Cine y TeatroCultura y ArtesDemocracia y Política

TGIF: Oscars – Con su blanca palidez

chris-rock-oscar-countdown-770x443Esta entrega del Oscar 2016, plena de películas buenas (algunas) y mediocres (la mayoría, incluyendo la ganadora a Mejor Filme), no presentó una sola obra maestra, ni siquiera una excelente película. El pasado año tuvimos la suerte de contar con una excelente, la ganadora general, «Birdman», y una clara obra maestra, el mejor filme en lengua no inglesa, la polaca «Ida».

ida-poster

No es de extrañar, entonces, que la obra que ganó más premios fuera «Mad Max: Fury Road» (un total de 6), que lo hizo arrasando con casi todas las categorías «técnicas»: sonido, maquillaje, vestuario, edición, diseño de producción. Todos merecidos, por cierto. Un trailer de «Mad Max: Fury road«

 

 

 

 

Fue, asimismo, un año en el cual ninguna de mis películas favoritas fue nominada al premio mayor, si bien al menos recibieron nominaciones en otros renglones (sin mucho éxito): «Trumbo», «Carol», «45 years», o «Ex Machina» (ganó el Oscar a Mejores Efectos Visuales; merecía asimismo el de Mejor Guión Original).

 

 

 

 

Creo que el ritmo de la temporada de premiaciones del 2016 tuvo como muestra adecuada a la chica ganadora a Mejor Actriz, Brie Larson («Room»): una buena actuación, en una buena película con un mejor guión, pero ¿arrasar con todos los premios? ¿BAFTA, Independent Spirit Awards, Globo de Oro, Critics’ Choice Award, Actors Guild (SAG) y Oscars? La chica, que viene del mundo de la TV, se une a -e incluso supera, porque algunos de ellos no ganaron el Independent Spirit Awards- esta lista de colegas, que también cumplieron la hazaña:

Cate Blanchett (Mejor Actriz por «Blue Jasmine»), Anne Hathaway (Mejor Actriz por «Los Miserables»), Christoph Waltz (Mejor Actor de Reparto, por «Inglorious Basterds»), Christopher Plummer (Mejor Actor de Reparto, por «Beginners»), Colin Firth (Mejor Actor, «The King’s Speech»), Daniel Day-Lewis (dos veces Mejor Actor por «There will be blood» y «Lincoln»), Forest Whitaker (Mejor Actor, «The Last King of Scotland»), Geoffrey Rush (Mejor Actor, «Shine»), Heath Ledger («Mejor Actor de reparto, «The Dark Knight»), Helen Mirren (Mejor Actriz, «The Queen»), Jamie Foxx (Mejor Actor, «Ray»), Javier Bardem (Actor de reparto, «No country for old men»), Jennifer Hudson (Actriz de reparto, «Dreamgirls»), J. K. Simmons, (Actor de reparto, «Whiplash»), Julia Roberts (Mejor Actriz, «Erin Brokovich»), Julianne Moore (Mejor Actriz, «Still Alice»), Leonardo Di Caprio (Mejor Actor, «The revenant»), Mo’Nique (Mejor Actriz de reparto, «Precious»), Natalie Portman (Mejor Actriz, «El Cisne Negro»), Octavia Spencer (Actriz de reparto, «Help»), Patricia Arquette (Actriz de reparto, «Boyhood»), Phillip Seymour Hoffman (Mejor Actor, «Capote»), Reese Witherspoon (Mejor Actriz, «Wlak the Line»), Rene Zellweger (Actriz de reparto, «Cold Mountain»). Un caso especial es el de Kate Winslet, quien ganó todos los premios mencionados por «The Reader», pero con la salvedad de que el Oscar y el BAFTA los logró como Mejor Actriz, y el Globo de Oro, SAG y Critics’ Choice como actriz secundaria…

Se nota con facilidad que esta tendencia de arrasar con todo es bastante reciente

Es siempre una tentación «leer» las candidaturas del Oscar a Mejor Película en función de los temas que llegan más al corazón de los votantes de la Academia -que sabemos no siempre está ubicado en el mismo lugar que el del un ser humano cualquiera- . Si así hiciéramos, podríamos ver, por ejemplo, que entre las nominadas a Mejor Película escogieron:

a) Un filme que encanta a todo WASP (blanco, anglosajón, protestante): «Spotlight», una película mediocre, pero ¿cómo no nominar una obra cuyo tema fundamental es una crítica -bastante merecida, por cierto- a la Iglesia Católica? Al final, ganó el Oscar principal, a Mejor Película. Spotlight se convierte en el primer filme en ganar el premio a Mejor Película con sólo dos premios en total desde El espectáculo más grande del mundo, en 1962. (El otro fue a Mejor Guión Original.)

b) Otra película con muchas preferencias: «The Big Short«, acerca de las trapisondas de Wall Street y calles cercanas durante la víspera de la crisis financiera del 2008;

c) Un nuevo filme de la serie «Mad Max», (¿recuerdan la primera, con Mel Gibson?) pero mejor hecha. Eso le encanta a Hollywood, un filme de acción con méritos; cuando aparece no deja de hacerle swing. 

 

 

 

d) Una historia de amor clásica («Booklyn»): en este caso, chica irlandesa recién llegada al New York de comienzos de los cincuenta conoce a muchacho de Brooklyn, hijo de italianos. 

 

 

 

 

 

e) «Room«: Mamá secuestrada por años, y con un hijo nacido en el cautiverio. 

f) Aventura épica, una especie de pre-western (el género que más veces ha sido declarado muerto, y que siempre se las arregla para cruzar de vuelta la laguna Estigia cinematográfica), cuando los franceses y los indios todavía jugaban un papel fundamental en esos territorios posteriormente gringos: ‘The revenant».

Pero un problema de esta entrega no fueron los presentes, sino los ausentes: algunos actores negros -afroamericanos-, como Will Smith y su esposa Jada Pinkett-Smith,  pidieron que se boicotearan los Oscars debido a que por segundo año consecutivo no hubo nominados de ese color de piel entre los 20 actores y actrices finalistas…

Spike Lee, que recibió un Oscar honorario en ceremonia previa, afirmó ese día que «es más fácil que un negro presida Estados Unidos que lidere un estudio de Hollywood» ¿y?

¿La respuesta de Hollywood? En clave de humor, mostrando y demostrando la diversidad presente, y con el presentador Chris Rock -por cierto, un comediante afroamericano-, encabezando las tareas, con un discurso con un humor muy negro, en lugar del tradicional monólogo…

Algunos extractos:

«Estoy aquí en los premios de la Academia, también conocidos como los Premios de la Gente Blanca».

«Si el presentador tuviera que ser elegido por votos, no me habrían elegido a mí».

-«Tenemos esta controversia. Ningún actor nominado es afroamericano. Y hay gente que me dice «Chris, deberías boicotear el show. Deberías renunciar. ¿Cómo es eso de que quienes te piden que renuncies, son siempre desempleados? Nadie con trabajo te pide que renuncies».

-«La pregunta es: ¿Por qué estamos protestando? ¿Por qué en estos Oscars?» Es la entrega número 88, lo que significa que este asunto de que no hayan nominados negros ha ocurrido al menos en 71 ocasiones, OK?»

«Debemos suponer que eso ocurrió en los 50s y 60s, que en esos años no hubo nominados negros. Y los negros no protestaban. ?Por qué? Porque teníamos razones reales para protestar en ese entonces; estábamos demasiado ocupados mientras nos linchaban y violaban para preocuparnos por saber quién ganaba el premio a mejor fotografía». «Cuando tu abuela cuelga de un árbol, es difícil preocuparse sobre cuál es el mejor documental corto.»

«Jada está molesta porque su marido Will no fue nominado a mejor actor por «Concussion»; ya entiendo. No es justo que Will, que actúa tan bien, no sea candidato. Tampoco es justo que Will Smith recibiera 20 millones de dólares por «Wild, Wild, West». 

«En esta entrega las cosas van a ser algo diferentes. El homenaje In Memoriam incluirá a espectadores negros asesinados por policías mientras iban al cine».

«Si tú deseas que todos los años haya negros nominados, lo que se necesita es que haya categorías solo para negros. Eso es lo que se necesita.»

«Tú ya lo tienes con hombres y mujeres. Piensen al respecto: no hay una razón real para que existan categorías de actuación para hombres y mujeres por separado. No es que sean precisamente competencias de pista y campo. (…) Robert De Niro nunca ha dicho «mejor asumo esta actuación con tranquilidad, a ver si Meryl Streep me alcanza». 

«Rocky, el filme, sucede en un mundo donde los atletas blancos son tan buenos como los negros. Por ello pienso que Rocky es una película de ciencia-ficción. Hay cosas que suceden en la «Guerra de las Galaxias» que son más creíbles que Rocky». (…)

«Lo que trato de decir es que no se trata de boicotear nada. Es sólo que queremos oportunidades. Los actores negros queremos que se nos den oportunidades, como las tienen los actores blancos». (…)

«Bienvenidos a la entrega 88 de los Oscars. ¿Quieren diversidad? Tenemos diversidad; por favor, denle la bienvenida a Emily Blunt, y a alguien todavía más blanca, Charlize Theron». 

88th-Academy-Awards-Show

Emily Blunt y Charlize Theron en la entrega de los Oscars

Luego, en tono humorístico, nos mostraron escenas donde actores negros reemplazaban a blancos en algunas de las películas nominadas, como «El Marciano», «La chica danesa», o «Joy». En «El Marciano», el propio Chris Rock reemplaza a Matt Damon, y ve cómo el jefe de la NASA en el filme, Jeff Daniels, se niega a gastar 2500 $ para salvar a un astronauta negro.

Kermit-the-Frog

Como acto de entrega, debe reconocerse que, una vez más, dejó que desear. La sintonía fue de las peores en lo que va de siglo. Quizá le faltó el toque de nostalgia, el recuerdo de grandes filmes, de grandes actores. Sobre todo en beneficio de las jóvenes generaciones. Y en el siempre controversial asunto del presentador, perdidas por lo visto las esperanzas de que se consiga un ser humano que pueda hacer la labor, hay un movimiento -por ahora en tono leve, pero nunca se sabe- solicitando que se intente, por ejemplo, con «Kermit The Frog» (La rana René, del show de Los Muppets…)

El momento más emotivo del espectáculo fue el final de la interpretación -muy buena- de Lady Gaga, de la canción del documental «The Hunting Ground», que trata de los abusos sexuales ocurridos en campus universitarios (la canción fue presentada por el vicepresidente norteamericano, Joe Biden, ovacionado de pie por sus pares liberales), cuando la cantante alza los brazos junto a un grupo de jóvenes, todos víctimas de violación. Veamos el video:

 

 

 

Hasta la más reciente película de James Bond «Spectre», se ganó un Oscar (mejor tema de película). Es el quinto Oscar de la franquicia más duradera de la historia: 15 nominaciones en total, y ha ganado además por: «Goldfinger» (1964, Mejores Efectos de sonido), «Thunderball» (1965, Mejores Efectos Visuales), «Skyfall» (2013, Mejor Canción Original, y Mejor Edición de Sonido).

descarga

Alejandro González-Iñárritu ganó su cuarto Oscar en los dos últimos años (su segundo consecutivo como Mejor Director), ganándose el titular de un periódico hispano: «Alejandro González-Iñárritu, el mexicano que reina en Hollywood en tiempos de Trump». Es el tercer director en la historia en ganar el Oscar en años consecutivos. ¿Los otros dos? John Ford («Las uvas de la ira», 1940 y «Qué verde era mi valle», en 1941) y Joseph L. Mankiewicz («Una carta para tres esposas», 1949, y «All about Eve», 1950).  Claro, en esos cuatro casos estamos hablando de auténticas obras maestras del cine. Veamos un trailer de «All About Eve».

 

 

 

 

El también mexicano, el director de fotografía Emmanuel Lubezki, hizo historia al ser ganador por tres años consecutivos («Gravity«, del también director mexicano Alfonso Cuarón, 2014; «Birdman», dirigida por González Iñárritu, 2015, y «The revenant», del mismo director, este año.) De esta última, las diez mejores escenas:

 

 

 

 

 

Se sintió un respiro de alivio en la sala cuando se anunció que Leonardo Di Caprio ¡por fin! había ganado el Oscar a Mejor Actor. Era el auténtico favorito general, y dio un buen discurso -tenía años ensayándol0- sobre el cambio climático. Aunque prefiero la actuación de Bryan Cranston como el legendario guionista, perseguido por el macarthysmo, Donald Trumbo.

 

Ennio Morricone:

 

 

 

 

Chile ganó su primer Oscar –con un corto de animación («Historia de un oso») basado en el sufrimiento del abuelo del director causado por la dictadura pinochetista-, y un muy emocionado compositor Ennio Morricone subió al escenario con 87 años para recibir su primera estatuilla en competición (ya fue galardonado en su momento con el Oscar honorífico). Lo recibió por musicalizar la última película de Quentin Tarantino, «The hateful eight». 

«Amy», basada en la vida de Amy Winehouse, es una rareza: ganadora del Oscar a Mejor Documental, ha sido todo un éxito de taquilla. El trailer de «AMY»:

 

 

 

 

onstage during the 88th Annual Academy Awards at the Dolby Theatre on February 28, 2016 in Hollywood, California.
                    Mark Rylance 

Dos premios que disfruté mucho, fueron los de Actor y Actriz Secundarios, otorgados a Mark Rylance («Bridge of Spies») y la sueca Alicia Vikander («The Danish Girl»). Creo que Vikander tenía incluso más méritos para el premio por su papel de robot en «Ex Machina». El trailer:

 

 

 

Y Rylance, en palabras muy emotivas, dio las gracias a Steven Spielberg, su director, y a su compañero de rodaje, Tom Hanks. Se requiere que te llame un Steven Spielberg para que Rylance abandone su amada labor teatral. Oyéndolo dar unas gracias muy humildes, pensé que el legendario actor podría sin problemas darle un curso introductorio de actuación de Grandes Ligas al 90% de los presentes en la sala. Veamos varias escenas de «Bridge of Spies»

 

 

 

 

Las victorias de Vikander y Rylance subrayaron el internacionalismo de los actores nominados. La mitad de los 20 actores y actrices candidatos no solo eran blancos, sino de países de la Commonwealth, la comunidad británica. Veamos quienes son los diez:

-Michael Fassbender, Eddie Redmayne, Cate Blanchett, Charlotte Rampling, Saoirse Ronan, Christian Bale, Tom Hardy, Mark Rylance, Rachel McAdams, Kate Winslet. De ellos, los decanos son sin duda Rylance y Rampling. Pero no hay duda de que el futuro de las promociones actorales de Gran Bretaña y países hermanos luce muy consolidado. (Ya Bale, Blanchett, Winslet y Redmayne han ganado honores mayores, incluyendo el Oscar.) Y otros, como Maggie SmithLady in the Van»), Helen MirrenTrumbo»), Tom Courtenay («45 years»), Idris ElbaBeasts of no Nation») o Rachel Weisz («Youth»), podrían haber sido nominados al Oscar, como de hecho lo fueron a otras premiaciones.

Veamos un trailer de «45 years», con la magnífica actuación de Charlotte Rampling:

 

 

 

 

A lo largo de la noche hubo mensajes de todo y para todo: el cambio climático, la homofobia, la diversidad, el machismo, las violaciones, y hasta el Vaticano (por los productores de Spotlight, la película ganadora. En un momento dado dijeron: «Papa Francisco, es tiempo de proteger a los niños, y de restaurar la fe».) Luego, el Vaticano, vía L’Osservatore Romano, elogió la película, por dar voz al «profundo dolor» que se siente en todo el mundo por los casos de abuso sexual a niños por parte de miembros del clero, el tema central de la película. 

Finalmente: un show mediocre, con películas la mayoría simplemente superando el aprobado. Se nota que lo técnico predominó (incluso de la muy buena actuación de Di Caprio se destacan las escenas con el oso y con el caballo, auténticos triunfos de los efectos especiales.) Esperemos que el 2017 sea mejor. No será muy difícil, en todo caso. 

Etiquetas
Cerrar
Cerrar