Gente y SociedadOtros temas

Ricardo Bada: Consejos para aspirantes a jugar golf

(ese deporte inventado por topógrafos indolentes)

Para Jorge Fantón, amigo y golfista, por este orden

 

A pesar de no ser un experto en la materia, aunque sí haber pasado algunas horas acompañando a un buen amigo golfista en los greens de un club de Don Torcuato, provincia de Buenos Aires, puedo aventurar las siguientes sugerencias, que fácilmente se disfrazan de consejos:

  1. olvídese del golf si tiene los pies planos;
  2. olvídese del golf si tiene incontinencia mingitoria y no quiere dejar los greens de su club convertidos en un monumento al ácido úrico;
  3. olvídese del golf si padece propensión al estornudo megadecibélico: sus contrincantes pueden solicitar del árbitro que le suban el hándicap por considerar que sus estornudos actúan como mecanismo de propulsión;
  4. olvídese del golf si padece de meteorismo incontenible: sus contrincantes pueden solicitar del árbitro que le suban el hándicap por considerar que sus ventosidades actúan como un mecanismo de retropropulsión;
  5. olvídese del golf si es paciente médico con receta que le garantiza el uso del Viagra: sus contrincantes pueden solicitar del árbitro que le suban el hándicap por considerar que nunca están seguros de si golpea la bola con el inerme stick o con la activa pinga;
  6. tenga siempre (o su caddy) un paraguas a mano, que además pueda servirle de sombrilla;
  7. tenga siempre (o su caddy) a mano, no sólo un aerosol repelente de toda clase de insectos, sino también un formulario de testamento por si acaso en el hoyo 15 le pica un alacrán;
  8. recuerde siempre que al inclinarse para golpear la pelota le puede dar un ataque fulminante de ciática, y que si su seguro no le cubre los costos de la ambulancia para trasladarlo a la clínica más próxima, maldecirá el golf –que no se merece semejante repulsa– durante todos los días de su restante (y paralítica) vida;
  9. si juega al golf con la asimismo deportiva finalidad de pasar por la piedra a alguna fermosa doncella que admire sus proezas en los greens, recuerde siempre sobornar al caddy para que coloque un imán en cada hoyo y un perdigón en cada una de sus bolas (no las anatómicas, las otras);
  10. recuerde siempre que su esposa sabe cuánto dura una ronda de 18 agujeros,y que el agujero de su esposa no es tan paciente como los de un campo de golf.                                                                                                                                                                                    **********THE END**********

 

 

Etiquetas
Cerrar
Cerrar