DeclaracionesDemocracia y PolíticaElecciones

Puigdemont reclama su derecho a formar gobierno: «Pedro Sánchez perdió las elecciones y hoy sigue en el cargo en minoría»

El líder de Junts ha manifestado de nuevo su intención de presentarse a la sesión de investidura en el Parlamento de Cataluña

Carles Puigdemont reivindica su "legitimidad" para acudir a la investidura  "como Pedro Sánchez" tras las elecciones del 23-J | Cataluña

 

Carles Puigdemont anunció este lunes su intención de presentarse a la sesión de investidura en el Parlamento de Cataluña y ha reivindicado en la mañana de este martes su derecho a presidir la Generalitat en minoría tomando como ejemplo al líder del Ejecutivo, Pedro Sánchez.

«Pedro Sánchez perdió las elecciones españolas, pese a venir de presidir cuatro años al Gobierno español, y hoy sigue en el cargo gobernando en minoría», ha señalado el líder de Junts, quien además ha recordado los casos del expresidente de la Generalitat Artur Mas y el socialista Jaume Collboni.

«En 2006, Artur Mas ganó las elecciones con 6 diputados más de lo que ahora tiene el PSC, pero no gobernó. El año pasado, Collboni perdió las elecciones en el Ayuntamiento de Barcelona y fue alcalde gracias a un pacto con el PP, y tiene un gobierno en minoría», ha manifestado el expresidente catalán.

«Discutir la legitimidad de que ahora en Cataluña se pueda hacer lo mismo me parece muy incoherente y extraño, puestos a dar calificativos», ha insistido Puigdemont, quien reclama su derecho a intentar formar gobierno si es capaz de reunir el apoyo parlamentario necesario.

«Descalificarlo de entrada, sobre todo por parte de quienes se han beneficiado siempre de este juego y consideran que criticarlo es no reconocer la legitimidad del gobierno resultante, es un error», ha sentenciado.

Intentarlo en una segunda vuelta

Puigdemont ha manifestado desde Argelès-sur-Mer (Francia) que podría ser presidente de la Generalitat en una segunda vuelta si cuenta con el apoyo de Esquerra Republicana y la CUP.

Junts consiguió el pasado domingo 12 de mayo 35 escaños, tres más que en 2021; ERC obtuvo 20 y la CUP, 4. De esta forma llegarían a los 59 votos, que en una segunda vuelta le bastaría para formar gobierno, con una mayoría simple (más síes que noes) y no la mayoría absoluta que se sitúa en los 68 diputados, siempre y cuando se abstuviera el PSC.

Sin embargo, a pesar de haber iniciado ya los contactos con ERC, el líder de Junts ha reconocido que el acercamiento independentista no va por buen camino, al mismo tiempo que Pere Aragonès, presidente de la Generalitat, señalaba este lunes que Esquerra Republicana se mantendrá en la oposición «que es donde nos ha situado la ciudadanía», sostuvo justo después de anunciar su dimisión.

El PSC, con 42 escaños, busca también el acuerdo con ERC y ya trabajaba en lo que considera la fórmula más probable: un gobierno socialista en minoría. Y descartan, en todo caso, tanto en Cataluña como en Ferraz, abstenerse para facilitar la investidura de Puigdemont.

En este sentido, la portavoz de la Ejecutiva Federal socialista, Esther Peña, aseguró este lunes que «el Gobierno de Cataluña se decidirá en Cataluña, ni en Madrid ni en ningún otro sitio» y que no habrá «ninguna repercusión en la gobernabilidad» nacional, en referencia a los acuerdos que firmó el PSOE con Junts para hacer a Pedro Sánchez presidente.

Si se mantienen las posturas, la llave la tendrá Esquerra.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba