CorrupciónDemocracia y PolíticaJusticia

Carlos Pólit fue el escudero del correísmo

El remezón que acaba de sufrir el excontralor Carlos Pólit en la Corte de Florida, que lo acaba de declarar culpable de lavado de dinero, es un duro golpe para el correísmo. En 2007, Pólit fue designado contralor por el entonces presidente Rafael Correa. Los diez años que estuvieron en el poder, Correa, Jorge Glas y otros altos funcionarios fueron protegidos por Pólit, con quien tenían línea directa. El juez de cuentas informaba todos los meses a Carondelet sobre los casos sensibles que podrían afectar al régimen. En 2008, como una de las primeras muestras de su lealtad, desvaneció una glosa que Correa tenía impaga desde 1995, por irregularidades en su desempeño como director administrativo en un proyecto con el BID. Nota actualizada este 23 de abril del 2024.

Redacción Código Vidrio

Uno de los puntales de impunidad del gobierno de Rafael Correa fue la estrecha cercanía que tuvo, mientras estuvo en el poder, con el entonces contralor Carlos Pólit. Él acaba de ser declarado culpable de seis cargos, incluidos conspiración y encubrimiento para lavar activos, en la Corte del Distrito Sur de Florida, en Estados Unidos.

El fallo contra Pólit, de 73 años, es un duro golpe para el correísmo. Desmonta sus denuncias constantes de que el sistema judicial ecuatoriano y los gobiernos de turno han orquestado una persecución despiadada contra quienes ocuparon cargos importantes en su administración.

Tras escuchar el veredicto en el tribunal de Miami, el fiscal Alexander Kramer pidió el encarcelamiento inmediato de Pólit, por riesgo de fuga. Entonces, tres agentes se acercaron al excontralor para detenerlo, mientras él se retiraba la chaqueta y la corbata. Después abandonó el salón para ser trasladado hasta el Céntrico de Detención Federal de Miami, frente a la Corte, según publicó el portal Primicias en una nota de  su enviada, Estefanía Celly.

Una vez conocido el pronunciamiento, la jueza Kathleen Williams deberá emitir la sentencia en un plazo de 45 días, que podría ser de entre 20 y 60 años de prisión. La defensa de Pólit anunció que pedirá una fianza para ser liberado.

¿Hasta dónde llegó la cercanía de Pólit con Correa? En febrero del 2007, él fue designado juez de cuentas por el entonces mandatario, de una terna que le envió el Congreso.

El manabita de ascendencia italiana pronto se aseguró la confianza del nuevo régimen, al que protegió sistemáticamente con sus auditorías. Así, ganó dos concursos consecutivos para lograr la reelección como contralor, con notas perfectas. Lo escogió el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, de siete integrantes, todos incondicionales del gobierno de Alianza País.

Pólit tenía línea directa con Carondelet para informar sobre los casos sensibles que podrían afectar a sus autoridades; se comunicaba permanentemente con Correa y su vicepresidente Jorge Glas. También con representantes de algunas empresas que fiscalizaba, entre ellas Odebrecht. Precisamente, Pólit fue sentenciado en Ecuador por recibir coimas por 10 millones de dólares de esa empresa, a cambio de favores, en contubernio con el régimen. Cuando sospechó que sería procesado por la Fiscalía huyó a Miami, donde tiene varias propiedades.

Pólit fue detenido en Estados Unidos en marzo del 2022, por operaciones de blanqueo de capitales, con la ayuda de otros operadores ecuatorianos, vinculados a casos de corrupción, también investigados por la justicia estadounidense. Con los millonarios sobornos que obtuvo para favorecer al desvanecimiento de glosas de Odebrecht y otras empresas y personas en Ecuador, Pólit abrió empresas y compró propiedades, a nombre de testaferros en Florida.

En Ecuador, la relación Pólit con el gobierno de Correa está detallada en cientos de páginas encontradas en los archivos de su exasesora Pamela Martínez, dentro del juicio ´Sobornos´.

“Resumen de informes”, se titula uno de ellos, del 20 de mayo de 2011. -“Contralor: Pide al SP (Señor Presidente) que se le otorgue 15 minutos al mes para mantenerlo informado de varios temas en la ciudad y el lugar que el presidente disponga y ratifica su lealtad”.

También quedó en evidencia que ese gobierno incluso ubicó funcionarios de su confianza en dependencias de la Contraloría.

-“Auditores internos en Alcaldías y Prefecturas. El contralor solicita que el señor presidente le dé los nombres para estos cargos, meses atrás Irina Cabezas recomendó a 150 personas pero no han resultado tan competentes ni leales al gobierno”, indica un documento adjuntado al juicio.

-“Director de la Contraloría en Manabí: el contralor pide que el presidente le dé el nombre, lo necesita con urgencia, previamente lo ha pedido al Dr. Alexis Mera, pero la candidata sugerida no cubre las expectativas del puesto”.

Pólit, quien fugó a Miami en 2017, ha negado su estrecha cercanía con Correa, asegurando que en su administración sí se hicieron auditorías que establecieron irregularidades de instituciones y funcionarios de ese gobierno.

⇒El excontralor era un protegido del correísmo, que lo blindó también en el poder judicial, que tenía bajo su control. El 20 de abril del 2017, meses antes de que terminara el mandato de Correa, los integrantes de la Comisión Nacional Anticorrupción (CNA) fueron condenados a un año de prisión por acusar al entonces contralor Pólit, por su vinculación con las coimas de Odebrecht. «Siete años exactos después, en el juicio en EE.UU. se nos ha dado la razón», dijo el titular de la Comisión, Germán Rodas⇐

Pólit extinguió la glosa de Correa

Corría el año 1992. El joven economista Correa encandiló a sus jefes y colegas con su locuacidad y empuje. Llegó como un torbellino. Pero de un momento a otro, cuando las cosas se salieron de control y se revirtieron en su contra, no dudó en atacar a todos los que lo señalaban por sus abusos de poder.

El estreno de Correa en el sector público se remonta a inicios de los 90, en el proyecto MEC-BID, con el Ministerio de Educación.

El primer campanazo fue en 1992. A su regreso de Bélgica, fue empleado en un proyecto del Ministerio de Educación, y asumió el cargo de director administrativo del MEC-BID, durante el gobierno de Sixto Durán Ballén. Por cerca de un año, Correa, quien entonces tenía 29 años, fue parte de ese programa para el mejoramiento del sistema educativo, con un presupuesto de 110 millones y un equipo permanente de 120 personas.

Precisamente en 1995, dos años después de su salida, Correa fue denunciado por funcionarios del MEC-BID, por haber cobrado su salario (1.300 dólares) sin trabajar, según una auditoría del Ministerio de Educación. La investigación determinó que perjudicó al proyecto.

 

 

Carlos Pólit fue posesionado por la entonces presidenta de la Asamblea, Gabriela Rivadeneira, para un nuevo período en la Contraloría, el 15 de marzo del 2017.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El año siguiente, las autoridades de control determinaron más irregularidades. Establecieron que se pagaron anticipos de contratos en condiciones perjudiciales para el proyecto.

Esas anomalías tuvieron más secuelas para Correa. Detonaron el inicio de un examen de Contraloría que en 1998 confirmó una glosa que quedó en firme en su contra y de Pedro Espinel (director de Obras Civiles) de 23 millones de sucres, equivalentes a 3.285 dólares, al tipo de cambio de la época. El salario básico mensual era de 100 mil sucres.

En su informe, revisado por este portal, los auditores establecieron que mientras estuvo en el MEC-BID Correa aprobó tardíamente el reajuste de precios del anticipo del contrato de construcción del colegio UNE, por 44 millones de sucres, violentando la Ley de Contratación, por lo que debía pagarse solo 19,5 millones. El perjuicio fue de 23 millones.

La versión de Correa sobre lo ocurrido en el MEC-BID se recoge en su libro ´Ecuador: De Banana Republic a la no República´. “Cuando como director administrativo-financiero de los proyectos MEC-BID, manifesté que era mejor terminar con algunos de los más ineficientes, mis superiores me llamaron la atención por imprudente. Cuando me negué a pagar un contrato por su evidente ilegalidad, para sorpresa mía se me vino el mundo encima. Desde el propio Ministro de Educación se me ordenó seguir pagando el ilícito contrato. Después de una larga lucha de varios años, en que tuve incluso que enfrentar varios procesos judiciales en mi contra, la justicia me dio la razón y ordenó la terminación del ilegal contrato”.

La glosa contra Correa estuvo en firme hasta su llegada al poder. El 3 de diciembre del 2007, el exmandatario fue invitado por Pólit a la ceremonia por el aniversario de la Contraloría. Uno de los actos centrales fue la entrega de reconocimientos a los funcionarios de mayor antiguendad entre quienes estaban Marco Manjarrés, el auditor que elaboró el informe del MEC-BID, y Hugo Espinosa, director de Responsabilidades.

Luego, ante cientos de empleados, Correa tomó la palabra. Atacó al auditor y al Director que lo investigaron y determinaron la glosa, acusándolos de haberlo perseguido injustamente por años, solo por cumplir su trabajo y evidenciar las fallas de los proyectos que tenía el BID con Educación.

La arremetida del entonces presidente desconcertó a los funcionarios presentes. Incluso, dos dirigentes de los trabajadores de la Contraloría abandonaron el salón, en señal de protesta y solidaridad con sus compañeros, según recuerdó un funcionario de carrera de la institución.

La embestida tuvo consecuencias once meses después. En noviembre del 2008, el entonces contralor Pólit ordenó que se desvaneciera la glosa por responsabilidad solidaria en contra de Correa y de Espinel.

 

EN 1998 LA CONTRALORÍA CONFIRMÓ LA GLOSA SOLIDARIA CONTRA RAFAEL CORREA. DIEZ AÑOS MÁS TARDE, PÓLIT LA EXTINGUIÓ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba