Gente y Sociedad

«Somos las voces de los que no pueden hablar»

Una marcha por la protección animal congrega a cientos de personas en las calles de La Habana, un hecho inédito en Cuba

Minutos antes de comenzar eran solo unos pocos, pero se fueron uniendo más personas a pie, en bicicleta, muchos de ellos con sus mascotas. La inusual caravana congregó a medio millar de participantes que reclamaron este domingo en las calles habaneras el fin de la violencia contra los animales y la aprobación de una Ley de Protección animal.

Una multitud con pancartas, camisetas con el símbolo de un lazo anaranjado y con algunos participantes que llevaron sus perros recorrió este domingo la calle 25 de El Vedado, en La Habana, desde el Parque del Quijote hasta el Cementerio de Colón. La caminata contra el maltrato animal fue la primera marcha independiente, del último medio siglo, en la que se permitió portar carteles.

Inicialmente, la peregrinación que fue convocada por protectores y amantes de animales iba a recorrer la céntrica calle 23  pero en el último minuto los organizadores anunciaron que pasarían a la paralela calle 25, menos concurrida.

Una activista porta un letrero contra el maltrato animal en Cuba. (14ymedio)

Una activista porta un letrero contra el maltrato animal en Cuba. (14ymedio)

 

Un pequeño grupo logró repetir durante breves minutos «¡Ley de protección animal ya!» pero de inmediato varias personas -que no llevaban carteles ni portaba en lazo naranja- llamaron a no gritar consignas para preservar la marcha. A pesar de la advertencia en el camino otros participantes se mantuvieron diciendo frases como «miau, miau, miua, jau, jau, jau» y también el llamado a «no al maltrato animal».

Promotores de la convocatoria, junto a uniformados de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) detenían el tráfico de vehículos para dar paso a la marcha y durante la peregrinación también fue evidente la presencia de efectivos de la Seguridad del Estado, vestidos de civil, quienes habían advertido previamente a periodistas independientes y activistas de no asistir.

También llegaron personas de otras provincias y turistas que se unieron a la caminata que duró poco más de una hora y recorrió un kilómetro y medio. Desde algunos balcones y portales, los vecinos de la calle 25 también apoyaron con palabras de aliento y ofreciendo envases con agua para los animales.

Beatriz Carmen Hidalgo-Gato Batista, una de las protectoras de animales que convocó a la caminata leyendo frente a la tumba de Jeannette Ryder en el cementerio de Colón. (14ymedio)
Beatriz Carmen Hidalgo-Gato Batista, una de las protectoras de animales que convocó a la caminata leyendo frente a la tumba de Jeannette Ryder en el cementerio de Colón. (14ymedio)

 

Al llegar a la Necrópolis de Colón la multitud hizo silencio y se colocó frente a la tumba de Jeannette Ryder,  una filántropa estadounidense que residió en la Isla a principios del pasado siglo y fundó una organización de carácter humanitario, la Sociedad Protectora de Niños, Animales y Plantas, conocida como Bando de Piedad.

Alrededor del panteón de Ryder realizaron breves discursos varios de los protectores de los organizadores de la caminata. Entre ellos Beatriz Carmen Hidalgo-Gato Batista, que expresó su emoción por «la magnitud», de la respuesta que tuvo la convocatoria. La joven de 21 años, estudiante de comunicación social, tiene bajo su cuidado 16 perros y 7 gatos.

Beatriz Carmen Hidalgo-Gato Batista, una de las promotoras de la marcha, agradeció el apoyo del cantautor Silvio Rodríguez a la iniciativa y leyó un tema del trovador que se titula “Discurso fúnebre” y que trata sobre el maltrato animal.

Ser un «protector de animales en Cuba es enfrentar diariamente la superpoblación de animales deteriorados, los maltratos, asesinatos, sadismos y las torturas que sufren los callejeros y no callejeros (…) es convertirse en abogado y exigir una legislación o decreto ley que los proteja», leyó Hidalgo-Gato.

A lo que agregó que su activismo en pro de estas criaturas la lleva a «lidiar con ignorantes y no con cualquier tipo de ignorantes sino con esos que tienen un poquito de poder y que en menos de lo que te imaginas o te desaparecen a los animales que te protegen o llaman al carro de zoonosis».

Milagro González, veterana de la causa contra el maltrato animal y protectora desde hace dos décadas. (14ymedio)

Milagro González, veterana de la causa contra el maltrato animal y protectora desde hace dos décadas. Milagro González fue con Negrita, una cachorra atropellada en la calle Monte y abandonada por el chofer que la arrolló. Negrita va cargada porque, a consecuencia de las secuelas del accidente, ha perdido parte de sus patas delanteras. (14ymedio)

 

Al finalizar la caminata, en declaraciones a 14ymedio, Hidalgo-Gato dijo que se sentía feliz del resultado de la marcha y consideró que este domingo «va a marcar un antes y un después en cuanto a la lucha contra el maltrato animal en Cuba» y posiblemente lleve a la aceptación de una ley de bienestar animal.

«Ya empezamos por aquí, es la primera peregrinación autorizada con carteles de concientización y de paso se está exigiendo que aprueben una ley de bienestar animal que eduque y castigue a las personas que cometen crímenes y abuso contra ellos», agregó.

«En la marcha del año anterior participé, fue convocada por Aniplant, partieron del Coppelia hasta aquí pero era al menos unas 20 o 30 personas. Quizá la gente se siente más identificada cuando no dividimos por marcas o nombres y convocamos simplemente a amantes y protectores de animales, también las redes sociales hicieron su efecto», expresó.

El llamado a la marcha fue ampliamente compartido en Facebook y Twitter por quienes se quedaron con un sabor amargo después de que la protección animal fuera uno de los temas propuestos en los debates del proyecto constitucional, pero que finalmente no quedara incluido en el texto sometido a referendo el pasado 24 de febrero.

Medio millar de personas se dieron cita en La Habana para pedir respeto a los animales. (14ymedio)

Medio millar de personas se dieron cita en La Habana para pedir respeto a los animales. (14ymedio)

Hidalgo-Gato cree que este año las redes sociales permitieron «compartir en tiempo real» lo que se vive porque «información es poder». Considera además que lo ocurrido hoy es importante porque «abre puertas» y quizá el año que viene puedan «celebrar con una ley» de protección y bienestar animal.

 

En Cuba las manifestaciones públicas han sido siempre convocadas oficialmente y son conducidas siempre por autoridades que representan al Gobierno. Iniciativas como esta, que nace del universo del activismo independiente, han sorprendido a muchos y crean un precedente importante para la sociedad civil de la Isla.

Otra de las protectoras que llegó a la caminata fue Milagro González, una veterana de la causa. «Estoy aquí para abogar por una ley que pare el maltrato animal en nuestro país que es muy necesaria porque aquí se está viendo mucho maltrato. Esta marcha la hacemos para que se unan estas voces y se escuche en todo el mundo y que aquí en Cuba se apruebe la ley».

Esta protectora fue con Negrita, una cachorra atropellada en la calle Monte y abandonada por el chofer que la arrolló. «Da pena que el maltrato quede impune en nuestro país, la recogí y luego de varias cirugías ya está bien», dijo. Para ella «esta actividad es un paso de adelanto en pos de la protección animal» y espera que «mueva montañas».

«No nos vamos a callar, somos las voces de los que no pueden hablar», sentenció Milagros.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar