Derechos humanosDictaduraViolencia

Bachelet demanda a Maduro frenar “uso excesivo de la fuerza”en Venezuela

Alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos deploró las muertes ocurridas anteayer y exigió al gobernante “frenar y arrestar” a grupos paramilitares represores.

Hasta ahora había calificado la crisis en Venezuela como “preocupante”, como lo dijo hace un mes, el 24 de enero. Este domingo -un día después de la tensa y violenta jornada en la frontera de ese país con Colombia y Brasil-, la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, subió peldaños en su discurso y demandó a la administración de Nicolás Maduro poner fin a la violencia y además frenar a los grupos armados progubernamentales que reprimieron manifestaciones.

Las palabras de la expresidenta fueron divulgadas a las 15.50 del domingo a través de la cuenta de Twitter oficial de noticias de las Naciones Unidas (@NoticiasONU), en un comunicado.

“Se ha disparado a personas y algunas han muerto, hay quien ha recibido heridas de las que nunca se recuperará, incluyendo la pérdida de un ojo”, afirmó, añadiendo que “estas son escenas deplorables. El gobierno venezolano debe obligar a los cuerpos de seguridad a dejar de emplear el uso excesivo de la fuerza contra manifestantes desarmados y ciudadanos comunes”.

En otro de sus párrafos el texto consigna, sin entrecomillar sus palabras, que “Bachelet dijo que ha recibido informes de varios incidentes violentos -en algunos casos prolongados- en diferentes puntos de las fronteras con Colombia y Brasil vinculados al bloqueo por parte de las fuerzas de seguridad de la asistencia que se dirigía hacia el interior de Venezuela a través de fronteras cerradas”.

Agregó el comunicado que la alta comisionada “también recibió varios informes que apuntan al involucramiento de grupos armados progubernamentales en los ataques violentos en contra de manifestantes”.

Ante ello, Bachelet pidió a Maduro “frenar a estos grupos y arrestar a aquellos que utilizaron la fuerza de manera ilegal en contra de manifestantes. El uso de fuerzas paramilitares o parapoliciales tienen una larga y siniestra historia en la región”.

Cerró insistiendo en que “es muy alarmante verlas operar de manera tan clara en Venezuela. El gobierno puede y debe frenar que estos grupos sigan exacerbando una situación ya de por si altamente inflamable”.

Y el secretario general de la ONU, António Guterres, declaró estar “conmocionado” por las muertes y pidió “que se evite la violencia a toda costa y que no se utilice la fuerza letal en ninguna circunstancia”.

Allamand: “Al fin”

Las palabras de Bachelet fueron valoradas en el oficialismo, pero catalogadas de insuficientes.

“Es positivo que al fin Michelle Bachelet haya emitido un pronunciamiento condenando al régimen dictatorial de Maduro y su uso ilegítimo de la fuerza”, dijo el senador RN Andrés Allamand.

“Marca un paso, pero un paso minúsculo de lo que debería ser su rol en el papel que tiene. Tiene que ir acompañado de algo mucho más profundo: condenar una forma de hacer las cosas, de violentar derechos y libertades”, acotó el senador UDI Juan Antonio Coloma.

“Bien que condene la violencia y el uso y abuso de la fuerza desmedida en contra del pueblo por parte del dictador Nicolás Maduro. Ahora esperamos que reafirme su convicción democrática y que finalmente se ponga del lado de la democracia y el inquebrantable respeto a los derechos humanos”, sostuvo el diputado Evópoli Francisco Undurraga.

El rol de la alta comisionada ante la crisis caraqueña ha sido pasto de conflicto entre el gobierno y la oposición. El oficialismo le ha demandado una intervención más marcada a medida que el proceso se ha ido agravando, ante lo cual los adherentes de la expresidenta han defendido su rol en las Naciones Unidas.

Esta cuestión ha provocado otros incidentes, como el protagonizado por el cantante español Miguel Bosé (ver recuadro).

Sus señales anteriores

El 24 de enero, al día siguiente que Juan Guaidó se autoproclamara presidente encargado de Venezuela, la alta comisionada había declarado que “esperamos que haya una solución política pacífica, en la cual haya un diálogo político que nos permita llegar a una respuesta que tenga que ser pacífica”, y rotuló la situación venezolana de “muy preocupante”.

Antes, a comienzos de enero, la ONU había confirmado que Bachelet había sido invitada por el gobierno de Maduro a Venezuela. Después ella señaló que primero enviaría una misión de avanzada.

Los hechos posteriores dejaron la visita en suspenso.

 

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar