “Convención Mixta Constitucional” o “Convención Constituyente,” al igual que votar “Rechazo” y luego optar por una de las alternativas de la segunda cédula electoral”.

El Servicio Electoral, Servel, realizó un proceso de auditoría pública tal como lo indica la Ley N°18.556 sobre el sistema de inscripciones electorales, los padrones auditados, es decir, los listados de electores, tanto en Chile como en el extranjero, que se encontrarían habilitados para sufragar, así como también la nómina de inhabilitados.

A partir del 28 de julio existen diez días para que quienes hayan sido omitidos del padrón auditado, figuren con datos erróneos o estimen que deben aparecer en él, reclamen ante el Tribunal Electoral Regional, TER, de su domicilio electoral; es un trámite que estará habilitado en línea.

Las consultas se pueden hacer directamente en el sitio web del Servicio Electoral, Servel, con solo ingresar el número de carnet de identidad o RUT. La dirección web es https://consulta.servel.cl/.

Más de 14 millones de chilenos y chilenas tanto en territorio nacional como en el extranjero están habilitados para votar en este plebiscito. Del total del padrón, 7.567.854 corresponden a mujeres (51%) y 7.185.540 corresponden a hombres (49%). 348 mil extranjeros que viven en Chile están habilitados para votar en este plebiscito, un factor que los partidos políticos tanto del oficialismo y de la oposición miran cómo atrapar ese voto migrante.

Conformar comandos por el “apruebo” es la idea que ronda en los partidos de la oposición. Unir las fuerzas de todos debido a que quedó demostrado, tras la aprobación del retiro del 10% de los fondos de pensiones, que Chile hoy está viviendo un complejo momento político, esto hace que haya que acelerar los grandes cambios y transformaciones del sistema para garantizar derechos, debido a que la actual constitución no garantiza derechos, sino que entrega libertades a quienes proveen por ejemplo la educación y la salud, afectando la vida diaria de millones de chilenos y chilenas.

El cambio constitucional es una necesidad prioritaria y obliga a fortalecer el trabajo conjunto de los comandos de fuerzas políticas y sociales por el ‘apruebo’, la convención constitucional y un plebiscito seguro y democrático. Es tarea política tomar las medidas para que se realice el plebiscito, para que la ciudadanía se pueda expresar masivamente por una nueva constitución. 

En ese sentido, es prioridad garantizar un plebiscito participativo, confiable y seguro. Debemos promover la construcción de un nuevo modelo que ponga la dignidad de las familias chilenas en el centro. El plebiscito es un gran paso y un gran inicio de un proceso que genera la anhelada esperanza de un Chile más justo, más digno y, sin duda, más igualitario.

 

 

 

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar