Ciencia y TecnologíaHistoria

¿Quién lo hizo? La desaparición de los dinosaurios

Hace sesenta y seis millones de años, algo aniquiló a tres cuartas partes de las especies del mundo, incluyendo la mayoría de los dinosaurios. Algunos culpan al impacto de un asteroide; otros sospechan de volcanes muy activos. Dos nuevos artículos de la revista Science coinciden en que los volcanes jugaron un papel, pero no están de acuerdo en cuáles fueron los periodos de actividad, ni en el papel de un asteroide. Ambos estudios dataron rocas de un área volcánica en la India conocida como las Escaleras del Decán (Deccan Traps).

Las Escaleras del Decán

Uno describe cómo los volcanes aquí hicieron erupción en cuatro grandes desarrollos, cada uno de los cuales abarcó alrededor de 100.000 años, uno de los cuales comenzó mucho antes de que llegara el asteroide. En este escenario, el magma y los gases de efecto invernadero podrían haber desencadenado la muerte; el asteroide podría no haber sido necesario. El otro postula que la intensa energía sísmica del impacto del asteroide desencadenó actividad volcánica en el otro lado del planeta. En este escenario, fueron dos catástrofes las que dieron el golpe mortal. Todavía no hay una respuesta definitiva, pero la niebla se está despejando.

 

Traducción: Marcos Villasmil

_________________________________

NOTA ORIGINAL:

THE ECONOMIST

Whodunit? The dinosaurs’ demise
Sixty-six million years ago, something wiped out three-quarters of the world’s species, including most dinosaurs. Some blame an asteroid strike; others suspect energetic volcanoes. Two new papers in Science agree that volcanoes played a role, but disagree on their timing, and on the role of an asteroid. Both studies dated rocks from a volcanic area in India known as the Deccan Traps. One describes how volcanoes here erupted in four great pulses, each spanning around 100,000 years, one starting well before the asteroid arrived. In this scenario, magma and greenhouse gases could have triggered the die-off; the asteroid might not have been needed. The other posits that the asteroid strike’s intense seismic energy triggered volcanic activity on the other side of the planet. In this scenario, it was the one-two punch of catastrophes that delivered the killer blow. There’s still no definitive answer, but the fog is clearing.

 

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar