Derechos humanosDictaduraViolencia

Biden dice que protestas en Cuba son ‘un llamado a la libertad’

El presidente Joe Biden se pronunció en apoyo del pueblo cubano y calificó a las inéditas protestas que sacudieron la isla el domingo de constituir un “llamamiento por la libertad” y el alivio” de la pandemia y décadas de dictadura.

“Apoyamos al pueblo cubano y su llamamiento a la libertad y al alivio del trágico control de la pandemia y de las décadas de represión y sufrimiento económico a las que ha sido sometido por el régimen autoritario de Cuba”, dijo Biden, en un comunicado.

La respuesta del presidente se produce un día después de que miles de personas salieran a las calles en ciudades y pueblos de Cuba, incluida La Habana, para pedir el fin de la dictadura y exigir alimentos y vacunas.

“El pueblo cubano está haciendo valer con valentía los derechos fundamentales y universales”, dijo Biden. “Esos derechos, incluido el derecho a la protesta pacífica y el derecho a determinar libremente su propio futuro, deben ser respetados. Estados Unidos hace un llamado al régimen cubano para que escuche a su pueblo y atienda sus necesidades en este momento vital en lugar de enriquecerse ”.

Las protestas sin precedentes estallaron en varias de las ciudades más grandes de la isla – La Habana, Santiago, Santa Clara, Matanzas, Cienfuegos y Holguín – pero también en localidades más pequeñas como San Antonio de los Bañols, Palma Soriano, Cárdenas, Colón, Guira de Melena, Artemisa y otros.

Las imágenes de multitudes enojadas volcando coches de policía no se veían en un país donde el gobierno comunista ha mantenido un estrecho control sobre la población durante más de seis décadas.

Videos que circulan en las redes sociales muestran a miembros de la policía golpeando e incluso disparando a los manifestantes, después de que el gobernante cubano MIguel Díaz-Canel, elegido a dedo por Raúl Castro, instara a los “comunistas” a salir y enfrentarse a los manifestantes.

“Haremos cualquier cosa”, dijo, para detener el levantamiento. “Las calles son para los revolucionarios”.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que la administración está “monitoreando de cerca” la situación.

“Todo indica que las protestas de ayer fueron expresiones espontáneas de personas que están exhaustas con la mala gestión económica y la represión del gobierno cubano”, dijo Psaki. “Y estas son protestas inspiradas en la dura realidad de la vida cotidiana en Cuba, no en personas de otro país. Lo digo porque ha habido una serie de acusaciones “.

En un discurso televisado el domingo, el líder cubano culpó de las protestas a Estados Unidos y de un plan para “asfixiar” al país mediante sanciones para desencadenar un levantamiento social. El lunes por la mañana, Díaz-Canel calificó los hechos del domingo como un “día histórico en defensa de la revolución”.

Psaki calificó las afirmaciones de Díaz-Canel de “simplemente inexactas”.

“El embargo de Estados Unidos permite que lleguen a Cuba bienes humanitarios. Agilizamos cualquier solicitud de exportación de suministros médicos o humanitarios a Cuba. Ese sigue siendo el caso”, dijo a los periodistas en una sesión informativa.

Más tarde el lunes, Biden dijo a los periodistas que las protestas actuales en Cuba no se parecen a nada que haya visto en el país.

”El pueblo cubano está exigiendo su libertad de un régimen autoritario, y no creo que hayamos visto una protesta como esta en mucho, mucho tiempo”, dijo.

La última vez que los cubanos salieron a las calles a protestar contra el gobierno comunista fue en 1994, cuando Fidel Castro estaba vivo.P ero el levantamiento, conocido como el Maleconazo, solo tuvo lugar en La Habana y no duró mucho, ya que el ex líder cubano rápidamente convirtió las manifestaciones en el éxodo masivo conocido como la crisis de los balseros tras abrir las fronteras marítimas de Cuba.

 

Botón volver arriba